Revista Libros y Letras edición 93

Literatura

Los libros mas vendidos

Un café en Buenos Aires

Literatura infantil y juvenil

Latest Post

No. 7676 Bogotá, Lunes 27 de Febrero de 2017 



Mientras unos dan plomo, nosotros damos pluma
Jorge Consuegra




Por: José Acevedo


Ilustraciones: Gonzalo Seis



A propósito de la gira nacional que el escritor sevillano José Acevedo realiza por España, Libros & Letras publica en exclusiva uno de los relatos incluidos en su nuevo libro Metamorfosis y otros relatos. 49 + 1 sombras, publicado por Ediciones Carena. Breve pieza literaria que Acevedo dedica a Covadonga. Todas las metamorfosis y todos los caminos se perciben en el tono del autor en el último de los relatos que integran la obra. El 18 de marzo será la próxima presentación de la gira Metamorfosis en la librería La Isla de Siltolá, de Sevilla, luego el 1 de abril estará en la librería Picasso de Granada.

Después de tantas metamorfosis sufridas; de tantos vaivenes en el lugar y en el tiempo; de tantas juventudes vividas, sentidas y abrazadas; de tantas Lucías encontradas presentes y olvidadas en la memoria; de tantas luces y sombras en un total de cuarenta y ocho; de tantos momentos presenciados en primera y tercera persona a lo largo de las páginas de mi vida, de la de otros... Parece que el reloj del tiempo le ha dado por pararse en un punto determinado, no sé con qué objetivo, pero intentaré entenderlo abriéndole las puertas al corazón y a la ilusión una vez más.



Carlos me había invitado a la presentación de su nuevo libro. Además de él, allí estábamos la mayor parte de sus seguidores, incluso alguien más. La casualidad a la que volvía a enfrentarme, la que me puso delante de ella, tan desconocida hasta aquella hora exacta de la tarde cordobesa. La saludé, se sentó a mi lado, abrimos conversaciones que nos alejaban de las otras tantas personas con las que compartíamos cervezas y mesa, la misma en la que Carlos intentaba imponer su conversación sobre su Anabel, sobre su Carla, sobre sus tierras del sur. Yo, simplemente, me dejaba enamorar por la cercanía de esa alguien más, por su sonrisa, por sus palabras, ajeno a todo lo demás. Debió de parecer un mundo, pero el tiempo se me fue volando, por mucho que intentara prolongarlo, por mucho que camináramos diez minutos después bajo la noche de la ciudad, junto a una maceta, junto al libro de Carlos, en el interior de su coche, sin dejar de hablar, sin dejar de sentir.

Aquel trayecto corto hasta mi hotel fue de esos momentos que nunca olvidamos, los que esperamos para un final feliz en una película, aunque nunca llegue a suceder del todo, que siempre deseamos que se prolongue, que suceda lo que esperamos, el final feliz, el abrazo de los cuerpos que se despiden sintiéndose más unidos que nunca, para no volver a separarse, la proximidad de dos labios que se despiden para volver a encontrarse pronto, el pellizco profundo que nos atrapa definitivamente y nos deja heridos de sentimientos.

Entonces no sabía su significado. Días después tampoco. Aunque sigo emocionándome al recordar el momento, al prolongarlo en el tiempo, al construir con él mi propia película con su propio final. Esta mañana me he atrevido a confesárselo a ella, que ella interprete, que ella haga lo que quiera.

También he llamado a Carlos, le he contado ese estado de embriaguez en el que me encuentro desde aquella tarde. Me ha pedido sinceridad, me ha pedido atrevimiento, me ha pedido que abra mi ilusión al presente de la vida, cerrar las puertas a las cuarenta y tantas sombras de mi existencia, escribir con sus palabras la nueva historia que ahora comienza, la que yo sea capaz de componer.


Nos veremos muy pronto. Eso espero.

Hasta mañana, Elena.


Bogotá.


El próximo miércoles 8 de Marzo a las 5:00 p.m., en la Casa de Poesía Silva (Calle 12C N° 3-41, La Candelaria), el Maestro Fabio Josías Polanco ofrecerá un recital poético-musical con motivo de la celebración del Día Internacional de la Mujer,


La poesía es lo único eterno y ella demuestra la existencia del hombre y perpetúa su memoria (Germán Santamaría)

“En el fondo, un poema no es algo que se ve, sino la luz que nos permite ver. Y lo que vemos, es la vida”, decía el novelista y poeta estadounidense Robert Penn Warren, autor de la extraordinaria novela Todos los hombres del rey, adaptada al cine por Steven Zaillian en 2006, y protagonizada por Sean Penn.

“La luz que nos permite ver”, subrayaba el dos veces ganador del Premio Pulitzer, en el caso de la poesía, se transforma en la lumbre íntima del hombre en el lerdo y fatigoso transcurrir de su existencia.

Esa tea olímpica de la inspiración y la palabra que los dioses confieren a ciertos privilegiados, la viene empuñando de hace más de veinte años el maestro Fabio Josías Polanco (Dolores, Tolima), con el mismo rigor y disciplina de cuando fue el pujante y aventajado empresario de la industria musical en Colombia, y la única bombilla encendida al final de la ardua jornada, ya bien entrada la noche, era la de su oficina. Lo sigue siendo.

Polanco es poeta de tiempo completo. Sólo hay que admirarlo en su escritorio, al frente de la pantalla de su computador, entre mamotretos de poesía y arrumes de diccionarios, tazas de café y volutas de mentolados, para entender que el bardo se tomó a pecho el oficio más solitario y desamparado de todos, y el menos rentable, en franca lid con las palabras, haciendo caso omiso de la estruendosa vocinglería de buhoneros, falsos predicadores, músicos de asfalto y racimos de orates y melindrosos que a toda hora se filtra por sus ventanas.

Sin haber pasado por una academia de literatura, Polanco tiene la facultad de hacer de un verso una filigrana, y de todos sus versos el gran entramado de una obra que él ha distribuido para citar con denodada pausa en su timbre grave de declamador de época (como el recordado Jorge Correa Tamayo), o en el pentagrama del folclore colombiano, con los acordes y las voces de sus amigos artistas más cercanos: la virtuosa intérprete Bibiana, el Dueto de Los Hermanos Tejada, el Dueto Nocturnal, entre una extensa lista de reconocidos artistas como el Binomio de Oro, Ana y Jaime, y el cantautor argentino Mario Álvarez Quiroga, quienes desde sus voces han dado brillo y memoria a sus inspiraciones.

Sucede con Polanco que a la sazón de su ininterrumpida labor de poeta, también oficia de psiquíatra clínico y sin cita previa. A su despacho llegan amigos de años a contarles sus cuitas: las tribulaciones de un amor empantanado, las desilusiones de los hijos ingratos y calaveras, los descalabros económicos, o esas tristezas y depresiones propias de la senectud que no tienen remedio en los vademécum de farmacopea, sino en la sabia conversación de un letrado como él, en sus apuntes tocados de socarronería, rubricados por su generosa sonrisa.

Con habilidad de prestidigitador extrae de los archivos de su computador el poema o la melodía indicados para el caso. O una anécdota o añoranza de sus propias vivencias para ilustrar la situación. La terapia, acompañada de infusiones aromáticas y tintos humeantes, transcurre entre la duración e intensidad del poema o de la letra musicalizada. Les aseguro que el resultado es efectivo. Pueden consultarlo.

Se los digo con conocimiento de causa, yo que he sido uno de sus pacientes más antiguos y frecuentes. Hace un tiempo, el maestro Polanco me compartió un homenaje en tiempo de tango a uno de sus amigos más queridos, ya fallecido.

La historia contada por él y la melodía consecuente, me aprisionaron el pecho y me hicieron un nudo en la garganta, que sólo se pudo saldar con un perlado lacrimógeno.

Pero como dicen que la sal de las lágrimas lava y expurga las penas más delatoras y profundas, sentí después el alivio que depara el placebo milagroso de la palabra.

Y de la palabra, el poeta de Dolores, Tolima tiene un almacén bien surtido con esas medicinas del espíritu, que en presentación de frasquitos de onza de sus endecasílabos, como en las boticas centenaristas, son sus estimulantes versos que cantan a la vida, al amor, al destino ineludible, a la mujer como estandarte de su poesía, al calor y la memoria de la nacencia, y al territorio que nos atañe con el verde musical de sus paisajes: Ese universo que en los vuelos de la imaginación, transmuta el poema.

“La luz que nos permite ver la vida tal y como es”, de la que habla el escritor Penn Warren, crepita latente y redentora en el alma de Polanco y ojalá nos acompañe y nos guíe siempre en los derroteros existenciales de nardos, espinas y abrojos que a fin de cuentas es este pedregoso camino de la existencia, ese eterno ejercicio que compromete al hombre a transgredir y cuestionar la condición humana, y nuestro breve y dispendioso viaje terrenal.

Está escrito: La vida de algunos hombres no siempre está signada por el oficio o profesión con el que comúnmente se les conoce, sino por la virtud intrínseca con que la naturaleza los premia.

A Polanco, en los albores de su vida, aquejada por necesidades económicas, pero más por los derrotes de la persecución y la violencia bipartidista que fue incisiva en el territorio que lo vio nacer, Dolores, Tolima, nunca se le pasó por la cabeza que con el tiempo se fuera a convertir en uno los más vigorosos y prósperos empresarios de la industria discográfica en Colombia, potencial generador de empleo a lo largo de 35 años, al frente de su emblemático sello Discos La Rumbita, con el que alcanzó a dirigir alrededor de setenta almacenes en diferentes puntos del país.

La cada vez más abrumadora tecnología digital y la rapiña arrasadora de la piratería acabaron con su razón social, como lo han sufrido cantidad de compañías disqueras y tiendas de música. Hace cinco años, con nostalgia, pero con la satisfacción del deber cumplido, cerró el último almacén, ubicado en la calle 22 con carrera 7°: el Mercado Mundial del Disco.

La Rumbita quedó en el recuerdo, pero Polanco no abandonó su querencia. Allí asiste todos los días, como si estuviera cumpliendo al horario puntual que durante años le confirió su rol de propietario y gerente. Después de innumerables bregas con el acetato, el casete y el discompacto, se dedicó de lleno a su vocación de poeta y compositor, oficio que viene desarrollando con esmero y dedicación de hace más de veinte años.

En esa misma oficina donde a diario se reunía con managers, promotores, directores, gente de la industria, y por supuesto, artistas del momento como Shakira, Diomedes Díaz, Joe Arroyo, Fruko, Noel Petro, entre otros, Polanco emprende el vuelo de la inspiración a la caza de versos, relatos costumbristas de sus vivencias en las parcelas de la infancia, pero también del amor en todas sus formas, a la mujer que nos dio el ser, a la compañera de vida, a la patria, a su gente, a su música y a sus tradiciones, hasta que cae el velo de la noche.

En este ejercicio solitario, el bardo tolimense se revela hondo y reflexivo con esa Colombia que lo exalta, pero que también lo toca en lo más profundo, en el conflicto que llevamos padeciendo tantos años, en la desigualdad social, pero también en el anhelo de paz y reconciliación, y en la fortaleza, el ingenio y la capacidad de los colombianos ante la adversidad. Como la historia así lo ha demostrado.

Hay que oír a Polanco relatando sus innumerables anécdotas, como las de aquellos tiempos cuando fue pionero en Colombia del telemercadeo, a través de un televisor de los antiguos donde exhibía en una ventana de su almacén que daba a la calle, las promociones del momento con vídeos domésticos que él mismo producía y mezclaba.

Afuera, la gente se arremolinaba, y varias veces se presentaron accidentes en la carrera 7°, porque quienes iban al volante quedaban embebidos con los saltos y piruetas de un Mario Moreno ‘Cantinflas’ en blanco y negro, bailando descalzurriado al son de La lambada, El revoliático, La maestranza, El pávido navido, o con cualquiera de los hits del momento.

También de las proezas que hacía con los artistas que invitaba a su almacén, como Shakira, que aparece en un vídeo artesanal de antología enredada con el cable del micrófono, anunciando uno de sus trabajos musicales, con la promoción de rigor para todos los ídolos: ‘Adquiéralo aquí, en Discos La Rumbita’.

Estricto, disciplinado, exigente, con el carácter y la transparencia de los tolimenses curtidos en el trabajo y la confianza en sí mismos, Polanco resume sus nostalgias como empresario discográfico, motor y generador de empleo, y ejemplo para las nuevas generaciones de cómo se puede empezar de cero y, con temple, actitud y perseverancia, llegar muy lejos.

Tal y como él lo hizo hace 50 años, cuando soñaba ser un locutor estrella, pero el destino le tenía otro terreno preparado: el del comercio musical, el mecenazgo como semillero de nuevas promesas artísticas, y en su fuero personal, esa aura de Quijote representada en el oficio silente de la escritura, como lo sustenta su libro Fabio Polanco, el otro, el auténtico, prologado por el reconocido escritor y periodista, hoy Embajador de Colombia ante el gobierno de Portugal, Germán Santamaría.

La poesía es lo eterno, y ella demuestra la existencia del hombre y perpetúa su memoria. Entre el hombre y la poesía existe un solo puente: el amor (…) En el epicentro de este paradigma fantástico, se encuentra la parábola vital y la obra de Fabio Polanco, hijo de la mujer y de la tierra, pasajero del mundo, cazador de pasiones; asume la poesía como quien enfrenta los más altos desafíos de la existencia.

Con Fabio Polanco no sólo se habla de arte, de música y de poesía, sino de todo lo que concierne a ese ejercicio voraz y apasionante que, como en el título del memorioso libro de Cesare Pavese, El oficio de vivir, nos remite a reflexionar sobre el por qué y el para qué de nuestra rauda estación en el planeta, pero también de las glorias, batallas, frustraciones y mezquindades humanas.

En su apostolado con su recital poético-musical La Paz tiene la Palabra, acompañado en el piano por el maestro Jorge Zapata, y con la interpretación de sus letras de la virtuosa contralto manizalita Bibiana, Fabio Polanco se consolida como el Poeta del Perdón y la Reconciliación, del No rotundo a la guerra, y del Sí perdurable de la Paz, que es el anhelo esperado por tantos años, que todos los colombianos de bien estamos abrigando.

Sus recitales, de lleno en diferentes auditorios, le han retribuido el aplauso y el reconocimiento masivo en escenarios como la Casa de Poesía Silva, la legendaria Librería Lerner (sede centro), el paraninfo de la Biblioteca Nacional de Colombia, el salón 'Luis Carlos Galán', del Congreso Nacional, el Comando de Policía del Departamento de Boyacá, en la apertura de la instalación de la Red Nacional de Paz y Prosperidad, el 43° Festival Internacional de la Cultura, en Tunja, la Cárcel de Mujeres El Buen Pastor, la Basílica de Nuestra Señora del Rosario de Chiquinquirá, el Santuario de Monserrate, en el marco de la Celebración Eucarística oficiada por Monseñor Sergio Pulido Gutiérrez, la Catedral Primada de Colombia, el pasado 9 de febrero, en el Homenaje Nacional a los Periodistas Asesinados, organizado por el Círculo de Periodistas de Bogotá (CPB); la celebración del Día del Tolima, el 12 de abril, y la versión 29° de la Feria Internacional del Libro de Bogotá, el pasado 30 de abril.


El otoño del poeta



(A Fabio Polanco, bajo la luna plena de sus 70 primaveras)


Este hombre que ha librado naufragios y batallas

Bajo soles incendiarios y lunas feroces de tormenta.

Este hombre que ha sobrevivido a los

Cataclismos del mundo y de la carne.

Que ha sentido el dulce aliento de las castas

Y el triste abrigo que ofrendan las impuras.


Este hombre que ha sufrido el azote de la guerra

Y que tuvo por infancia el siniestro

Espectáculo del dolor y la metralla.

Que se vio obligado a abandonar su parcela,

Su rancho, su gozque, dos vacas,

Seis gallinas y un arado.


Este hombre a la vera de su otoño,

Curtido por las moliendas de la vida,

Que no se ha rendido ante nada ni ante nadie,

Que se ha jugado los dados por la cicuta y el almíbar,

Que lleva bajo el brazo un legajo

Y entre labios una espiga


Este hombre de barba y patillas plateadas,

Hoy libre de ataduras y rencores,

Empuña una pluma como espada

Y su único combate es con la furia de las palabras.


Este hombre es un viejo poeta

Y como rapsoda entre sus líneas,

Aún sueña con un país en paz.


(Ricardo Rondón Ch., septiembre 6 de 2016)



El Teatro Jorge Eliecer Gaitán se vestirá de gala con momentos sublimes del repertorio universal lo mejor de El lago de los Cisnes, El Cascanueces, La Bayadera, La muerte del Cisne, Carmen etc. Todo en una sola velada maravillosa interpretada por notables solistas de los teatros imperiales rusos.

El Ballet clásico, es un arte que ha sido por más de tres siglos el preferido de príncipes, reyes y emperadores, no en vano algunas de las  grandes compañías como el Royal Ballet de Londres, el Danish Royal Ballet, el Dutch Royal Ballet y muchas otras llevan en su nombre la impronta de  su estirpe.   Si bien el Ballet clásico nació en Italia y se desarrolló en Francia fue en el Imperio Ruso donde obtuvo su gran esplendor, los Zares Rusos famosos  durante siglos por su vida opulenta y derroche de tesoros no escatimaron esfuerzo para tener el mejor ballet del mundo, así que emprendieron la tarea invitando desde Francia a los mejores coreógrafos de la época, Marius Petipa por mencionar solo  uno  el más grande, además importaron pedagogos, Arquitectos, escultores, Pintores para que construyeran fastuosos teatros y el resultado no pudo ser mejor el Bolshoi de Moscú cuyo nombre ya significa ´´el Grande´´, el Mariinsky de San Petersburgo, los encargos continuaron y se eligió a Tchaikovski para componer la música de un buen Ballet y por ese encargo  lego a la Humanidad el inmarcesible  Lago de Los Cisnes además de la Bella Durmiente y el Cascanueces. 

Hasta hoy  han perdurado esos fastuosos teatros y la gloria del Ballet Ruso. San Petersburgo la Venecia del Norte, la misma que se llamó Petrogrado, Leningrado y ahora de nuevo San Petersburgo la que  para muchos viajeros es la ciudad más bella del mundo es la sede del Ballet Marinsky, mejor  conocido en occidente por su nombre en la era Soviética el Kírov, se precia de ser guardián de la más fina tradición del Ballet Clásico, su director afirma que en cientos de años no han cambiado un ápice las coreografías originales, Moscú la capital de la Rusia de hoy, la capital del imperio Soviético, la sede del trono de los Zares rojos defiende que no hay nadie más Grande en el mundo del ballet que el Bolshoi y Teatro Stanislavsky. 


Porque los Zares


Los Zares porque la cantidad de medallas y premios que han recibido en todos los concursos internacionales de Ballet  forman un gran  tesoro. Zares por que han sido prácticamente criados en los palacios que son esos grandes teatros y se puede decir que los habitan, ya que permanecen en ellos más de 10 horas, seis días a la semana. Zares porque poseen la gracia y sutileza en cada movimiento propia de reyes y príncipes de los cuentos de hadas que interpretan a diario. Zares porque día a día juegan con las más finas joyas del repertorio universal del ballet clásico,  Un bello escenario, la visita de los zares Rusos de la Danza y un público amante de lo bello, conocedor y sutil son todos los ingredientes para una velada al mejor estilo imperial de la corte Rusa.


Los Zares del Ballet


8 de Marzo, 8:00 PMTeatro Jorge Eliecer Gaitán, Bogotá
No. 7675 Bogotá, Domingo 26 de Febrero de 2017 



Mientras unos dan plomo, nosotros damos pluma
Jorge Consuegra





Madrid.


La periodista y presentadora de televisión Carme Chaparro logró con su primer libro el Premio Primavera de Novela 2017, una obra policíaca titulada No soy un monstruo en la que habla del "lado oscuro" del periodismo a través de un caso de desaparición de menores.

El jurado del premio, considerado uno de los más importantes de la lengua española y dotado con 100.000 euros (105.621 dólares), eligió esta obra entre los 1.125 originales que se presentaron a esta vigésimo primera edición.

Una novela "trepidante que provoca en el lector un magnetismo irresistible hasta la resolución del caso", según el fallo unánime del jurado de este premio, convocado por la editorial Espasa y Ámbito Cultural de El Corte Inglés, y presidido por Carme Riera y compuesto por Antonio Soler, Ramón Pernas, Fernando Rodríguez Lafuente y Ana Rosa Semprún.

Chaparro (Barcelona, 1973) expresó su alegría por este galardón para una obra que, aseguró, le había costado mucho esfuerzo emocional escribir porque "tiene partes duras".

"La novela habla de los monstruos que todos llevamos dentro, no hay que buscarlos fuera, y no sabemos qué hecho va a desencadenar que nos convirtamos en monstruos", indicó la periodista que también ha escrito en este libro sobre "el periodismo, las presiones que se reciben, las que soporta la Policía y las razones por las que en los informativos sale un tema y no otro".

Los periodistas, explicó en la rueda de prensa, "hablamos de todo el mundo pero pocas veces nos abrimos en canal y contamos nuestro día a día sin matizar nada".

Una novela "oscura y muy ágil" protagonizada por "dos mujeres fuertes", una inspectora jefe de Policía y una periodista que investigarán la desaparición de menores.

Un niño desaparece en un centro comercial y el caso es investigado por la inspectora jefe Ana Arén y su equipo del Grupo de Menores que, de inmediato, se dan cuenta de que todos los indicios apuntan a un viejo conocido: Slenderman, nombre con el que dos años atrás la prensa había bautizado al misterioso secuestrador de Nicolás, otro niño del que no se había vuelto a tener noticias.

Chaparro, al frente desde hace veinte años de las principales ediciones informativas del grupo Mediaset, en Informativos Telecinco y Noticias Cuatro, explicó que tiene "buenos amigos policías" que la han asesorado.

La periodista recalcó que es la primera vez que escribía un libro de ficción, cuyo primer manuscrito le llevó tres meses a partir de todas las lecturas y las experiencias que ha acumulado a lo largo de su vida como si "descorchara una botella de champán que ha sido agitada".

Los miembros del jurado coincidieron en afirmar que se trata de una novela que "no puedes soltar".


Fuente: Agencia EFE




La nueva cinta del director colombiano Rubén Mendoza “Señorita María, la falda de la montaña” será presentada en la edición 57 de Festival Internacional de Cine de Cartagena de Indias. El film, producido por Amanda Sarmiento, cuenta con el apoyo de Caracol Televisión y de Dago García Producciones. Su tráiler oficial, lanzado el pasado 14 de febrero ya suma más de 42 mil reproducciones en las diferentes redes sociales. Este es el quinto largometraje de Mendoza y hace parte de dos de las competencias oficiales del certamen: Cine Colombiano y Documental.​​​​​​​

La película contará con cuatro proyecciones y tres de ellas estarán acompañadas por su director Rubén Mendoza y el equipo que hizo posible esta historia.

“Estamos felices de compartir con ustedes esta película, que llevamos 6 años tejiendo junto con otros colaboradores, al ritmo y a la cadencia de la personalidad y de los pasos de la señorita María. Una película que nos obligó a reinventarnos en la montaña y a entenderla de otra manera. Acompáñenos a ser parte de la luz de la señorita, su existencia y su fuerza”. Ruben Mendoza y Amanda Sarmiento.


“Señorita María, la falda de la montaña”

Boavita es un pueblo campesino, conservador y católico, incrustado en los Andes y detenido en el tiempo: entre las faldas de sus montañas vive la Señorita María Luisa. Tiene 45 años y nació siendo niño. Su historia esconde una amarga e inimaginable historia familiar, adobada con odio desde sus más profundas raíces, y cuyo chivo expiatorio es la Señorita, desde antes de pisar este mundo. Pero su poder se alimenta de esas mismas fuerzas, de la de los animales y la montaña. No ha habido oscuridad capaz de derribarla ni de eclipsarla.




MinCultura abrió la convocatoria pública: Programa Nacional de Salas Concertadas 2017, con la cual se apoyará con $2.600 millones a las salas de teatro y circo, en las modalidades de históricas, medianas, pequeñas y espacios no convencionales.

En esta Convocatoria pueden participar todos los géneros y disciplinas de las artes escénicas: teatro, títeres, danza, música, performance, narración oral, magia, circo sin animales, en todas sus modalidades y géneros. Apoya procesos de circulación, formación de públicos, gestión, organización y divulgación de las salas con una programación permanente, de calidad y abierta al público. Así mismo, las salas que promuevan la circulación de grupos nacionales, internacionales y sin sala, involucrando estrategias que fomenten la formación de públicos.

Cada vez es más notable el crecimiento de las salas en Colombia, en 2016 ingresaron a esta Convocatoria 16 nuevas salas ubicadas en 13 municipios de 10 departamentos, con una importante presencia regional en lugares como: Aguachica y Valledupar, en Cesar; San José del Guaviare, Guaviare; Medio San Juan, Chocó, y Apartadó, Antioquia y Sincelejo, Sucre.

En ese sentido, la Convocatoria de Salas Concertadas ha aumentado significativamente sus recursos y su cobertura durante el Gobierno del Presidente Santos. En 2010, se apoyaron 89 salas, con una inversión de $1.900 millones; en el 2016, 119, con $2.600 millones. En total, durante el período 2010 - 2016, MinCultura ha invertido en el sector, a través de esta Convocatoria, más de $15.500 millones.

Además, próximamente se abrirá la Convocatoria de Larga Trayectoria en las artes escénicas, creada por este Gobierno, en el 2011, con la cual se apoyan proyectos de grupos de larga trayectoria sin sala, con una programación artística permanente abierta al público y que han desarrollado su práctica por más de 15 años. Estas convocatorias se suman a la Convocatoria de Estímulos, abierta recientemente, que también apoya con recursos al sector del Teatro y Circo.

En total, el Ministerio de Cultura ha invertido para este sector, en los últimos 6 años, $164.000 millones, una cifra contundente que demuestra el valor que esta Entidad le da al movimiento teatral del país y a la gestión de los proyectos que cada uno de los grupos de teatro postulan a las convocatorias.


Sobre Convocatoria de Salas Concertadas


En la Convocatoria de Salas Concertadas pueden participar las entidades sin ánimo de lucro del sector privado, cabildos, resguardos y asociaciones indígenas, consejos comunitarios de comunidades negras, afrocolombianas, palenqueras, raizales y pueblos rom; así como a personas jurídicas del sector público como alcaldías y entidades públicas de carácter cultural de distritos o municipios clasificados en la cuarta, quinta y sexta categoría de acuerdo con la Ley 617 de 2000.

Los interesados deben contar con un equipamiento cultural dedicado permanentemente a la circulación de las artes escénicas y con una infraestructura en buenas condiciones que garantice la comodidad de los espectadores y artistas, y que no exceda un máximo setecientas (700) butacas.

Cada sala y/o espacio deberá escoger la clasificación a la que corresponda, según las siguientes modalidades: Salas históricas, Salas medianas, Salas pequeñas y Espacios no convencionales.

Las propuestas deberán enviarse por correo certificado o radicarse directamente en la Oficina de Correspondencia del Ministerio de Cultura a más tardar el viernes 24 de marzo de 2016 a las 5:00 p.m.

Consulte el Manual de la Convocatoria aquí: Manual Convocatoria Salas Concertadas 2016



Heredera de Edgar Allan Poe y de Horacio Quiroga, la autora combina elementos góticos con temas actuales. Huso Editorial acaba de lanzar en España su nueva obra que ya comienza a convocar a los amantes del género. Chaviano, quien integra la conocida “trinidad femenina” de la literatura fantástica, se presentará en la próxima Feria del Libro de Madrid.

Daína Chaviano (La Habana, 1957) representa para la crítica internacional una de las tres autoras más importantes de la literatura fantástica y de ciencia ficción en lengua española. Junto con Angélica Gorodischer (Argentina) Elia Barceló (España) integra la conocida “trinidad femenina” de la literatura fantástica en Hispanoamérica. En Cuba publicó varios libros del género, logrando convertirse en la autora más seguida por los lectores. En 1991 se residencia en Estados Unidos y desde entonces desarrolla una obra que integra temas contemporáneos con elementos mitológicos y fantásticos. Con tales ingredientes su literatura adquiere una dimensión internacional entre diversos lectores.

Extraños testimonios, prosas ardientes y otros relatos góticos, es una obra que se divide en dos partes, cada una integrada por siete relatos. La primera se denomina “Sacrilegios nocturnos” y la segunda “Prosas ardientes”. El libro, conceptual, gráfica y numéricamente (el siete no puede ser casual), está concebido como un ritual en el que Chaviano invita a los lectores a participar de la magia de lo fantástico que forma parte de una cotidianidad compartida. El diseño de la cubierta, así como el de sus páginas interiores, se confabula con títulos que celebran lo extraño, tales como “Teje, araña, teje”; “Elogio de la locura”; “Discurso sobre el alma”; “Ciudad de oscuro rostro”; “La sustancia de los sueños”; “Vida secreta de una mujer loba” y “El pájaro de fuego”, entre otros.


El laureado escritor Antonio Orlando Rodríguez ofrece un interesante prólogo que titula “Revelaciones de la extrañeza” y que, como su nombre lo indica, viene a significar una observación del decálogo fantástico que habita en el universo de Daína Chaviano. Rodríguez celebra la edición diciendo que “Algo que me atrae especialmente de estos testimonios es la multiplicidad de lecturas e interpretaciones que permiten. Por ejemplo, podría darse por sentado que una colección de cuentos de esta naturaleza esté divorciada del plano real, pero no es así. Las ficciones de Chaviano suelen moverse en más de una dimensión”.

Con Extraños testimonios Huso Editorial suma cincuenta títulos publicados junto a Ediciones Cumbres, el segundo sello del grupo. También es de destacar que con la obra de Chaviano el sello profundiza en su intención de abrirle las puertas a lo mejor de la literatura fantástica internacional.Daína Chaviano ha recibido numerosos galardones que reconocen su labor en el campo de la narrativa: el premio Anna Seghers 1990, el Azorín de Novela 1998 y el premio Internacional de Fantasía Goliardos 2003. Ese mismo año fue Invitada de Honor en el XXV Congreso Internacional del Arte Fantástico, que se celebra cada año en Estados Unidos. Sus propuestas formales son tan diversas como sus contenidos, trazados con una prosa sutil y feroz a la vez. Deudora de clásicos anglosajones y latinoamericanos que van desde Edgar Allan Poe hasta Horacio Quiroga, de Margaret Atwood a Juan José Arreola, de Howard P. Lovecraft a María Luisa Bombal, la autora de “Extraños testimonios” avanza por una senda narrativa que la distingue del resto de los escritores hispanoamericanos y, en especial, de sus coterráneos cubanos. La literatura de Daína Chaviano invita al lector a descubrir otros niveles de la realidad. Esa realidad que no es tan plana como “el mundo normal” la cuenta. Difícil será leer sus relatos y continuar indiferente.
No. 7674 Bogotá, Sábado 25 de Febrero de 2017 



Mientras unos dan plomo, nosotros damos pluma
Jorge Consuegra



Bogotá.


Tejiendo Versos, iniciativa social y cultural, inicia sus talleres semestrales de formación.
El primero de ellos será ‘Mi voz resuena’, el cual busca que los participantes descubran el alcance que pueden tener su cuerpo y su voz para establecer mejores formas de comunicación con quienes los rodean en los ámbitos laborales, académicos y personales. El taller consta de dos sesiones, en las que los participantes tendrán la oportunidad de explorar diferentes formas de lograr una mejor vocalización, proyección de su voz y descubrir diversas maneras en las que pueden expresarse corporalmente. El taller se realizará los sábados 1 y 8 de abril en el barrio Colina Campestre, al norte de la ciudad de Bogotá.

“Hemos dictado este taller de forma anual desde hace cuatro años en dos entidades públicas y quisimos abrirlo a más personas para que lograran lo que otros participantes han hecho: descubrir lo que puede suceder si el cuerpo y la voz salen del lugar cómodo”, afirma Felipe Lozano, quien dirigirá la actividad.

Otros talleres que se dictarán durante el semestre son ‘¿Cómo lo cuento?’, un taller de escritura creativa en el que se les brindará a los participantes herramientas para crear un texto de ficción, y ‘Pequeños titiri-cuentos’, el cual busca, de manera lúdica, acercar a los niños y sus padres a la aventura de leer.


Metodología


El taller está dividido en dos sesiones. En la primera, se realizarán ejercicios para lograr una respiración adecuada a la hora de hablar, así como la proyección de la voz y vocalización. En la segunda, se busca explorar el cuerpo como un medio fundamental y natural de comunicación, el cual puede entrar a trabajar en armonía con la voz para mejorar nuestra forma de relacionarnos con otros.



Temas


-¿Cómo respiramos? “El bebé llora con todo su ser”.

-El alcance de mi voz (proyección).

-Cada letra y cada palabra (vocalización).

-El uso de los resonadores naturales.

-Saquemos a mi voz del lugar “cómodo”.

-Saquemos a mi cuerpo del lugar “cómodo”.

-Cuerpo, voz, espacio y sentido del mensaje (interpretación).



Dirigido a personas mayores de 18 años, con cualquier nivel y enfoque académico y profesional, con interés en mejorar sus habilidades comunicativas.



Duración


El taller tendrá una duración de dos sesiones, cada una de tres horas. Se realizará una sesión el sábado 1 abril y la siguiente, el sábado 8 de abril, de 9:00 a.m. a 12 del medio día.



La inversión total por las dos sesiones es de $120.000 por persona.

Cupo: 12 personas, máximo por taller.



Inscripciones abiertas hasta el 28 de marzo.

*Realice su pre inscripción enviando nombre, número de documento y teléfono de contacto a contacto@tejiendoversos.com



El Ministerio de Cultura de Colombia, a través de su Red Nacional de Talleres de Creación Literaria: RELATA, el Instituto Caro y Cuervo y Los Impresentables, convocan a todas las personas que se encuentren interesadas en participar en la versión 2017 del Taller de Poesía Ciudad de Bogotá: Los Impresentables.

El taller está dirigido a personas mayores de 17 años y cuenta con una disponibilidad máxima de 25 cupos. Podrán participar de él escritores; estudiantes de literatura; docentes y todo aquel que se encuentre interesado en la apreciación del género poético así como en acercarse al conocimiento de las herramientas literarias que hacen parte integral del mismo.

En ésta versión del taller, además de trabajarlos contenidos habituales, nos detendremos a reflexionar sobre la poesía que ha sido utilizada como instrumento para denunciar injusticias sociales. Pablo de Rokha, Jorge Zalamea, Gabriel Celaya, Efraín Huerta y Roque Dalton, serán los autores en los que nos detendremos para su estudio.

Las personas interesadas en postularse como participantes deben diligenciar el siguiente Formulario de Inscripción: https://goo.gl/VPQyAV

(El formulario solo puede ser diligenciado una vez y para poder hacerlo deberán tener una cuenta en Gmail)

Las personas que resulten seleccionadas participarán del taller en calidad de becarios, motivo por el cual el mismo no tendrá costo alguno para ellos. El cupo obtenido es personal e intransferible.

No pueden participar de la presente convocatoria las personas que resultaron seleccionadas en anteriores versiones y abandonaron sin motivo alguno el taller o fueron separadas del mismo.

Periodo de postulación: desde el jueves 23 de febrero hasta la media noche del lunes 10 de abril de 2017

Publicación listado de admitidos: martes 2 de mayo 2017

El listado se dará a conocer a través de nuestras cuentas en las redes sociales:

Twitter: @LosImprentables

Página del taller en Facebook: https://www.facebook.com/tallerlosimpresentables/

Inicio del taller: sábado 13 de mayo de 2017

Horario: 3:00 p.m. a 6:00 p.m.

(El diseño general del afiche de nuestra convocatoria fue realizado por Alma Castro y las caricaturas que en él aparecen son autoría de: Chicoma realizó la de Pablo de Rokha, Alberto Arango la de Jorge Zalamea, Diego Parpaglione la de Gabriel Celaya, la de Efraín Huerta apareció en el periódico El Universal -pero no logramos encontrar su autor- y Alan McDonald realizó la de Roque Dalton)

Más allá del pueblo: imágenes, indicios y políticas del cine. Gonzalo Aguilar


Fondo de Cultura Económica


El autor discute con Gilles Deluze y Serge Daney; reflexiona sobra el documental, la dictadura argentina, el terrorismo de Estado y los desaparecidos; interroga la relación entre el cine argentino, lo popular y lo político, y explora el cosmopolitismo limítrofe de Japón a Estados Unidos.




Chile urbano: la ciudad en la literatura y el cine. Editorial Cuarto Propio


Magda Sepúlveda


¿Qué puebla la imaginación del espacio urbano de Chile? Los malls y los supermercados ocupan un lugar central al momento de elaborar narrativamente el aprendizaje de la segregación exterior e interior. Tal como se deambula en los espacios climatizados, podemos, imbuidos en los audífonos, crear la escena que habitamos. Pero cuando buscamos otra cosa, que nos saque del juego en solitario, podemos ver ese cine documental que reinventa el barrio como territorio de relaciones cooperativas. Y cuando definitivamente deseamos salirnos del camino, leemos poesía sobre la experiencia negativa y de exilio vivida por el pueblo mapuche en las ciudades. Así como el mundo urbano es una imposición para ciertos grupos, las mujeres sufren coerción territorial cuando se les explica que algunos espacios no son apropiados para ellas o se les norma cómo deben habitarlos. Las restricciones pueden dar lugar a la extinción, tal como lo recrea la plástica, a través de la pintura de baldíos, para nombrar proyectos políticos fracasados, o diseña fantasmagorías para indicar que los antiguos monumentos a la mercancía, como los caracoles, son hoy espacios en ruinas.




América alucinada. Betina González


Tusquets Editores


En una ciudad sin nombre, algunos jóvenes empiezan un movimiento de vuelta a la naturaleza: abandonan a sus hijos y se van a vivir a los bosques. Tiempo después, los ciervos de la zona comienzan a comportarse de manera extraña y agresiva. América alucinada cuenta la historia de tres personajes: Berenice, una niña al parecer abandonada por su madre; Beryl, una anciana ex hippie que funda un club de caza para eliminar a los ciervos; y Vik, un inmigrante que descubre que una mujer se ha escondido en su casa durante días. Personajes complejos y entrañables para una trama de alta tensión narrativa que sorprende al lector.




Poemas a una ciudad, un insecto y una mujer. Eduardo Bechara Navratilova


Editorial Escarabajo


Poemas a una ciudad, un insecto y una mujer, es una compilación de tres poemarios: Poemas a Praga, 2001, Poemas a la mantis, 1998, y Poemas marinos a una mujer salvaje, 2006, que Eduardo Bechara Navratilova recoge después de los años y lanza al público. Su poesía de versos frescos, cargados de anhelos e imágenes, nos deja descubrir su pasión por la capital de la República Checa, por un insecto que devora al macho cuando se aparean, y por una mujer a la que dedica diez noches en la costa atlántica colombiana.




Tu yo y la vida de los otros. Maston Vincent


Duomo Ediciones


A veces querrías cambiar el mundo. A veces querrías gritar y en cambio callas. Sin embargo, hay momentos en los que la vida te ofrece pequeños instantes de justicia. Momentos en los que puedes decir no a los prepotentes o a los indiferentes y eres como un héroe invisible. Así es Germain. Vive entre dos mundos: en uno es un muchacho serio y trabajador, apasionado por la música, un poco introvertido por su tartamudeo y enamorado secretamente de Clotilde, su logopeda; en el otro, asume las dimensiones tentaculares del metro parisino y se transforma en un superhéroe tomándose pequeños gestos de justicia, jugando al azar entre los límites del bien y del mal y divirtiéndose adivinando la vida de los otros. Pero el encuentro con una joven justiciera que comparte su misma batalla cambia su vida y le empuja a modificar las reglas de su juego.





El héroe y narrador de esta novela se despierta en la cama de un hotel junto a una mujer que no es su esposa, sino una amiga de ambos. La sorpresa se transforma en profunda angustia cuando advierte que la cabeza de la mujer se encuentra sobre una mancha de sangre, posiblemente a causa de las drogas que ambos tomaron la noche anterior.

«Espero que si demuestro una sola cosa con este relato, ésa sea la importancia de las reglas vitales, razón por la cual quizá he decidido comenzar la historia de mi vida moral con este episodio de sangre. Creo que ése fue el momento en el que mis categorías habituales se desbarataron.» En efecto, asistiremos entonces a la caída libre de un personaje narcisista y politoxicómano que, hasta ese momento, llevaba una existencia confortable en la zona residencial de una megalópolis anónima. Allí vive junto a su esposa, el perro de ambos y un viejo amigo de la infancia en casa de unos padres tan comprensivos como consentidores. Éstos le han proporcionado una buena educación y lo han apoyado en todo, pero no pueden evitar observar con inquietud el hecho de que su hijo haya decidido abandonar un empleo seguro para atender la llamada de una tardía vocación artística.

Entre múltiples obsesiones y paranoias, sexo, drogas, violencia e infinitas elucubraciones circulares, los acontecimientos terminarán precipitándose y nuestro atribulado y neurótico héroe se verá empujado a cometer actos de cuestionable moralidad o directamente reprensibles, que rememora en estas páginas con franqueza y cierto pesar: «Y la verdadera vida (...), la única que ha sido verdaderamente vivida, es aquella que uno observa en retrospectiva desde una especie de distante punto en las nubes. Ese tipo de mirada podría describirse con la palabra “literatura”»


«La prosa de Thirlwell nos impulsa a un estado de felicidad y maravilla» (Gary Shteyngart).


«Thirlwell apuesta por el espectáculo vertiginoso, la improvisación brillante... Se divierte con la artificialidad del texto y el lenguaje, la pura locura de los libros, y parte del placer de leerlo es verlo disfrutar con el proceso... Estridente y dulce se revela asimismo como una dura crítica a la moral de una generación consentida» (Adam Kirsch, The Atlantic).


«Desconcierta, maravilla y angustia en la misma medida; repleta de unas imaginativas piruetas de lo más extraordinarias, escenas deslumbrantes y una prosa bella y estilizada» (Alex Preston, Financial Times).


«Instalándose con semejante pericia en la desequilibrada mente del narrador, Thirlwell nos ofrece pruebas de una verdad literaria: los grandes personajes no tienen por qué resultar atractivos, sólo fascinantes. Puede que sea el mejor personaje de Thirlwell hasta el momento» (Andrew Ervin, The New York Times Book Review).


«Una retorcida tragicomedia. Mezcla la afectación entusiasta de Wes Anderson con el ennui narcisista de Bret Easton Ellis. Pero hay también un espíritu juguetón que invade e ilumina el extravagante artefacto de Thirlwell. Una gran travesura» (Sam Sacks, The Wall Street Journal).

Adam Thirlwell (Londres, 1978) estudió en Oxford. La revista Granta lo incluyó en su lista de «los mejores escritores jóvenes ingleses» tras la lectura en manuscrito, antes de su publicación, de su primera novela, Política, que se hizo acreedora del Premio Betty Trask: «Probablemente uno de los libros del año, es perspicaz y jocoso en una combinación que pocos autores han logrado conjugar con maestría. Un libro que es un placer, con una capacidad de observación que se transforma en risa y que coloca a Thirlwell en la incómoda postura de “muy prometedor”» (Kiko Amat, Rockdelux). En Anagrama también se han publicado La huida: «Una novela en la que el humor es melancólico, la melancolía maliciosa, y el talento impresionante» (Milan Kundera); «Un narrador impresionante. Alguien cuya sola firma debería hacer de La huida uno de esos best sellers de altísima calidad que hay que mostrar con orgullo. Un milagro inesperado» (Rodrigo Fresán, ABC); «Una farsa agridulce que enlaza con la mejor tradición del humor judío. Me he sentido acechado, acompañado, por sombras ilustres de la gran historia de la literatura. Thirlwell pone jocosamente patas arriba los posibles dogmas de la literatura inglesa del siglo XXI. Con tajante inteligencia... Háganme el favor de retener el nombre de este autor. Y disfruten de su vertiginosa ficción» (Robert Saladrigas, La Vanguardia); y el ensayo La novela múltiple: «Me atraen las reflexiones de Adam Thirlwell. Me gusta cómo organiza sus comentarios sobre la originalidad» (Enrique Vila-Matas); «Magnífico ensayo... Inteligente tratado literario... Extenso y rico» (Juan Francisco Ferré). Sus obras se han traducido a más de treinta idiomas.
No. 7673 Bogotá, Viernes 24 de Febrero de 2017 



Mientras unos dan plomo, nosotros damos pluma
Jorge Consuegra





Luego de tres años de consecutivos encuentros con poetas, novelistas, ensayistas, cronistas, entre otros gestores, con todas aquellas propuestas que vieron en Punto de Convergencia un espacio para compartir el fruto de un trabajo literario hecho para expresar, mostrar y narrar las tantas historias que se resisten al anonimato, nace Renascentro, Ateneo Literario, una iniciativa para perseverar en el quehacer por las letras. Tres años de compartir y mostrar diversas y variadas propuestas literarias, muchas de ellas incógnitas, que afloraron en este escenario y hoy siguen su trayecto. Porque entre nosotros existe algo mejor que el amor y es la complicidad, (Margarite Yourcenar), esa que nos lleva a encontrarnos en cualquier lugar para contarnos nuestros triunfos y los resultados de un trabajo que hacemos en solitario, pero que no podemos dejarlo en el olvido; es necesario compartirlo para que se cumpla el epíteto de la comunicación.

Renascentro Ateneo Literario, no es una propuesta más, es la respuesta al desafío de lo que implica crear, publicar y compartir para trascender. Y para ello ha encontrado un aliado perfecto en la Librería-Café -y Anticuario- Balzac, ubicada en pleno centro de Bogotá (calle 17 con Cra. 7º), para contribuir al renacer del centro de esta capital heterogénea y generosa.

Por su estrado han pasado los consagrados, los que están proponiendo nuevos rumbos para la literatura o aquellos para quienes contar y expresar sus interioridades es la única manera de sobrevivir en el diluvio. También han estado -y tienen espacio- los que están lejos y encontraron en Punto de Convergencia la mesa servida, para compartir ese alimento vital para el espíritu y para la vida. Con Renascentro nos podemos sentar a manteles, no hay necesidad de invitación.

Solo basta creer que las letras nos salvaran del caos ya que es el único refugio a dónde podemos llegar con todos los bártulos, para conformar un ensamble entre letras y pasión y poder resistir ante la desesperación.

Todos están invitados. El viernes es el día para extirpar las agonías y reconfortar el espíritu; la cita es a partir de las 6 de la tarde, en la Librería Balzac. En estos tiempos de globalización no se puede prescindir de las redes sociales, por ello Renascentro-Ateneo Literario está en todas las esquinas de esa aldea global: Facebook, Twitter, Blog, para que sigan sus actividades. El año ha comenzado con los mejores bríos y el cabestro suelto.

Renascentro está en movimiento para compartir y dar a conocer lo que no pierde vigencia, lo nuevo y lo que merece ser contado muchas veces, en su lucha contra la amnesia que amenaza cotidianamente.


Por: Liza Roncancio


Galeria