Revista Libros y Letras edición 92

Literatura

entrevistas

Rincón del poeta

Literatura infantil y juvenil

Latest Post

No. 7481 Bogotá, Domingo 24 de Julio de 2016 


Mientras unos dan plomo, nosotros damos pluma
Jorge Consuegra



Por: Camilo Eduardo Ángel Urazán.



Lanzado al mundo como una flecha,
diste en el blanco:
el corazón…
tierra donde hoy la sangre
pregunta por tus latidos,
noche donde el dolor
tiene nombre y apellido.

Jorge se llama el silencio,
que nos deja sin palabras;
Jorge la limpia cumbre
que nuestra frente no alcanza;
Jorge también esa voz,
¡Qué tanta falta!, ¡tanta falta!

¡Jorge!, bosque transparente,
jardín de libros y letras
donde el amor y la luz
crecían como una hierba,
quisiera hacer un templo
de palabras macizas,
para decirle al mundo
tu blanca humanidad,
para tallar en piedra
los dones que te llevas
y sentir que algo queda
cuando tanto se da.

Ah, jovial y alegre Jorge,
que fuiste sin esfuerzo
agua de ilusión y sueño,
yo pido para ti todos los cielos juntos,
todos los ríos y mares,
pues eras para muchos la hora más redonda,
el rato más amable, la luz que consentía,
la suavidad del aire.

Sin necesidad de honores o venias señoriales
te entregaste al mundo como el cuerpo de sol
de los enamorados,
como la tierra humilde de los fértiles valles,
como las frutas dulces que los pájaros muerden,
como la vida en flor que conceden las madres.
Bosque de madera intacta,
selva de humor y bondad,
niño de bigote y barba
que hidalgo se hizo
cabalgando páginas
y sembrando tinta en todo lugar,
yo pido para ti la paz de las piedras salvajes
y las tardes sin tiempo,
para que leas por siempre
esa novela eterna que bautizaron Hombre
y ese poema urgente llamado Humanidad.

Jorge amigo, cómplice y maestro,
pájaro de plumas rojas
que sus alas dio al pueblo,
te digo adiós herido,
te digo adiós quemado
por tu último aliento
y pido a los ángeles
promuevan tu delirio
y te den música y libros
sin límite o cordura.

Jorge, nuevo lector del paraíso,
fuego de Adán entre las páginas,
espero que las letras y el trigo de las artes
sean tu pan sagrado y tu vestido más fino,
para ir por el cielo haciendo periodismo
con el mismo fervor que Dios hace a sus hijos,
con la misma pasión que ruegan nuestras manos.

Para el maestro Jorge Consuegra, a sesenta días de su muerte, el 20 de mayo de 2016.




Bogotá.


Mirada crítica a la sombría realidad de la justicia en Colombia.

Del horror que recogen estas páginas he sido testigo. Militares que arriesgaron sus vidas luchando contra el terrorismo han sido condenados a prisión. Hombre y mujeres sin mancha alguna, que gracias a sus talentos, a sus capacidades profesionales y a su vocación de servicio llegaron a ocupar importantes cargos públicos, se encontraron enredados en tortuosos procesos judiciales. Algunos de ellos, advirtiendo el propósito de ser condenados injustamente, han tomado junto con sus familias el triste camino del exilio. Otros, que confiaron en demostrar su inocencia, se encontraron de pronto privados de la libertad.

La verdad es que la justicia en Colombia, durante los últimos años, se ha convertido en un instrumento político.

Algo realmente escandaloso. La justicia colombiana hoy en día da valor a un testimonio sin importar quién lo presenta, sin investigar previamente quién es el testigo y, lo que es más grave, sin corroborar la veracidad de lo dicho por él




Plinio Apuleyo Mendoza


Nació en Tunja, Boyacá, en 1932. Escritor, periodista y diplomático. Estudió Ciencias Políticas en La Soborna, de París. En 1979 ganó el Premio de Novela Plaza & Janés con Años de fuga. Es autor también de El país de mi padre, El día que enterramos las armas y Últimas noticias del nuevo idiota iberoamericano, este último en coautoría con Álvaro Vargas Llosa y Carlos Alberto Montaner. Es caballero de la Orden de las Artes y Letras de Francia y ganador del Premio Simón Bolívar.


Por: Pedro M. Domene / Tomado de Zas! Madrid


Viaje al corazón de Cortázar, de Juan Camilo Rincón e ilustrado de Daniela Garavito, editado por la Fundación Cultural Libros & Letras, de Bogotá, nos habla del cronopio, sus amigos y otras pachangas espasmódicas.

Julio Cortázar vive 100 años después, y no existe mejor ejemplo que un libro como Viaje al corazón de Cortázar, ensayo en el que Juan Camilo Rincón (Bogotá, Colombia, 1982) ofrece sus mejores páginas sobre las amistades literarias del escritor argentino; encuentros, correspondencia, lecturas y vínculos con el universal Borges, la eterna suicida Pizarnik, el diplomático amigo Paz, Neruda y sus amistad desde Isla Negra, Lezama desde La Habana, o la devoción con los amigos que contribuyeron al boom: Fuentes, Vargas Llosa y García Márquez, y un largo etcétera que incluye a Benedetti, Galeano, Gelman, Onetti, Bioy Casares y muchos otros.



¿Por qué, una y otra vez viejas y nuevas generaciones de lectores de Cortázar, volvemos no solo a su literatura, cuentos y novelas, ensayos y conferencias, sino también al mundo privado de las relaciones y de la vida cotidiana del mayor de los cronopios y de la sincera amistad que cultivó con sus amigos? Juan Camilo Rincón nos responde en cada una de las páginas de su ensayo, y a esos libros que giran en torno a su figura, los propios y los ajenos, aquellos que en la década de los 60 del pasado siglo XX, conformaron la historia de la nueva literatura hispanoamericana, y ofrece así la imagen más humana de una de las plumas más brillantes del pasado siglo, también nos permite revivir aquella época dorada de las primeras publicaciones de nuestros consolidados narradores universales. Por estas páginas recordamos algunos de los títulos más significativos, Sobre héroes y tumbas (1961) de Ernesto Sábato, La muerte de Artemio Cruz (1962), de Carlos Fuentes, La ciudad y los perros (1962), de Mario Vargas Llosa, El siglo de las luces (1962), de Alejo Carpentier, Rayuela (1963), del propio Julio Cortázar, Junta cadáveres (1964), de Juan Carlos Onetti, Doña Flor y sus dos maridos (1965), de Jorge Amado, Tres tristes tigres (1965), de Guillermo Cabrera Infante, El lugar sin límites ( (1966), de José Donoso, Paradiso (1966), de José Lezama Lima, o Cien años de soledad (1967), de Gabriel García Márquez.


Un recorrido literario


El libro incluye 36 ilustraciones de la reconocida artista visual Daniela Garavito, quien da vida a los capítulos creados por el autor, para quien este libro “es una especie de manual para recorrer y entender la historia de nuestra literatura (…) de una forma dinámica, cercana y afectiva, llena de datos y anécdotas hermosas”. Y aun añade que, “este libro significa poder poner a disposición de los lectores el resultado de alrededor de diez años de una investigación que, según se aprecia, proporciona datos muy valiosos e interesantes sobre algunas de las historias que construyeron la literatura de América Latina del siglo XX”. Y, por otro lado, representa el lazo entre esas dos formas de concebir el arte de la literatura a lo largo del pasado siglo y, por extensión, hasta el presente. El texto de Rincón, junto al diseño de las 36 ilustraciones de la artista visual Garavito, convierte al libro en objeto de colección, como afirma el joven autor.



Este domingo 24 de julio la Orquesta Filarmónica Juvenil presenta un variado repertorio que incluye la Obertura La Clemenza di Tito K.621 de Mozart; Glinka, Obertura Russlan y Ludmilla; Sibelius, Finlandia Op. 26; Liszt, Les Preludes (Symphonic Poem No. 3); Debussy, Preludio a la siesta de un fauno.

El concierto será a las 11:00 a.m., en el Auditorio Fabio Lozano de la Universidad Jorge Tadeo Lozano.

La Orquesta Filarmónica Juvenil está integrada por 40 jóvenes intérpretes entre 18 y 26 años, oriundos de diversas partes de Colombia, quienes bajo la batuta del maestro Carlos Villa, tienen la posibilidad de complementar su formación mediante la práctica de su instrumento en una orquesta de formato sinfónico con características y exigencias de un ensamble profesional. Destacados artistas internacionales han compartido con esta orquesta: El clarinetista francés Paul Meyer; el primer chelista italiano en ganar el Concurso Tchaikovsky de Moscú y Mario Brunello.

La batuta del maestro Carlos Villa, director artístico de la Orquesta Filarmónica Juvenil, ha guiado a otros solistas como Aníbal Dos Santos (viola), Ligia Perilla (contrabajo), Samuel Jiménez (violín), David Coral (corno) y David Suárez (percusión), entre otros artistas nacionales y de la propia agrupación, que han interpretado obras del período Clásico y Romántico, especialmente.

En la temporada de ópera 2014, el director itialiano Marco Boemi, condujo a los jóvenes para la interpretación musical de Turandot del compositor Giacomo Puccini, una gran puesta en escena de la Ópera de Colombia en el Teatro Jorge Eliécer Gaitán. Al año siguiente, esta agrupación interpretó Werther, la ópera más popular de Jules Massenet, en el marco de la temporada de ópera Cafam.

La Orquesta Filarmónica Juvenil participó como invitada especial en el IX Festival Internacional de Música de Cartagena, donde representó con rotundo éxito el talento nacional. Esta misma orquesta participó en el Festival Internacional ‘Bogotá es Mozart’ 2015, cuyos conciertos tuvieron el lleno total de los auditorios.



Con Estados Unidos como país invitado de honor, Panamá abrirá las puertas de la edición XII de la Feria Internacional del Libro desde el 16 al 21 de Agosto próximo, cuyo evento se realizará en el Centro de Convenciones Atlapa.

Este año el lema de la Feria es “Un libro, un viaje a la imaginación” y congregará varias actividades que van desde música, teatro y cine hasta gastronomía.

Entre la delegación invitados de los Estados Unidos se encuentran: Anna Renee Todd, Antonio Orlando Rodríguez, Rigoberto González, Rita Ruesga, y Andrés Salguero.

Además, autores de Cuba, Colombia, España, Chile, México, Nicaragua, Perú, Venezuela, entre otros países, estarán presentes a través de conferencias, diálogos y encuentros con los lectores. Entre los más destacados: Leonardo Padura, Pablo Montoya y Camilo Cruz, Julia Navarro, Juan Bolea y Lorenzo Silva, Carla Guelfenbein, Benito Taibo y Rosa Beltrán, Sergio Ramírez, Alonso Cueto y Alberto Barrera, Ismael Cala, Santiago Gamboa.

La nomina de autores de Panamá estará representada por Carlos Fong, Nicolle Alzamora, Sebastián Heredia, Enrique Jaramillo Levi, Carolina Fonseca, Alicia Mon Chambers, Carlos Winter, Guadalupe Batista, Julio Batista, Sonia Ehlers, Olga de Obaldía, Carlos Moncada, Rose Marie Tapia, Miguel Esteban González, Leonardo Narváez, Ricardo Puello, Joaquín González y Eduardo Verdurmen


Parte de la programación de la Feria contactará con actividades como:


-Panamá negro

Exhibirá una muestra de lo que son los festivales literarios en torno a la novela negra, que se realizan en varias de las ciudades de España. Contaran con dos días de actividades en un mismo espacio donde entre otras cosas, llevaremos adelante:

– Presentaciones de libros

– Mesa-Debate

– Entrega del Premio de Honor “Panamá Negro” a Leonardo Padura

Organizan junto a la Cámara Panameña del Libro, Juan Bolea impulsor del Festival Negro de Aragón, Embajada de España y Editorial Planeta. Por Panamá Juan David Morgan y Mónica Miguel Franco.

Se llevará a cabo del 17 al 18 de agosto en el salón Portobello, con capacidad para 300 personas.


-Tercer Congreso de promoción de lectura “Escuela y Biblioteca”

Del 16 al 20 de agosto. En horario de 1:30 p.m. a 8:30 p.m.

Asumimos la responsabilidad social y nos unimos a la valiosa labor de emprender un espacio para la promoción de la lectura y la escritura. En el mismo se dan cita más de 500 maestros, profesores, bibliotecarios de escuelas públicas y privadas y promotores culturales.

Un esfuerzo común de la Cámara Panameña del Libro, la Organización de Estados Iberoamericanos y el aval del Ministerio de Educación.


-11 Seminario Nacional de Derecho de Autor

17 y 18 de agosto de 9:30am a 5:00 pm

Iniciativa en la que se dan cita conferencistas nacionales e internacionales que debaten y exponen en torno a temas vinculados con la protección del derecho de autor, con énfasis en lo concerniente al sector del libro y la industria editorial.


-Talleres


Rita Rosa Ruesga:

A la edad de 5 años comenzó a cantarle a los niños. Luego se graduó como directora de coros y educadora en La Escuela Nacional de Artes de La Habana. Cuba. Llegó a Los Estados Unidos y matriculó algunos cursos en la Universidad de Miami Dade.

Ha podido impactar con su música a cerca de 10000 niños de muchos países en Cuba, México, Bolivia, Alemania, Suecia, Puerto Rico y USA. Así ha podido crear una guía de estudios específica para niños bilingües llamada “Los grandes amigos”. La casa editorial Scholastic ha publicado 3 de sus libros.

-Las artes como herramienta. Estrategias educativas para expandir el aprendizaje en el aula y posibilidades para integrar la música y la literatura transversalmente en el currículo escolar.

-La familia juega y aprende. Brindará algunas ideas para jugar y aprender en casa con canciones sencillas y actividades.

-Chicas poderosas de hoy. Actividades para jóvenes para conversar sobre cómo la literatura y la escuela cambian nuestro futuro.


-Rigoberto González: Taller de escritura como medio de expresión para jóvenes

Nacido en 1970, es un escritor y crítico literario estadounidense. Es editor y autor de poesía, ficción, no ficción y libros infantiles bilingües, y se auto identifica en su escritura como un “Gay chicano”.


1, 2,3 Andrés:

Andrés Salguero, más conocido como Andrés 123, es una de las más emocionantes nuevas voces del panorama musical de la familia en los EE.UU. y América Latina, Nativo de Bogotá, Colombia, Andrés trae a audiencias sonidos alegres, pasión por el bilingüismo y un amor de alta energía con la música que hace que los niños terminen cantando y bailando en español e inglés.

-Música, lenguaje y amor. Usar música para promover el aprendizaje en dos idiomas. Para familias y educadores.

-Arriba abajo. Extensión del currículo de aprendizaje a través de canciones y actividades. Basado en su segundo álbum Arriba Abajo. Para familias y educadores.

-Canciones infantiles en inglés y en español. Presentación de canciones tradicionales estadounidenses, que han sido adaptadas al español y las tradicionales latinoamericanas adaptadas al inglés.


Shows musicales a cargo de:

Rita Rosa Ruesga y 1, 2,3 Andrés


-Conferencia 400 dedicada a Shakespeare, Cervantes y el Inca Garcilaso de la Vega.


Clemente


Ángel Galeano Higua
(Fragmento)


En la tienda de Martiniano, el primer desplazado de San Mateo, no hay aguardiente. Tampoco tinto, con el cual Leonardo pretendía a esa hora neutralizar las ansias de Nicario. Les toca ir al estanquillo que queda junto a la iglesia del Caño, o a la tienda de Henry, en el Barrio Sur. Se deciden por la de Henry y al cabo de media hora regresan a la oficina. Nicario está más calmado. Leonardo también. El hecho de haber caminado por la calle de Las Damas, despejada a esa hora, y con el aire fresco de la noche, oloroso a río, les ha llevado un poco de sosiego, sobre todo a Nicario, que debe enfrentar ahora la parte de Clemente que falta. Por eso, echa mano del recurso etílico. Busca, con la ayuda de un par de tragos, tener los arrestos necesarios para contar aquella dolorosa historia.

La noche se repite en los labios de Nicario, pero más profunda. Los hombres se hallan sumidos en el sueño más pesado que antecede al amanecer, cuando el cuerpo parece abandonado por el espíritu o es puro espíritu, y los sensores han perdido su capacidad de reaccionar ante estímulos externos. En el relato de Nicario se reitera el viaje por aquellos extraños y livianos mundos tan cercanos a la penumbra, cuando los inocentes de todas las épocas son víctimas de las hordas insomnes que no conocen la paz del alma, sino que se debaten entre las zozobrantes ambiciones del poder, alimentadas por el apetito feroz de intrigas y traiciones.El río fue testigoPor eso, el piquete de hombres armados llegó a San Mateo a las cuatro de la mañana e irrumpió en los ranchos de barequeros, arrieros y aserradores y los reunió, medio dormidos aún, junto a la escuela. Escogieron a unos cuantos rehenes y los llevaron al otro lado de la quebrada, pero antes dijeron: si nos pasa algo, ellos la pagarán. A esa hora, en El Dorado, no se había levantado nadie. Dionisio, por ejemplo, el viejo aserrador que siempre abandonaba la hamaca a las cuatro de la mañana, aquel día siguió durmiendo como nunca. “Yo creo que cuando van a pasar las cosas, es así”, dice Nicario. Utilizaron a Lisandro, uno de los barequeros de La Amargura, para que llamara a Clemente. Para obligarlo le pusieron el revólver en la cabeza a la pequeña Marledys, una de sus hijas, y le dijeron: Hágalo o despídase de ella. Así de criminal es la guerrilla. En medio de aquel silencio aterrador, todos oyeron, en la desfalleciente voz de Lisandro, el nombre de Clemente, cuyas sílabas de idéntica vocal se elevaron en zigzagueante vuelo por las montañas y lamieron las copas de los árboles. El viejo colono se extrañó, no sólo por la hora en que lo urgían, sino por aquel raro temblor en la otrora firme voz de Lisandro. Se asomó con cautela y al presentir la muerte entre las sombras se devolvió de un salto y trancó la puerta, enseguida perforada por la ráfaga. Clemente respondió con la escopeta de doce tiros que mantenía siempre a mano detrás de la puerta, la misma escopeta que Lucho vería, siete horas después, en poder de Solano, el más viejón de los asaltantes. Luego cometió el error de asomarse por uno de los agujeros que había hecho como mirador, pero lo que vio no fue la silueta agazapada del enemigo, sino una explosión negra que esparció toda su memoria por el universo. Quedó irreconocible de la nariz para arriba. Oliva, que estaba aferrada a él, lo sintió desgonzarse, y cuando vio que sus manos largaban la escopeta supo que le habían arrancado la vida. Entonces empezó a gritarles, como enloquecida, que la mataran también a ella y a los niños, y cuando salió, al cabo de un cuarto de hora, con la niña de tres meses alzada, Lisandro, desde donde lo tenían encañonado, la vio con los pies descalzos bañados en sangre. Los asaltantes pararon la balacera y Solano le dijo que si Clemente no estaba muerto entonces la matarían a ella. Lo único que Oliva atinó a gritarles fue: ¡Asesinos! ¡Cobardes! ¡¿Por qué no siguen disparando?! Los otros niños estaban tendidos en el suelo. Las hamacas estaban agujereadas por las balas. Clemente las colgaba bajitas para no ser blanco fácil, pero esa noche los pequeños las colgaron altas y Clemente, tan pronto entró, después de percibir la emboscada, lo primero que hizo fue voltearlas con rapidez haciendo rodar a los niños por el suelo. Quédense tendidos y quietos, les ordenó, no levanten la cabeza, y así se quedaron hasta que aquellos hombres armados entraron y los sacaron a empellones.

Luego, los niños vieron cómo saquearon su casa y la tienda de la cooperativa e irrespetaron, también, las pequeñas cosas cotidianas con que ellos tanto jugaban.

____

Tomado de El río fue testigo (2003) Edit. Universidad de Antioquia. Pág.184

Texto enviado por la Fundación Arte & Ciencia.





Entre el 18 y el 24 de agosto, la sexta edición de la Semana del Cine Colombiano llevará 55 películas colombianas estrenadas entre el 2014 y el 2016 a 197 municipios de los 32 departamentos.

La muestra permitirá un acercamiento a todo tipo de historias a través del drama, la comedia, la música, la acción, la animación, nuestros paisajes y nuestra gente.


Inauguración


En la Cinemateca del Caribe en Barranquilla, la Universidad Autónoma de Bucaramanga y el Museo La Tertulia en Cali, el 18 de agosto se da inicio simultáneo a la fiesta de #ElCineQueSomos. La película encargada de abrir la Semana del Cine Colombiano 2016 es "Gente de Bien"; estrenada en 2015, dirigida por Franco Lolli, producida por Evidencia Films y protagonizada por Alejandra Borrero, Carlos Fernando Pérez y Brayan Santamaría.


Eventos Especiales. Itinerancias

Las itinerancias son circuitos de exhibición que se organizan por un ente específico, abarcando varios municipios de un mismo departamento.

La Semana del Cine Colombiano tendrá 3 itinerancias y llevará el cine que somos a lugares de los departamentos de Guaviare, Sucre y Chocó. La muestra itinerante se tomará Quibdó, gracias a la colaboración de Ambulante Colombia; San Onofre, Rincón del Mar y Santa Cruz del Islote, en Sucre y Bolívar, de la mano de la Fundación Cine Sinú; y Guaviare en San José, Calamar, El Retorno y Miraflores con el apoyo de Cinema Luna.

Estas itinerancias pretenden, a través de proyecciones de gran formato, llevar la muestra de la Semana del Cine Colombiano 2016 a lugares con poca o nula circulación y exhibición de contenidos cinematográficos nacionales, propiciar intercambios culturales y fortalecer la formación de públicos.


Exposición "Nereo y el Cine"


En el marco de la Semana del Cine Colombiano, se presenta la exposición "Nereo y el Cine": 39 fotografías en blanco y negro en las que se podrá apreciar la participación de Nereo López en realizaciones cinematográficas como productor, director de fotografía, foto fija, actor y como visitante de rodajes. La biblioteca pública departamental del Valle del Cauca, Jorge Garcés Borrero, será la sede de esta muestra del 18 de agosto al 31 de octubre de 2016. Esta exposición es desarrollada por la Dirección de Cinematografía del Ministerio de Cultura en alianza con la Biblioteca Nacional de Colombia.


Muestra Documental Yuruparí


La serie documental Yuruparí (1983-1986) es el registro audiovisual más importante que se ha hecho en Colombia sobre fiestas, tradiciones y costumbres populares de todas las regiones del país; allí encontramos memoria cultural que abarca celebraciones religiosas, expresiones populares de la música y homenajes a importantes creadores colombianos. Yuruparí es el balance cultural más completo que se ha hecho en formato audiovisual y único en su complejidad hasta la fecha.

La serie fue realizada para difundir, a través de la televisión, la cultura popular de las diferentes regiones de Colombia y dar a conocer su inmensa riqueza cultural. La serie consta de sesenta y dos (62) títulos.

Los documentales Yuruparí serán proyectados el domingo 21 de agosto en San Jacinto Bolívar y el 24 de agosto en la sala Germán Arciniegas de la Biblioteca Nacional en Bogotá, sus asistentes podrán disfrutar del conversatorio en torno a este trabajo audiovisual y de la presentación de los Gaiteros Familia Torres.


Otras actividades, otras miradas


Durante la Semana del Cine Colombiano, el Centro Ático de la Universidad Javeriana junto con la Maestría en Creación Audiovisual y la ACACC, sitúan en un mismo espacio a la academia que forma a los futuros realizadores del cine y debaten cuál es la formación que el cine necesita y cuál es la formación que se da. Las personas que hacen el cine en Colombia hablan de la perspectiva y desafíos del cine hoy, en la charla "Los retos de las academias de Cine en Colombia frente a la formación".

Se llevará a cabo en el Auditorio Centro Ático de la Pontificia Universidad Javeriana el día 19 de agosto y será abierta al público.


#TengoUnaPelícula


Desde el 2013, el Consejo Nacional de las Artes y la Cultura en Cinematografía -CNACC- realiza el taller #Tengounapelícula, cuya misión es integrar los nuevos talentos regionales a la dinámica cinematográfica nacional mediante la realización de un taller de cuatro días con expertos nacionales que se encargan de compartir información sobre temas como: presentación de proyectos audiovisuales: aspectos económicos y creativos, financiación, distribución, legislación cinematográfica, formalización empresarial y transmedia. Durante la Semana del Cine Colombiano, el taller #TengoUnaPelícula se realiza en Villavicencio y Tunja.


Imaginatón


Una gran maratón de la imaginación audiovisual, que se divide en realización y exhibición.

La Maratón de Exhibición está diseñada para ver durante 6 horas consecutivas lo mejor del cine joven colombiano. En la Maratón de Realización, todos los participantes previamente inscritos, podrán contar historias con cualquier tipo de cámara que permita registro audiovisual (incluidas cámaras fotográficas digitales, celulares y web cam), durante un fin de semana en el que los realizadores, profesionales y aficionados, de todo el país, competirán simultáneamente por conseguir el mejor plano secuencia de 60 segundos, capaz de contar la mejor historia jamás contada en un minuto.



Para conmemorar los doscientos años de la muerte de don Jorge Tadeo Lozano, la Biblioteca Nacional de Colombia le dedica la Pieza del Mes de julio al nacimiento del semanario político y económico.

El correo curioso, una de las obras por la que es hoy conocido y recordado este influyente intelectual colombiano del siglo XIX.

Con la llegada de Pablo Morillo a Cartagena, Tadeo Lozano fue puesto preso en el Colegio de Nuestra Señora del Rosario, el 6 de julio de 1816, junto con Francisco Javier García Hevia, Miguel de Pombo, Crisanto Valenzuela, José Gregorio Gutiérrez y Emigdio Benítez. Luego, fue conducido a lo que entonces era conocido como la Huerta de Jaime (hoy Plaza de los Mártires, ubicada entre la avenida Caracas y la carrera 15, y las calles 10 y 11, de Bogotá), para ejecutar la sentencia a muerte dada por Morillo de ser “pasado de espaldas por las armas”.

Jorge Tadeo Lozano fue uno de los más apasionados partidarios de la revolución iniciada el 20 de julio de 1810. En 1811 redactó un proyecto de Constitución, que fue firmado el 30 de marzo, en el que se reconocía a Fernando VII como soberano, siempre y cuando viniera a reinar a Santafé. Mientras esperaban la llegada del monarca, Lozano fue nombrado vicerregente y presidente del Estado. Durante su paso por la presidencia procuró establecer una federación de las provincias granadinas y logró que se firmara un tratado de alianza con Venezuela, el primer tratado de su tipo firmado en América. Lozano finalizó su gobierno el 19 de septiembre de 1811, luego un mitin popular encabezado por Antonio Nariño, defensor acérrimo del centralismo.

Una vez retirado del gobierno, Lozano se dedicó de lleno a sus investigaciones científicas. Su interés en las ciencias era notable. Aunque a los once años Lozano inició sus estudios de literatura, filosofía y medicina en el Colegio Mayor de Nuestra Señora del Rosario, al continuar sus estudios en España, optó por la carrera militar y los estudios en química en el Real Laboratorio de Madrid. Con esto consiguió uno de sus mayores logros: ser parte del Real Cuerpo de Guardias de Corps, donde obtuvo el título de Capitán, peleando contra los franceses en la Campaña del Rosellón. Es así como su pasión por las ciencias naturales lo llevó a ser regente de la Catedra de Química en el Colegio Mayor de Nuestra Señora del Rosario, a recibir en su casa a Humbolt y Bompland en 1801, a ser miembro de la Sociedad Patriótica y de la Expedición Botánica.

Condenado por ser uno de los primeros tumultuarios que depusieron la autoridad española y por producir varios papeles considerados sediciosos, a lo largo de su vida, Lozano produjo escritos como “La fauna cundinamarquesa”, de la cual Francisco José de Caldas publicó varios fragmentos en el Semanario del Nuevo Reino de Granada y en 1801, junto con el doctor Luis Eduardo Azuola, publicó un papel semanal en el cual trató “de la agricultura e yndustria, artes y siencias”.

La pieza del mes corresponde a uno de los manuscritos que hacen parte del Fondo Antiguo de la Biblioteca Nacional de Colombia: la solicitud para conceder licencia “para dar al público, un papel”, realizada por Tadeo Lozano y Azuola. Esta solicitud del mes de enero de 1801, hace referencia a la publicación del Correo curioso, erudito, económico y mercantil de la ciudad de Santafé de Bogotá. La solicitud fue aprobada solo hasta abril del mencionado año, y a pesar de las demoras, ya se había dado comienzo a la publicación periódica desde el martes 17 de febrero.

El Correo curioso, erudito, económico y mercantil de la ciudad de Santafé de Bogotá circuló regularmente durante 1801 y se publicaron 46 números. Como lo afirmaron Lozano y Azuola en la presentación del prospecto, su objetivo no era enseñarle a ignorantes o trabajar en la destrucción del imperio, sino mostrar el estado actual de Bogotá. En sus propias palabras: “La dulzura de los modales de sus habitadores, la docilidad de sus genios, la viveza de sus talentos y sus deseos insaciables de la sabiduría. […] Es bien conocida la utilidad de los medios que facilitan la mutua comunicación de las ideas para el logro de la ilustración de los hombres y del engrandecimiento de un estado”.

Paola Viviana Londoño
Historiadora y mágister en Escrituras Creativas



No. 7480 Bogotá, Sábado 23 de Julio de 2016 


Mientras unos dan plomo, nosotros damos pluma
Jorge Consuegra



“Por una paz multicolor”

Un Festival único en Colombia que este año contará con la participación de 13 colectivos procedentes de 6 países, más de 20 funciones y cerca de 60 artistas entre actores, actrices, bailarines y músicos en escena.

A partir del 29 de julio y durante 4 fines de semana, el Festival Internacional de Teatro Rosa de Bogotá, presenta el único encuentro en Colombia y uno de los más reconocidos en América Latina, de arte escénico que aborda temas relacionados con la diversidad sexual. Un mes dedicado a la actividad teatral complementado con un pertinente componente académico, con talleres que abordan temas relacionados con el quehacer actoral, como el combate escénico, trabajo de autoconocimiento y desprendimiento, apropiación e imaginativa de las estrategias propias del teatro gay, entrenamiento corporal, entre otras prácticas escénicas.

Este año el Festival contará con la presencia de países como Perú, Venezuela, Ecuador, Brasil, Estados Unidos y el anfitrión Colombia, con la participación de montajes de la escena local y nacional. Una gran variedad dramatúrgica, diferentes tendencias narrativas y ante todo, un gran intercambio cultural que permite enriquecer el lenguaje escénico LGBTI.

El objetivo principal de esta nueva versión del Festival, es llegar a los espectadores con propuestas escénicas frescas, profesionales y sobre todo con temáticas que enaltezcan los valores de una sociedad incluyente, equitativa y respetuosa ante la pluriculturalidad y diferencia.

El Festival Internacional de Teatro Rosa de Bogotá nace, en el año 2010, de la necesidad de crear y promocionar un espacio incluyente, donde los grupos de teatro de Bogotá y el mundo pudieran exponer sus trabajos escénicos, y de esta forma crear un espacio de intercambio y crecimiento cultural, entre los grupos asistentes al encuentro.

Durante las cuatro versiones anteriores, se ha contado con la presencia de más de 50 grupos Internacionales, 75 grupos nacionales y más de 120 grupos locales. Realizando intervenciones en diferentes puntos y teatros estratégicos de la ciudad; logrando consolidar el festival como una de las vitrinas con más impacto social y turístico, al momento de exponer nuevas propuestas escénicas sobre políticas y visiones del sector LGBTI


Consulte la programación artística y académica en www.barracateatro.com


Por: Apuntes, d.j.a. / Tomado de www.lunalibros.com



Obermann de Étienne Pivert de Senancour (KRK Ediciones).-


Senancour (París, 1770-1846) publicó este libro en 1804 cuando tenía treinta y cuatro. Él esperaba un éxito atronador, pero poco pasó con él, fue casi olvidado, hasta 1830 cuando románticos más militantes lo reeditaron. Después, casi dioses de la literatura como Victor Hugo, Balzac, Stendhal y Baudelaire manifestaron en algún momento su fervor por Obermann; y Proust escribió: “Senancour soy yo”. Aun así, Obermann nunca ha pasado de ser un clásico casi desconocido, por paradójico que parezca, como un clásico de segunda fila. En castellano hubo una traducción de Ricardo Baeza a principios del siglo XX y la misma es reproducida ahora por la simpar ovetense KRK Ediciones. Y a la hora de buscar sus huellas, en nuestra lengua aparece citado por Unamuno en Del sentimiento trágico de la vida. En suma, Senancour el escritor y Obermann, la obra, pertenecen al extraño mundo de los clásicos de precaria resurrección que, ni por eso, pierden el carácter de clásicos.

¿Qué es Obermann? No es una novela, está claro, aunque en el fondo hay una historia muy tenue y el tiempo transcurre, de modo que en la primera carta el autor tiene veinte años y cuando estamos en la mitad del libro va por los veintiocho. Ya está dicho: Obermann es una colección de cartas, un largo monólogo de alguien que padece el mal del siglo. Una incorregible melancolía, un pesimismo sólido y omnipresente, una terrible desconfianza en la índole moral de la especie humana, verdadera alergia a la religión oficial, a la arrogancia de los ricos, al trabajo, a los poderosos, al matrimonio y a todas las instituciones. En ciertos momentos es una persistente diatriba contra todo, principalmente contra sí mismo. Obermann se suma al Werther de Goethe como los moldeadores de ese arquetipo del romanticismo, como es el mal del siglo.

Sin proponérselo, así define Senancour el mal del siglo: “he pasado en el vacío y los sinsabores la estación feliz de la confianza y la esperanza. Siempre oprimido, sufriendo, vacío y lastimado el corazón, he conocido, joven aún, las añoranzas de la vejez. Acostumbrado a ver todas las flores de la vida marchitarse bajo mis pasos estériles, soy como esos viejos a quienes todo ha abandonado; pero más desgraciado que ellos, he perdido todo mucho antes de acabar yo mismo. (…) Y, si en ello me empeñase, podría, como un hombre del mejor tono, bostezar continuamente, divertirme consumido de pesares, y morir de tedio con mucha calma y dignidad. (…) No sé lo que soy, lo que amo, lo que quiero; gimo sin causa, deseo sin objeto, y no veo nada, excepto que no estoy en mi lugar”.

Se dice que Senancour frecuentaba los círculos iniciáticos parisinos; en cierto momento, en Obermann, se refiere a los números como clave interpretativa (y adivinatoria) del mundo. Estamos en la época del culto a las cumbres de las montañas. Eran los lugares para las epifanías, las visiones y las inspiraciones. Y en Obermann ocurren estos instantes fuera del tiempo por lo menos en tres ocasiones: es un buen momento para decir que Senancour vivía en Suiza mientras escribía Obermann y utilizó esos paisajes para el libro. Las caminadas por senderos montañeses prefiguran la muy excelente novela Verano tardío del alemán Adalbert Stifter, publicada cincuenta años después que Obermann.


Citas de Obermann.-


-Nuestras miserias provienen sobre todo de nuestro cambio de lugar en el orden de las cosas.

-Al llegar a pie, lo reciben a uno menos bien en las posadas.

-Los agravios de un amigo pueden entrar en nuestro pensamiento, pero no en nuestros sentimientos.

-Solo el paseo que se da sin fin determinado es el que proporciona verdadero placer, cuando se anda por andar y sin buscar nada.

-Los ricos serían felices si tuvieran independencia económica; pero los ricos prefieren hacerse los pobres.

-Es indudable que el alma sobrevive al cuerpo, a no ser que éste haya sido aplastado por la súbita caída de una roca; pues en este caso el alma no tiene tiempo de emprender la fuga, y tiene que morir allí.

-Me sentía demasiado preocupado de mi situación, de mis esperanzas tan vagas, del porvenir inseguro, del presente ya inútil y del intolerable vacío que hallo en todas partes.

-Cené con el recaudador del peaje. Sus maneras no me desagradaron. Es un hombre más ocupado en fumar y beber que en odiar, hacer proyectos y afligirse.

-Sólo está uno bien cuando obedece a su naturaleza.

-Es en las montañas, en sus cumbres apacibles, donde el pensamiento, menos presuroso, es realmente más activo.

-¿No es acaso para mí un apaciguamiento el encontrar fuera de mí, bajo el cielo ardiente, otras dificultades y otros excesos que los de mi corazón?

-Siento las tormentas de la juventud sin sentir sus consuelos.

-Estoy apagado sin estar tranquilo, los hay que gozan de sus males; pero para mí todo ha pasado; no tengo alegría, ni esperanza, ni reposo; no me queda nada, ni siquiera tengo ya lágrimas.

-Mi situación es agradable y, sin embargo, mi vida es triste. Estoy aquí inmejorablemente: libre, tranquilo, sano, sin quehaceres, indiferente al porvenir, del que nada espero, y perdiendo sin pena un pasado que no he gozado. Pero hay en mí una inquietud que no me abandonará; una necesidad que no conozco, que me gobierna, que me absorbe, que me arrastra más allá de los seres perecederos… Se engaña usted como yo me había engañado; no es la necesidad de amar. Hay una distancia muy grande del vacío de mi corazón al amor que tanto he deseado; pero hay un infinito de lo que soy a lo que necesito ser. El amor es inmenso, pero no es infinito. (…) Quiero un sueño, una esperanza, en fin, que esté siempre ante mí, más allá de mí, más grande que mi esperanza misma, más grande que los acontecimientos.

-Buenas personas no, son personas buenas; los que hacen el bien, solo por debilidad, podrán hacer mucho mal en circunstancias distintas.

-Si es imprescindible que el hombre elija al azar un amigo, es preferible que lo escoja en la especie de los perros que en la de los hombres.

-Pero si la misma tranquilidad fatiga, ¿qué esperar entonces?

-La vida me fatiga, y me fatiga más cada día; pero no estoy exasperado.

-Vosotros no veis que ese estado de cosas (…) que llamáis el edificio social, no es sino un amasijo de miserias disfrazadas y de errores ilusorios.

-Ciertamente, yo no quiero arrastrarme de escalón en escalón, abrirme paso en la sociedad, tener superiores reconocidos como tales, a fin de tener inferiores a quienes despreciar. Nada tan burlesco como esa jerarquía del desprecio que desciende en una proporción muy exactamente matizada, abrazándolo todo, desde el príncipe sometido a Dios solo, según él, hasta el más humilde limpiabotas, sometido a su posadera.

-Es preciso apresurarse a probar a los hombres que, independientemente de una vida futura, la justicia es necesaria a sus corazones.

-Decidme, ¿dónde está la esperanza del hombre que llega a los sesenta años sin otra cosa aun que la esperanza?

-La resignación es buena a menudo para los individuos; pero solo puede ser fatal para la especie.

-¿Y si yo le dijese que no hay más cristianos que los malos, puesto que sólo ellos necesitan quimeras para no robar, asesinar y traicionar? Ciertos cristianos, cuyo humor devoto y cuya creencia burlesca han desequilibrado el corazón y el espíritu, se encuentran siempre entre el deseo del crimen y el temor al diablo. Según el método vulgar de juzgar a los demás por sí mismo, se alarman en cuanto ven a un hombre que no se persigna: “no es de los nuestros, está contra nosotros; no teme lo que nosotros tememos, luego no teme nada, luego es capaz de todo; si no tiene las manos juntas es porque las esconde; seguramente tiene un estilete en la una y un veneno en la otra”.

-Discierno muy mal lo invisible.

-El hastío consume mi duración en un largo silencio.

-Escribiré como se habla, sin pensar en ello; si es preciso hacerlo de otro modo, no escribiré.

-La moral debe ser la única preocupación seria de todo escritor que se proponga un objeto útil y grande.

-Todo sistema general sobre la naturaleza de los seres y las leyes del mundo no es nunca otra cosa que una idea al azar. Es posible que algunos hombres hayan creído en sus sueños o hayan querido hacer creer a los demás; pero es un charlatanismo ridículo o un prodigio de terquedad.

-El estoico creía en la virtud a pesar del destino.

-Mucho desearía no quitar nada de la cabeza de aquellos que la tienen ya lo bastante vacía para decir: “si no hubiese infierno, no valdría la pena ser hombre honrado”.

-Si se encuentra más paz y buen humor en las cabañas que en los palacios es porque la independencia económica es más rara en los palacios que en las cabañas.


El enemigo / Autor: Serge Bloch; Davide Cali / Editorial: SM


Una noche, cansado de la humedad y de su vida gris dentro del agujero, el soldado que relata su dilema decide salir, camuflado, y arrastrarse hasta el agujero de su enemigo para darle muerte. Pero cuando llega a la guarida de su rival, el enemigo no está en el agujero, y su refugio es un reflejo del suyo: la misma comida, los mismos objetos… incluso el mismo manual de guerra.

Además, se encuentra con fotos familiares. ¿Cómo es posible que tenga familia su enemigo, si los superiores le dijeron que era un monstruo? De pronto, el personaje cae en la cuenta: al igual que él, su contrincante se ha arrastrado hasta la trinchera opuesta. Ha comprendido lo absurdo de la guerra, y como él, también sabe a estas alturas que el enemigo es otro ser humano.

Una vez que ambos descubren que ésa no es su guerra –sólo quieren retomar su vida con sus familias, y huir de la humedad de ese agujero desde el que parece que el resto del mundo ha dejado de existir–, ¿serán capaces de alcanzar la paz?




El principio / Autor: Paula Carballeira, Sonja Danowski / Editorial: Kalandraka


Pese a los efectos crueles y devastadores de una guerra, este relato poético contado desde la infancia y que nos transporta con todo detalle hasta el lugar mismo donde estallan las bombas, es un mensaje de esperanza. Comienza con el caos, del desorden, de la desazón, el fondo del pozo, del túnel. El relato de imágenes vívidas y pocas palabras nos lleva por el camino del miedo, la desolación, el desánimo, la ruina y la fuga que todo el mundo transita, desconfiado en las situaciones de conflicto.

Pero el relato habla también de la fuerza de la risa, el abrazo, la familia, la palabra, la evocación, el grupo, el juego, la música, la canción y la fiesta.




Eloísa y los bichos / Autor: Jairo Buitrago / Editorial: Babel


Es una bella reflexión sobre las cosas nuevas, sobre todo aquello que nos es desconocido. Habla de miedos, y de aprendizajes; de extrañezas, pero también de costumbres; de rechazo, pero también de amistad. La historia es la de una niña que tiene que crecer y madurar lejos de su gente más querida. Una niña que, además del desplazamiento territorial (¿forzado?) sufre un estado de enajenación y se siente, y se percibe, como viviendo rodeada de bichos (por lo general bastante desagradables: insectos y algún que otro gusano dibujados a la misma escala que la protagonista).




La luna en los almendros / Autor: Gerardo Meneses Claros / Editorial: S.M


Una familia campesina, compuesta por los dos padres y dos hijos varones, empieza a vivir un drama de zozobra y miedo luego de que, forzados por el enfrentamiento entre el Ejército y la guerrilla, deben exiliarse. Los niños, valerosos y soñadores, tratan de sobrevivir en medio de un sinfín de adversidades. Una novela realista para comprender la Colombia actual, sobre niños en el campo remoto cuasi-selvático, inmersos en el rumor de la guerra.




La partida del soldado / Autor: Javier de Isusi / Editorial: El jinete azul


Es un álbum con aromas transgresores que no es estrictamente sobre un tema infantil. Un texto muy breve narra un instante en la vida de un hombre y su familia, en el que debe tomar la decisión de ir a la guerra o permanecer en el hogar que ha construido. Decidirse por uno u otro de los caminos cambiará su vida. La decisión que toma el soldado es sorprendente. En este hermoso libro hay una historia cercana, pequeña, que habla de lo cotidiano a través de las ilustraciones.




Bogotá.


Nicolás Montero, Jhon Alex Toro y Hernán Cabiativa presentan “Las listas”, nueva producción del Teatro Espacio Odeón que estará en temporada a partir del 10 de agosto. Una obra que reflexiona con humor y sarcasmo sobre el oficio de ser artista, basada en el texto original del argentino Julio D. Wallovits, bajo la dirección del español Marc Caellas.

¿Qué pasaría si todo el mundo fuera artista, y cada vez, menos gente hiciera “cosas útiles”? Esta es la premisa de la que parte la nueva producción del Espacio Odeón, pieza teatral protagonizada por Nicolás Montero, Jhon Alex Toro y Hernán Cabiativa. “Las listas”, basada en el texto original del argentino Julio D. Wallovits, bajola dirección del español Marc Caellas, que estará en temporada con un nuevo elenco a partir del 10 de agosto en el Espacio Odeón.

En un futuro no muy lejano, donde todos son artistas y nadie trabaja por necesidad, el mundo está por colapsar. Ya no quedan carniceros, panaderos, agricultores, ni médicos. Todos están consagrados al arte, pero todos podrían morir de inanición. En “Las listas”, un escritor (Nicolás Montero) y un músico (Jhon Alex Toro) reflexionan con humor sobre un mundo en el que nunca hubo tantos artistas y tan poco arte, mientras repasan obsesivamente las listas de todos los alimentos que se han agotado y esperan que el último campesino que queda en la zona (Hernán Cabiativa) les traiga algo de comer…

El mundo que construye esta obra es totalmente imaginario. Un mundo en el que todas las personas se han convertido en artistas, un mundo donde todos quieren lograr la fama. La pieza es una tragicomedia de pequeño formato, una crítica feroz y divertida de la figura y el concepto de los creadores. "El tema es que hay mucha gente que posa de artista, que piensa que es asunto de ser cool: hay una cultura de la celebrity", agrega el director y continua: "Me gustan la ambigüedad entre la ficción y no ficción y que la gente no sabe si son personajes o son versiones decadentes de ellos mismos”.

Con un ambiente minimalista y una escenografía sobria, en “Las listas” actores y público entran en sintonía gracias a un texto inteligente y grandes interpretaciones. Casi hora y media para disfrutar de una obra trabajada con exquisitez, calidad y precisión, con la producción del Espacio Odeón, sala concertada del Ministerio de Cultura y el apoyo del Grupo Éxito.


Marc Caellas es escritor, director y dramaturgo de origen español que durante los últimos años se ha destacado en la escena nacional con las obras: “Notas de Cocina”, “Haberos quedado en casa capullos”, “Los críticos también lloran”, “Cuento mi vida” y una versión anterior con diferente elenco de “Las listas” en 2012 y 2013. A nivel internacional, ha dirigido “La cena” estrenada en una galería de arte en Miami, “El amor de Fedra” estrenada en una casa abandonada del Country Club de Caracas.


Tenga en cuenta:


Obra: “Las listas”

De miércoles a sábados a las 8:00 p.m. a partir del 10 de agosto.

Lugar: Espacio Odeón (Carrera 5 # 12C-73, edificio del Antiguo Teatro Popular de Bogotá)

www.espacioodeon.com

Galeria