Revista Libros y Letras edición 93

Literatura

Los libros mas vendidos

Un café en Buenos Aires

Literatura infantil y juvenil

Latest Post

No. 7669 Bogotá, Lunes 20 de Febrero de 2017 



Mientras unos dan plomo, nosotros damos pluma
Jorge Consuegra





Por: Pablo Di Marco y Máximo Higuera Molero / Especial para Libros & Letras / Buenos Aires, Argentina.



La editorial española Ay del seis acaba de darle forma a uno de los acontecimientos editoriales de comienzos de 2017: la publicación del poemario El mensajero tardío del escritor letón Leons Briedis. Y cuando hablo de acontecimiento editorial no me refiero tan sólo a la estatura literaria de Briedis —tal vez el mayor escritor vivo de su país— sino también a que es la primera vez que parte de la obra del letón es traducida al español.

Por esta vez no será un café en el verano de Buenos Aires sino un trago, y de los fuertes, en el invierno de Letonia. Y será junto a Leons Briedis para conversar sobre la esperada traducción de sus versos al español, su amor por la poesía hispanoamericana, sus años de resistencia bajo el régimen soviético, y sobre la vida de un escritor sin más patria que su arte y su idioma.


—¿Qué le despierta la reciente publicación de El mensajero tardío en España?

L: He tenido mucha suerte. El poeta español Alejandro López Andrada me presentó, in absentia, a Máximo Higuera, director de la editorial Trifaldi de Madrid. Gracias a la empatía de Máximo y a un duro trabajo de dos años, podemos tener hoy publicado El mensajero tardío. También debo agradecer el trabajo realizado por la traductora Raquel García Barobs, cuyo profundo conocimiento de la lengua letona ha sido fundamental para alumbrar este libro.


—A los lectores hispanoamericanos de El mensajero tardío les interesará saber que usted es un gran hispanista, y que ha traducido al letón a muchos clásicos de la lengua española. También conocemos su deseo de traducir a Rubén Darío. ¿Cuáles son los autores en lengua española que más le interesan?

L: En abril de 2017 se publicará en Letonia mi traducción al letón de La primavera amarilla, una selección de poemas de Juan Ramón Jiménez. Aparecerán además dos libros de poesía de Lorca para niños, y Los heraldos negros de César Vallejo. Y también estoy terminando la traducción al letón en edición bilingüe de una selección de la obra poética de Rubén Darío. Por propio deleite y para guardar en los cajones de mi escritorio, también he traducido durante muchos años a infinidad de poemas de autores sudamericanos. A cubanos como José Martí, José Lezama Lima y Eliseo Diego; mexicanos como Octavio Paz, Homero Aridjis, José Emilio Pacheco y David Huerta; al chileno Vicente Huidobro; al colombiano León de Greiff, al peruano Alberto Cisneros, y a los uruguayos Mario Benedetti y Horacio Quiroga.


—También ha traducido al letón poesía indígena, ¿no es así?

L: Sí. He realizado traducciones al letón de los Mayas (La Maya), canciones folklóricas y obras del poeta Jorge Miguel Cocom Pech. También fragmentos de la saga El Popol Vuh, y canciones folklóricas de diversos pueblos indígenas.


—Sé de su amor por la poesía argentina.

L: La poesía argentina ocupa un lugar especial en mi geografía poética. He traducido al letón a Jorge Luis Borges, Julio Cortázar, Alfonsina Storni, Alberto Girri, Raúl González Tuñón y Eduardo González Lanuza, entre otros. Y si las fuerzas no me abandonan y dispongo del tiempo necesario, me gustaría poder publicar la versión letona de una antología de poesía argentina del siglo XX. Creo que la poesía argentina del siglo XX es uno de los fenómenos más brillantes de la literatura, y no solo en términos de América Latina.


—Hablemos de Borges. En El mensajero tardío usted incluye una cita de Borges respecto a Shakespeare, por supuesto paradójica, sobre la identidad. Es muy interesante esa clave dual entre ser único siendo a la vez como otros muchos. ¿Podríamos decir que ahí encontramos una de las claves de su poesía?

L: Medio en broma, medio en serio, me llamo a mí mismo un poeta de la infinidad indivisa. Tal vez esa sea una explicación de por qué el mito asume y ocupa un lugar muy especial en mis obras. En este sentido, mito para mí supone un principio de actividad, en tanto que la actividad es creación.




—Podríamos llamarlo un acto demiúrgico.

L: Eso mismo. Y estas referencias míticas, si se quiere, son la fuente de todas las reminiscencias culturales de mi poesía. Para mí, la calidad de la poesía está determinada por dos cualidades que aparentemente evitan la combinación. Lo llamo "inter-subjetividad", que es la base de la ilusión inspiradora de que un poeta se dirige a "cada uno" en lugar de a "todo". En lugar de considerar a “la gente” como un colectivo, un poeta los ve a cada uno como a un interlocutor íntimo. La experiencia de la cognición mítica de la vida y del mundo, que es esencial para mí, ha sido descrita por Lucian Blaga, un innovador poeta rumano del siglo XX, que lo ha llamado "infra-realismo". La crítica rumana contemporánea llama a esto “trans-modernismo”, basado en la idea del poeta romántico clásico Mihai Eminescu que decía que "ningún poema se concibe sin pensamiento mítico". Hay que "pasar a través de la tradición", como dijo Heidegger. Por lo tanto, al menos en términos de ideales, aspiran a esa poesía que en muchos sentidos sería incluso más tradicional que la tradición misma. En otras palabras, mi expresión poética tiende a reparar los lazos con las fuentes más primitivas del legado de nuestras almas, sin inclinarse por las corrientes literarias como el romanticismo, el simbolismo, la vanguardia o el posmodernismo.

Este enfoque me permite, al menos de una forma ilusoria, alcanzar el estatus de lo que yo llamo una “infinidad indivisa”. Explorando los mitos y el material folklórico de diversos pueblos intento identificar los méritos estéticos y filosóficos para construir un modelo de existencia espiritual adecuado para la vida moderna. Tal modelo sería una "infinidad indivisible" de la mía.


—Lleva publicados casi cuarenta libros entre poesía, prosa y ensayos. ¿Cómo se sostiene una obra así de vasta sin repetirse? ¿Cómo se hace para no perder el entusiasmo?

L: La lucha contra la propia rutina e inercia poética es parte de la vida cotidiana de un poeta. Cada cierto tiempo un poeta se encuentra en un “agujero entre dos poemas” o en un “agujero entre dos libros”. E incluso después de salirse de esos agujeros, el poeta seguirá repitiendo las mismas palabras, que son, de hecho, otras palabras.


—Usted es uno de los escritores más galardonados de su país. ¿Cómo se controla la vanidad (el pecado favorito del diablo) cuando los elogios rozan la desmesura y los premios se cuentan por decenas?

L: Créanme, nunca he pensado en eso. Gracias por llamar mi atención al asunto. Para mí lo único importante son las obras, dejo que mi trabajo hable en mi nombre. En relación a los premios que he recibido, estoy agradecido a mis colegas que han apreciado mi esfuerzo. El trabajo es siempre de primordial importancia y no me permite descansar en el candelero durante mucho tiempo. En Letonia solemos decir que las nubes rosadas no son eternas, pero los cerdos tienen que ser atendidos todos los días.


—Es cierto que un hombre no pertenece a un país sino a una casa, una familia, un barrio… Sin embargo, el que usted haya nacido y vivido hasta los cuarenta años en un país que ya no existe (la Unión Soviética), ¿no lo hace sentir, por momentos, un eterno exiliado? ¿En cuánto ha influido esta cuestión en su obra?

L: A lo largo de los años de régimen totalitario, cuando mi país fue anexado por un extraño imperio, jamás he dejado de sentirme un hombre libre que habla y escribe letón. Y he pagado un alto precio por mi libertad. En 1970 fui excluido de la Universidad de Letonia por actividades antisoviéticas, hasta 1985 no se me permitió recibir educación superior en el territorio de la U.R.S.S., y me prohibieron trabajar en establecimientos culturales como escuelas, editoriales y prensa. Durante mucho tiempo no se permitió publicar mis obras, mis escritos fueron censurados y no me permitieron viajar al extranjero. No entiendo por qué no fui enviado al "Gulag soviético".


—¿Pensó en escapar?

L: No, nunca pensé en salir de Letonia y escapar al extranjero. Siempre sentí que pertenecía a mi país y a mi pueblo. Yo vivía en estado de "resistencia espiritual" en lugar de "exilio espiritual". Nunca me arrepentí y nunca me quejé. Siempre, incluso en las horas más oscuras, me sentía en casa, entre mi gente. Metafísicamente hablando, ¿no son el lenguaje, la poesía y los anhelos la verdadera familia, casa y barrio de un poeta? Vivía en mi propio idioma y en constante en un diálogo conmigo mismo (ya que, según Platón, un ser humano es una criatura de diálogo; en otras palabras, un humano siempre se habla a sí mismo, por consiguiente nunca está solo). Hoy, al mirar hacia atrás no cargo con ninguna amargura; Dios no lo quiera. No guardo ira a causa de mi vida arruinada y tantos años perdidos.


—Vamos con la última y clásica pregunta de Un café en Buenos Aires: Le regalo la posibilidad de invitar a tomar un café a cualquier artista de cualquier época. Cuénteme quién sería, a qué bar lo llevaría, y qué pregunta le haría.

L: Gracias por las excelentes preguntas. Si realmente tuviera esa oportunidad invitaría al poeta portugués Fernando Pessoa (cuyas obras completas he traducido al letón) a venir al café "Martinho da Arcada" en el casco antiguo de Lisboa, cerca del río Tejo. Conseguiríamos un poco de café y tiros de ginja (un fuerte licor de cereza) y tendríamos una ociosa charla sobre por qué es imposible pronosticar la llegada de un poeta, y por qué un poeta nunca cumple con sus expectativas.


El mensajero tardío

Editorial Ay del seis

http://www.trifaldi.com/home/47-el-mensajero-tardio.html

http://www.casadellibro.com/libro-el-mensajero-tardio/9788494530227/4865934

Pablo Hernán Di Marco

* Pablo Hernán Di Marco.

Autor de las novelas Las horas derramadas (ganadora del XXI Certamen Literario Ategua 2010, España), Tríptico del desamparo (ganadora de la I Bienal Internacional de Novela «José Eustasio Rivera» 2012, Colombia), y Espiral (finalista del XIX Premio de Novela Ciudad de Badajoz 2015, España). Desde Buenos Aires trabaja vía Internet en la corrección de estilo de cuentos y novelas.

Sígalo en Facebook: pablohernan.dimarco



El Departamento de Lenguas del Mundo de la Universidad de Worcester State, junto al College of the Holy Cross, la Universidad de Connecticut y otras instituciones docentes de los Estados Unidos tales como Trinity College, Clark University, Unisigamond Community College y Worcester Polytechnical Institute, participan en el “Premio de Poesía Ramiro Lagos” de la primavera del 2017. Los estudiantes participantes escribirán un poema original en español con referencia a la temática y obra de Ramiro Lagos.

El Premio tiene el propósito de estimular, apoyar, promover y dar a conocer la creación de obras poéticas de alta calidad por estudiantes de español de las universidades colaboradoras.

Los poemas deberán estar en papel tamaño carta, escritos a computadora con un tamaño de letra 12, a doble espacio y de un solo lado de la hoja. No deberán exceder de 5 páginas.

Se seleccionará un primer premio y otro segundo a los que se les otorgará una cantidad de 300 dólares y de 150 para el segundo ganador. Igualmente se publicarán los poemas premiados en la revista Fósforo, a cargo del College of the Holy Cross.

El/la ganador/a se compromete a acudir a la Universidad de Worcester State para recibir su premio. Los originales podrán enviarse por correo a la siguiente dirección hasta el 31 de marzo de 2017 valiendo como comprobante el sello postal.

Dr. Antonio Guijarro-Donadios

1er. Premio de Poesía “Ramiro Lagos”

Office 303C World Languages Department,

Worcester State University,

486 Chandler Street, Worcester, MA, 01602-2597


Bogotá.


Cada día las 58 embajadas presentes en nuestro país producen informaciones de toda índole. Para conocer esas noticias, la mayoría de lectores debe entrar a cada página web. Esta dinámica cambia con la llegada de Embajadas, un medio que -en una sola revista-, agrupa y registra la actividad de los gobiernos extranjeros en nuestro país.

Embajadas está dirigida al cuerpo diplomático; presidencia y vicepresidencia de la República; gabinete ministerial (16 ministerios); gremios de empresarios; directores de medios de comunicación (prensa, tv, radio e Internet); directivos de las principales universidades y líderes de opinión.

De manera bimestral y bajo la dirección de la periodista bogotana Jenny Rodríguez Cáceres los lectores encontrarán secciones como: economía y negocios, doble vía, cooperación, análisis, La silla del embajador, educación, cultura, turismo y sociales.

- Economía y negocios registramos la llegada de misiones comerciales extranjeras y ruedas de negocios con participación internacional.

- Doble vía publicamos las noticias que surgen de los acuerdos bilaterales entre el gobierno colombiano y gobiernos foráneos.

- Cooperación registramos los recursos extranjeros invertidos en nuestro país para combatir la pobreza y enfrentar el posconflicto.

- Análisis consultamos a expertos sobre Colombia y sus relaciones políticas, económicas y comerciales.

- La Silla del Embajador un diplomático nos comparte su opinión acerca de políticas que repercuten en su país y en el nuestro.

- Educación publicamos las becas y requisitos que ofrecen los diferentes países para los colombianos.

- Turismo viajamos a las ciudades más cautivantes del planeta reconocidas por su belleza y majestuosidad.


Lo que opinan nuestros lectores:

“Desde su aparición, la revista Embajadas nos ha facilitado el acceso a noticias vinculadas con el quehacer diplomático, resultando una excelente herramienta para dar seguimiento y conocer las realidades de otras naciones”.


Arnulfo Valdivia Machuca, Embajador de México


Bogotá.


Un acercamiento al fenómeno migratorio en la frontera de México y Estados Unidos propone 'Arizona ¿el musical?' la primera gran producción internacional que llega al Teatro Colón en 2017. Las funciones serán los días 23, 24 y 25 de febrero a las 7:30 p.m.

En un momento coyuntural donde algunas naciones están buscando cerrar sus fronteras, poniendo en peligro la situación de millones de migrantes alrededor del mundo, este espectáculo busca entretener al público y al mismo tiempo despertar conciencia sobre lo que está pasando sin perder el humor.

'Arizona ¿el musical?' se ha presentado con gran éxito en México y España. Tiene como protagonistas a George (Alejandro Calva) y Margaret (Aurora Cano), una pareja que se va al límite del estado de Arizona (EE.UU.) a defender su patria de posibles intrusos, uniéndose así al proyecto Minuteman.

Para cumplir con su misión utilizan elementos curiosos e inofensivos como una mesa, un par de sillas plegadizas, binoculares, un radio y el cajón de las cervezas. Un rifle es el único objeto de defensa que poseen.

Entre comedia, canciones y pasos de tap, el público asistente a 'Arizona ¿el musical?' podrá reflexionar sobre la violencia, la intolerancia que sufren los inmigrantes y el concepto de frontera.



Según el director Ignacio García, "la obra es teatro político de urgencia, es decir, responde con humor a una coyuntura, como la que se vive en Estados Unidos. Aquí los personajes van descubriendo el sin sentido de sus propias vidas para entender que son manipulados.".

'Arizona ¿el musical?' es un espectáculo de la compañía Teatro de Babel que se dedica a la producción de puestas en escena en donde colaboren artistas mexicanos con invitados de otros países. Bajo este concepto, ha realizado más de 70 espectáculos. Desde 2004 organiza en México el Festival Internacional de Dramaturgia Contemporánea DramaFest.

Por su parte, Ignacio García es licenciado en dirección de escena de la Real Escuela Superior de Arte Dramático de Madrid. Durante su carrera profesional ha estado a cargo de Black el payaso de Pablo Sorozábal, Macbeth de Giuseppe Verdi (ambas producidas con rotundo éxito en el Teatro Colón), La Celestina de Joaquín Nin- Culmel, Orfeo de Jesús Rueda y Una noche española con Carmen – Zarzuela show, entre otras.

No. 7668 Bogotá, Domingo 19 de Febrero de 2017 



Mientras unos dan plomo, nosotros damos pluma
Jorge Consuegra




Bogotá.


El Programa de Arte Dramático de la Universidad El Bosque, de la Facultad de Creación y Comunicación, presentará el libro La paz en cinco piezas de teatro breve.

El libro recopila cinco obras cortas escritas por docentes del Programa de Arte Dramático: Fernando Ospina, Carlos García Ruiz, Liliana Montaña, Felipe Rendón y Martha Isabel Márquez alrededor del tema de la paz, y ha sido prologado por Carlos José Reyes. La cita es el miércoles 22 de febrero a las 4:00 p.m., en el Auditorio Fundadores de la Universidad El bosque, calle Av. carrera 9 No. 131 A – 02.


Los cinco docentes del citado programa participan con cinco obras cortas que exploran el tema de la paz, una temática tan necesaria como actual en la situación del país. Esta publicación es la primera que el Programa de Arte Dramático impulsa para dar extensión fuera de los salones de clase al trabajo de varios de sus profesores alrededor de la dramaturgia. El libro es el tercer volumen de la colección “Entre letras” de la Editorial El Bosque, que ya está trabajando en otros títulos.

Los docentes que participan en la publicación aportando sus textos son: Carlos García Ruiz, con la obra “Ochenta años de camino”; Fernando Ospina con “…Y siento más tu muerte que mi vida” ; Felipe Rendón con “Muñequita linda” ; Martha Isabel Márquez con “Paz en las peceras” ; y Liliana Montaña con la obra “La última bala”. Cada una de estas breves obras plantea un acercamiento al tema elegido desde diferentes ángulos estilísticos que hacen muy atractiva esta selección actuando como un escaparate que refleja varias formas dramatúrgicas alrededor de un mismo tema. El prólogo para esta selección ha sido escrito por el dramaturgo, director e investigador Carlos José Reyes, figura fundamental en la teatralidad colombiana, quien recientemente publico dos volúmenes de la obra de investigación Teatro y violencia en dos siglos de historia de Colombia, que en muchos aspectos mantiene una relación directa con esta obra. En este caso ha incorporado al libro un prólogo titulado “Memoria y olvido”, donde analiza cada uno de los textos desde un ángulo muy serio y siempre intentando relacionarlos con la situación actual colombiana.

Con el libro La paz en cinco piezas de teatro breve, el Programa de Arte Dramático de la Universidad El Bosque, empuja un proyecto que sobre todo pretende abrir un diálogo desde la dramaturgia con la situación actual del país sobre la paz, la reconciliación y el posconflicto


Presentación del libro La paz en cinco piezas de teatro breve.

Miércoles 22 de febrero, 4:00 p.m.

Auditorio Fundadores, Universidad El Bosque.

Calle Av. Cra 9 No. 131 A – 02, Bogotá, Colombia



La Revista Digital Tiempos Oscuros (Un panorama del Fantástico Internacional) tiene el placer de dar a conocer la convocatoria para confeccionar su novena entrega, un número dedicado en su totalidad a mostrar el panorama de la literatura fantástica de Colombia.

Es por ello que todos aquellos escritores colombianos que deseen participar en la selección de los textos que compondrán el número nueve de la revista digital Tiempos Oscuros deberán atenerse a las siguientes bases.


Bases


1. Podrán participar todos aquellos escritores colombianos residentes o no en su país de origen, con obras escritas en castellano.

2. Los textos deberán ser afines al género fantástico, la ciencia ficción o el terror.

3. Los trabajos, cuentos de entre 5 a 10 páginas, deben estar libres de derechos o en su defecto se aceptarán obras con la debida autorización del propietario de los derechos de la misma.

4. Los trabajos deberán enviarse en documento adjunto tipo doc. (tamaño de papel DinA4, con tres centímetros de margen a cada lado, tipografía Time New Roman puntaje 12 a 1,5 de interlineado). Dicho archivo llevará por nombre título + autor de la obra y junto a él se incluirá en el mismo documento plica que incluirá los siguientes datos: título del cuento, nombre completo, nacionalidad, dirección electrónica, declaración de la autoría que incluya el estado del texto (si es inédito o si ha sido publicado, en este segundo supuesto deberá incluir dónde se puede encontrar y las veces que ha sido editado, tanto si es digital como en papel, y si tiene los derechos comprometidos se deberán incluir los permisos pertinentes). Junto a todos estos datos también pedimos la inclusión de un breve currículum literario que será publicado en la revista y una fotografía del autor si lo desea para el mismo fin.

5. En ningún supuesto los autores pierden los derechos de autor sobre sus obras.

6. La dirección de recepción de originales es: revistatiempososcuros@yahoo.es

En el asunto deberá indicarse: Colaboración Tiempos Oscuros Nº9

7. Las colaboraciones serán debidamente valoradas con el fin de realizar una selección acorde con los intereses de la publicación.

8. Los editores se comprometen a comunicar a los autores, que envíen sus trabajos, la inclusión o no del texto en la revista. Nos encantaría poder incluirlos todos pero nos hacemos al cargo sobre el volumen de textos que podemos llegar a recibir.

9. Todos los trabajos recibirán acuse de recibo.

10. La participación supone la total aceptación de las normas.

11. El plazo de admisión comenzará desde la publicación de estas bases y finalizará el 1º de junio de 2017. (No se admitirán trabajos fuera del plazo indicado).



La obra se centra en un conjunto de sentimientos y valores, destinada a todos aquellos que sufren o aman en silencio, obligados en ocasiones, al igual que las protagonistas, a tratar de buscar su propia identidad y un lugar en la vida.

Eloy Gayán presenta en esta obra Las damas silenciosas su primer libro. No se trata de una novela histórica, sino de una historia ficticia con repercusión social, la de una mujer, Elisa Arrieta, que pretende subsistir en un mundo de mentiras y desigualdades, no muy alejado del actual, en una tortuosa confluencia de amores y envidias.

A través de un excelente estilo costumbrista que nos sitúa en la España del Siglo XIX, de lectura ágil, pero a su vez envolvente, esta obra pretende que el lector acompañe a los personajes con profundidad en sus vivencias, en sus historias y que, finalmente, sea reflexivo con su potente mensaje. La novela está protagonizada por mujeres, y narra como Elisa Arrieta, huérfana de madre y criada con la indiferencia de su padre, suple su soledad con el cariño de su abuelo, del que aprendió la importancia de la justicia y de la igualdad. Unos frutos de eucalipto, prendidos como originales botones en su vestido, alteran inesperadamente su vida al ser deseados por las mujeres de la alta sociedad de Madrid, ciudad a la que se desplaza tras la repentina y trágica muerte de éste en extrañas circunstancias. Con tal legado estará preparada para enfrentarse a una sociedad repleta de altanería en la que no existen los valores inculcados.

La búsqueda del éxito en Madrid, la recreación de unas enigmáticas Saturnales romanas: fiesta que organiza en un balneario de provincias y con la que está a punto de quebrar los pilares de la elitista sociedad local; envuelven a Elisa en una vorágine de mentiras, traiciones y una gran amistad próxima al amor. Además, descubrirá que corre el riesgo de ser asesinada como consecuencia de un turbio suceso acaecido ochenta años atrás en Lovaina (Bélgica), en el que sesenta y dos mujeres desaparecieron, en la mañana del 13 de marzo de 1780, de un antiguo begijnhof; recinto amurallado donde convivían bajo el liderazgo de Anette Guerin, una aventajada mujer consagrada a una secreta y exitosa vida comercial.

No dudará en centrar su vida en un desesperado intento por averiguar qué ocurrió en tan señalada fecha con aquellas mujeres, cuál fue la causa de la despiadada persecución a la que fueron sometidas y, sobre todo, el motivo por el que su propia vida corre peligro. Así, inmersa en un inquietante viaje a dicha ciudad, Elisa vivirá con la incertidumbre de saber si algún día logrará llegar a su pretendido destino.



De esta forma, en Las damas silenciosas, la protagonista no es en exclusiva la propia Elisa Arrieta, sino sus amigas, sus familiares, quienes comparten todas juntas apasionantes vivencias y, por supuesto, también, las sesenta y dos mujeres que desaparecen en el begijnhof.

Para Eloy Gayán “en la obra las protagonistas pretenden alzar su voz. Todas ellas mujeres emprendedoras, luchadoras y solidarias, que tratan de emular la sencillez, la solidaridad y el altruismo de las “beguinas”, movimiento femenino que se suscitó en el siglo XIII y que se mantuvo hasta entrado el siglo XX, alcanzando un poder, incluso el de la palabra, y que llegó a inquietar a la propia Iglesia, siendo perseguidas e incluso acusadas de brujería”. “En mi vida - continúa Gayán - las mujeres han sido una gran influencia: mi mujer, mi madre y mi abuela. A ellas hay que añadir a mi hija, el auténtico motivo que me ha inspirado para escribir este libro. Por ello, en esta obra trato de reflejar la fuerza y la entereza, siempre compatibles con una sensibilidad, que me gustaría que mi hija llegara a alcanzar en un complejo mundo, el actual, en el que aunque los derechos de la mujer están reconocidos por ley, queda aún un largo camino que recorrer en una sociedad que parece disimular su existencia, vulnerar su cumplimiento y anclarse en un triste pasado como el que transcurre en el libro”.


Sobre el escritor


Eloy Gayán Rodríguez nace en Oviedo en 1964, en cuya Universidad se licencia y obtiene el grado de doctor en Derecho. En ella, además, imparte docencia hasta que en 1993 se traslada a la Universidad de A Coruña. Allí obtiene su plaza de Profesor Titular de Derecho Internacional Privado, siendo decano de dicha Facultad de 2005 a 2013. Es autor de varias monografías y de artículos relacionados con la protección de menores y derechos de los extranjeros. Actualmente, trata de compartir con sus alumnos valores tales como la solidaridad y la tolerancia, inculcándoles la necesidad y la importancia del diálogo y el entendimiento, no sólo en lo académico y profesional, sino también en su propia vida. Está casado y tiene una hija.



Blanca y tres de sus nietos viven en las fronteras de Bogotá, donde han llegado desplazados por la violencia. En plena adolescencia, Didier, el mayor, decide abandonarla. Blanca hace lo que puede por protegerlo en la distancia y por cuidar a Camilo y John, sus dos nietos más jóvenes, para evitar que también se pierdan. Para ello se apega a la fe en las benditas almas y a la fuerza de sus tradiciones.

Noche Herida narra la lucha de la abuela que vela por el futuro de los suyos


El cineasta Nicolás Rincón Gille acompaña a esta abuela valerosa en la lucha por evitar que sus nietos repitan los ciclos de violencia que han desplazado a esta familia a las fronteras de Bogotá. "Lo que me interesaba era descubrir qué había dejado la violencia en los campesinos desplazados, qué había ocurrido con sus tradiciones y costumbres y como podían reconstruirse en la ciudad"

“En este documental la cámara no invade la intimidad de esta familia, no hay entrevistas, ni testimonios. Aquí los personajes casi siempre se olvidan de la cámara y solo la recuerdan cuando el miedo los invade al hablar de la crudeza de la violencia o ante la sombra, que prácticamente los paraliza, de volver a vivirla”.

Pedro Adrian Zuluaga


La película, en coproducción internacional, ganadora de varios premios en festivales de cine internacionales, que reconocen su calidad estética y narrativa, entre estos a la mejor película colombiana en la pasada edición del Festival Internacional de Cine de Cartagena FICCI 2016, es el cierre de la trilogía titulada “Campo hablado”. Las obras previas, “En lo escondido” (2007) y “Los abrazos del río” (2010), hacen parte de un proyecto documental que busca dibujar desde cerca la tradición oral y la cultura popular de los campesinos victimas de todo tipo de desplazamiento.


Estreno 23 de Marzo de 2017.


Protagonistas


Blanca Rodríguez Agudelo

Didier Ríos Rodríguez

John Pérez Ríos

Camilo Ríos Rodríguez

María Eugenia Rojas

Claudia Rodríguez

Premios



Mejor Película Colombiana

Festival Internacional de Cine de Cartagena de Indias FICCI 2016

Mención del Jurado

Cinema du Reel 2016

Corazón de Bronce

International Film Festival The Heart of Slavonia 2015

Primer Premio

Marfici 2015

Mención del Jurado

Risc, Marsella 2015

Premio Documental 2015

Scam 2015



Balas rasantes


Por: Gherjes Saskhias (Jesús Arenas-Venezuela)



Aquella mañana salimos en tumulto del salón;

el profesor de química no había llegado.

Pero nosotros queríamos salir a la calle a protestar

el asesinato de nuestro compañero.

Gerardo llevaba una pancarta improvisada.

Las consignas eran nuestro llanto reprimido,

nuestra impotencia.

Álvaro llevaba un palo para defendernos.

Un grupo nos quedamos atrás porque vimos

la sombra de la represión rodeándonos.

Le gritamos a Gerardo que se aguantara.

Él no nos escuchó. Ni tampoco el balazo

cuando le perforó el pulmón izquierdo.

Cayó de lado. Salí a recogerlo pero los

compañeros me agarraron de los brazos.

No queremos más muertos, me dijeron.

Pero Álvaro se arriesgó en un descuido.

Murió acribillado por balas rasantes tendido

sobre el cuerpo de Gerardo.

Desde aquel día siento cuando pasan silbandorozando mi cabeza.
No. 7667 Bogotá, Sábado 18 de Febrero de 2017 



Mientras unos dan plomo, nosotros damos pluma
Jorge Consuegra





Bogotá.


La tradición oral -tantas veces vilipendiada- parece haber logrado emanciparse en Europa. Por allá en el siglo XVII, la imperiosa necesidad de constituir y consolidar los Estados-Nación, luego de la obsolescencia del sistema feudal, implicó un curioso y casi inesperado acercamiento a las producciones discursivas orales del Viejo continente. De aquella hermosa doncella que raptó Zeus ya no quedaría más que un mapa sobre el cual se trazan las fronteras que dividen su cuerpo en partes irregulares. Y como cada órgano amputado optó por hacer el intento de olvidar el organismo al que pertenecía, era ineludible que cada uno se erigiera como autónomo y autosuficiente. Bueno, que al menos aparentara serlo.

Para VictorVich, el hecho de que se haya pretendido hallar, en la tradición oral europea, las bases sobre las que se sostendrían las naciones emergentes es producto de la falsa creencia de que existe algo tal como una “identidad”, que debe ser desempolvada y exhibida al mundo como prenda de autenticidad y distinción. Sin duda que en las formas que toma el discurso oral -de cualquier lugar y sociedad del mundo- es posible hallar las raíces simbólicas que han sido parte fundamental en la formación de cierto imaginario social; pero ello no implica que ahí resida el “alma natural” de una colectividad. De hecho, lo diré de una vez: ni ahí ni en ninguna parte.

No existe tal tesoro de incorruptibilidad diamantina que cifre la esencia de un colectivo y la haga perdurar, indiferente al paso del tiempo y a la configuración del espacio. El pasado se presenta, bajo aquella concepción esencialista y metafísica, como una sustancia que se revela y que no se construye; que está muerta; que no camina al lado de los hombres, sino que los mira desde el ocaso y desde allí les marca su inapelable destino.

Lo que en un principio podría haberse intuido como emancipación de la tradición oral en Europa, ahora parece quedar evidenciado como no más que una sujeción de la producción discursiva a los intereses políticos particulares. Ahora, el caso de América Latina presenta síntomas particulares y ajenos al caso europeo. Paradójicamente, la construcción de las naciones del Sur del globo ha estado inapelablemente atada a un “proyecto letrado”; la oralidad ha sido marginada hasta lo inverosímil. Se asumió unilateralmente que las culturas prehispánicas no tenían nada por decir sobre el mundo. ¿Quién escucharía la polifonía de voces que encierran los seres más abyectos de un submundo como América?

Bueno, pues parece que el campo de los estudios literarios, especialmente el latinoamericano, debiera quitarse los lentes un momento, cerrar los ojos y abrir los oídos. De este modo, aquello que con propiedad y orgullo ha sido nombrado como El arte de las letras, seguramente tuviera que empezar a llamarse Las artes de las letras y las voces (con toda la dimensión expresiva/ritual que las últimas acarrean).

De acuerdo con Victor Vich, este desprecio ejercido desde buena parte del mal -y horriblemente- llamado sector “intelectual” de América sobre la cultura indígena, es resultado de la ineficiencia que se le atribuye a ella para construir espacios públicos. Pero, ¿qué cultura más propicia para la instauración de una cultura de lo común que una en la que la distinción entre lo público y lo privado ni siquiera existía? Y lo indignante no es que no se tome en cuenta la producción oral de los nativos de América para la elucidación de una posible identidad (como algo contingente, contradictorio, mutable, vivo), sino que se la reprima a tal punto que pareciera que el continente nació el 12 de octubre de 1942; y que las botas de colón grabadas en la arena fueron las primeras líneas de esta Verdadera historia. Como si los vientos andinos jamás hubieran arrastrado voces; como si la tierra jamás hubiera parido rito; como si las olas jamás se hubieran erguido como poemas; como si la Luna y el Sol y las estrellas jamás se hubieran pronunciado.

Pese a esto, quizás América haya contado con la suerte de que la estructura y la agenda política no se haya interesado aún por las vertientes del rizoma en que se encarnan las voces de la tradición oral. Aún parece posible enderezar el rumbo, para que el día que la caja musical del Sur levante su tapa, las voces y las letras sean escuchadas en su pluralidad y no sean burdamente sometidas a los intereses de los chovinistas de turno. Quizá -y ojalá sea así-no estemos condenados a cien años de soledad.


Foto Libros y Letras.

Por: Juan Sebastián Peña Muette
Estudiante de Comunicación social y Literatura
Pontificia Universidad Javeriana




La Secretaría de Cultura, Recreación y Deporte y sus Entidades Adscritas abren más de 119 convocatorias en 11 áreas: arte dramático, artes plásticas y visuales, audiovisuales, danza, literatura, música, multidisciplinar, patrimonio cultural, prácticas deportivas, prácticas recreativas, prácticas sociales y ley de espectáculos públicos, en donde se otorgarán más de once mil millones de pesos millones de pesos, para el fortalecimiento del sector arte, cultura y patrimonio de la ciudad de Bogotá.

Según María Claudia López Sorzano, Secretaria de Cultura, Recreación y Deporte “El Programa Distrital de Estímulos fortalece los procesos, proyectos e iniciativas desarrolladas por los agentes culturales, artísticos, patrimoniales de la ciudad, siendo esta una de las principales estrategias de fomento del sector cultural de la ciudad de Bogotá que permite afianzar la producción, circulación y desarrollo cultural en la capital”.

Este programa aúna los esfuerzos de la Secretaría Distrital de Cultura, Recreación y Deporte, el Instituto Distrital de las Artes (IDARTES), el Instituto Distrital de Patrimonio Cultural (IDPC), la Orquesta Filarmónica de Bogotá (OFB), la Fundación Gilberto Alzate Avendaño (FUGA) a través de la entrega de becas, premios, pasantías y residencias, mediante convocatorias públicas para el desarrollo de propuestas, o para realzar la excelencia de procesos y trayectorias relevantes de agentes del sector.

En este proceso pueden participar personas naturales, jurídicas o agrupaciones. Cada una de las convocatorias que oferta el PDE se circunscribe mínimo a una de las líneas estratégicas que se reconocen y promueven desde los programas institucionales de fomento, como son agenciamiento, apropiación, circulación, construcción de comunidad, creación, emprendimiento, formación, investigación y protección y salvaguardia.

Una de las categorías destacadas del portafolio es la de 'Homenajes', dirigida a artistas y gestores culturales destacados por su trayectoria en Bogotá. También se otorgarán premios a la gestión cultural local y el premio Vida y Obra 2017, que reconocerá el aporte de un artista mayor de 65 años al patrimonio artístico y cultural de la ciudad.

También se resaltan las becas a agrupaciones de territorios vulnerables, de estratos 1 y 2, que recurran al arte y la cultura como herramientas de transformación social.

De igual manera el Premio Luis Caballero, dirigido a artistas plásticos de trayectoria , mayores de 35 años de edad, que presenten proyectos curatoriales, de instalación o intervención artística concebidos para un espacio específico sugerido por la entidad, o uno propuesto por el artista.

En esta edición del portafolio del Programa Distrital de Estímulos trae novedades que se ajustan a las dinámicas sectoriales. Los procesos de creación, circulación e investigación se destacan dentro del mismo, incentivando así a los diferentes gestores y creadores artísticos y culturales.


Se fortalecen los escenarios para las artes escénicas en la ciudad

La Ley de Espectáculos Públicos LEP, establece una contribución parafiscal cultural generada por la venta de boletería y la entrega de derechos de asistencia a espectáculos públicos de las artes escénicas, cuando el precio o valor individual es igual o superior a 3 UVT. Este recaudo, realizado por los productores de espectáculos, equivale al diez por ciento (10%) del valor de la boleta y derecho de asistencia, destinado exclusivamente a la compra, construcción, adecuación, mejoramiento y dotación de la infraestructura para la presentación de espectáculos públicos de las artes escénicas.

La Secretaría Distrital de Cultura Recreación y Deporte - SCRD al presentar la quinta edición de la cartilla de la Ley de Espectáculos Públicos –LEP-, busca reconocer, formalizar, fomentar y regular la industria del espectáculo público de las artes escénicas; democratizar la producción e innovación local, diversificar la oferta de bienes y servicios, ampliar su acceso a una mayor población, aumentar la competitividad y la generación de flujos económicos y formas alternativas de financiación; así como garantizar las diversas manifestaciones de las artes escénicas que por sí mismas no son sostenibles pero que son fundamentales para la construcción de la base social y los procesos de identidad cultural de la ciudad.

“En los últimos 4 años con esta contribución se han beneficiado 39 escenarios con más de 20 mil millones de pesos invertidos. A través de la convocatoria 2017 se espera continuar fortaleciendo el sector cultural de las artes escénicas encaminados hacia la habilitación de los escenarios, promoviendo su organización y redes de apoyo y fomentando proyectos y actividades culturales”, afirma María Claudia López, Secretaria de Cultura, Recreación y Deporte.

La SCRD ha implementado la LEP como una estrategia de gestión del Plan Maestro de Equipamientos Culturales - PLAMEC, buscando fortalecer y cualificar la infraestructura cultural para las artes escénicas.

Algunos de los teatros que han sido beneficiados con la LEP en Bogotá son: Teatro Libre sala centro y chapinero, Teatro Charlot - Sala Jaime Botero Gómez, Teatro Experimental de Fontibón, Teatro la Macarena, Teatro Santafé, Factoria L’explose, Teatro Arlequín, Teatro R101; así como escenarios de naturaleza pública como el Auditorio Gilberto Alzate Avendaño, Escenario Movil Armando de la Torre, Teatro Mayor Julio Mario Santo Domingo, Teatro Jorge Eliécer Gaitán y el Teatro el Parque.

Cada concurso del 'Programa Distrital de Estímulos para la Cultura 2017' cuenta con una cartilla de requisitos y condiciones que podrá ser consultada, a partir del 20 de febrero, en la página web http://www.culturarecreacionydeporte.gov.co/convocatorias


Bucaramanga / Colombia.


El próximo viernes 24 de febrero, a partir de las 6:30 p.m., el cantante norteamericano Kenny Wesley, ofrecerá un concierto en el Auditorio Mayor Carlos Gómez Albarracín de la Universidad Autónoma de Bucaramanga. También se programará un Taller dirigido a los estudiantes de música de las universidades y academias de música, sin ningún costo, el mismo viernes de 10 a.m. -12 m.

La Red Colombos, de la mano de la Embajada de Estados Unidos, abre la temporada de actividades culturales 2017 con la Conmemoración de Black History Month (Mes de la Historia Afro-Americana). Este año, la celebración del mes de la herencia afroamericana contará con el “American Music Abroad”, AMA, de la oficina de Educación y Asuntos Culturales del Departamento de Estado de Estados Unidos, quienes traen por primera vez a Colombia a uno de los artistas jóvenes más originales de la escena Jazz en Norteamérica: Kenny Wesley, también conocido como el “Soulful Nerd”. Un nerd con alma musical que conmueve con su voz.

En su gira por Colombia en febrero, Kenny Wesley realizará conciertos y talleres musicales en los Centros Colombo Americanos de Cali (febrero 13-14), Manizales (febrero 15-16), Armenia (febrero 17-18), Pereira (febrero 20-21), Bogotá (febrero 22-23), Bucaramanga (febrero 24), y Medellín (febrero 25-26). “American Music Abroad” tiene como objetivo “promover las herencias musicales de los Estados Unidos a nivel mundial, promoviendo espacios de comunicación intercultural entre los músicos y las comunidades”.


Un artista con “alma de nerd”


A Wesley se le conoce como “nerd” debido a su extenso repertorio, tanto intelectual como musical. Wesley sostiene conversaciones en cinco idiomas, escribe poemas al amor, compone melodías que combinan lo folclórico con el funk, toca el piano con maestría y canta en un rango de cuatro octavas, habilidades que han hecho que críticos lo comparen con el excéntrico y ya fallecido, Prince.

Wesley aprendió a cantar antes de hablar. Solía armonizar su voz con el timbre del teléfono cuando tan solo era un niño. Sus orígenes musicales están enraizados en los terrenos del góspel en vista de que su abuela, madre y hermana, hacían parte de un coro religioso.

Gordon Chambers, cantante ganador de Grammy, asegura que “el color de la voz de Wesley solo es comparable con el oro.

Es un momento mágico cuando Kenny y el micrófono se unen”. Mágico, quizás, porque Wesley se entrega por completo cuando se sube al escenario. “Me gusta bailar entre el público, conecto mucho con él. Es una gran fiesta. Quiero que se sientan cómodos y que puedan gozar de la experiencia”, señala el artista de Washington D.C. Kenny Wesley y su ensamble representan con gracia los géneros del folk, el góspel, el funk y el jazz y es un invitado sin igual en la celebración del Black History Month de la Red de Centros Colombo Americanos.

Galeria