Revista Libros y Letras edición 93

Literatura

Los libros mas vendidos

Un café en Buenos Aires

Literatura infantil y juvenil

Latest Post

Cristian Acevedo
Cristian Acevedo

Por: Pablo Hernán Di Marco / Buenos Aires, Argentina / Especial para Libros & Letras.


Los escritores suelen ver a su última publicación como un pleno en el que se lo apuesta todo. No debiera ser así. La escritura no es un juego para impacientes y la publicación de un libro es apenas una estación más de un largo recorrido con inevitables pasos adelante y pasos atrás. Ni más ni menos que eso.


El escritor argentino Cristian Acevedo, de la mano de su más reciente novela Matilde debe morir, acaba de dar un paso adelante en lo que apuesto será, con el correr del tiempo, una obra perdurable. Buena oportunidad para hacer un alto en el camino y conversar con Cristian sobre algunos de los temas que nos apasionan.


—La metaliteratura es un eje central de Matilde debe morir. ¿Qué nos pasa a quienes escribimos que no podemos desprendernos de la metaliteratura? ¿Será que cuando buena parte de tu vida gira en torno a la lectura, el mundo de la tinta y el papel se vuelve todavía más real (e interesante) que el mundo “real”?

C: No sé si la metaficción es algo recurrente. No estoy seguro. Pero, en mi caso, puedo decir que es una de mis obsesiones. Incluso desde mis primeras aproximaciones a la lectura. Los libros de Elige tu propia aventura fueron, sin que yo lo supiera, mi primera aproximación a ese juego ficción-realidad. Más de grande descubrí que eso me obsesionaba. Que me fascina la ficción que se reconoce como tal, que se sabe ficción y que juega con ese vaivén, con esa vacilación. Tal es así que mi próxima novela también tiene este tratamiento. No puedo evitarlo. Puede tener que ver con el tipo de ficción que siempre me deslumbró: Niebla, de Unamuno es un claro ejemplo. Recuerdo cuan perturbado quedé al llegar al capítulo en que Augusto Pérez advierte su condición de personaje. Esa cuestión, abordada algunas veces por el cine y por la literatura (Más extraño que la ficción, cierto capítulo de La Dimensión Desconocida, Juego de niños, Seis personajes en busca de un autor, “Tlön…”, etc.) me atrae más que cualquier otra.


—¿Por qué considerás que te atrae?

C: Me atrae, creo, porque detrás de una aparente inocencia esconde preguntas terribles: ¿Quién soy? ¿Existo? ¿Qué es real, qué cosa es parte del sueño? ¿Hay un destino? ¿Hay un Dios? ¿Quién escribe el guion de mi vida? Eso me obsesiona. Y eso, como primer lector de Matilde debe morir, es lo que me preguntaba a cada vuelta de página. Y en cierto punto, supe que esas preguntas serían el eje de la novela. Y decidí que debía contestarlas apenas empezara la novela, para que no se convirtiera en un asunto filosófico. O lo que sería peor: de autoayuda. Y así lo hice: Usted, lector, es un personaje. Usted, ocioso lector, no decide lo que va a suceder. Usted debe obedecer a su narrador. Ya no es un lector. Ahora es un personaje, es el insulso de la mesa cuatro. Sin trampas. Trabajé con esa premisa: a cada rato le recordaría al lector su condición de tal. El desafío iba a ser recordarle, amable y ocioso lector, que usted está leyendo una novela. Y que, sin embargo, usted no puede soltarla, no puede dejar a Matilde a la buena de… ¿Dios? Que no puede evitar dar vuelta la hoja.

Bueno, esa fue la intención. Espero haberlo logrado al menos en cierto momento. Así dejaría de ser una obsesión inútil. Lo que sería decir suficiente.


Matilda debe morir, novela de Cristian Acevedo
Matilda debe morir, novela de Cristian Acevedo

Uno se pregunta: ¿si todo es talento, todo es inspiración (o aspiración), para qué escribir hoy, para qué bosquejar y borrar hoy, para qué corregir y reescribir y releer y putear? 


—Una vez le escuché decir a un escritor que él jamás permitía que sus personajes escapen a su control. Yo no coincido con esa idea. A mí me gustan las novelas en las que llega el bienvenido momento en el que los personajes se rebelan, derrocan al autor y se apoderan de la historia. ¿Con quién te vas a discutir, Cristian? ¿Con el autor que nombré al principio o conmigo?

C: Te la discuto a vos. No porque no esté de acuerdo, sino porque soy discutidor y porque mantenés anónimo el nombre del autor.


—Cuando terminemos recordame que te diga el nombre del autor. Dale, sigamos.

C: Acerca de esto se puede decir mucho. Pero me gusta lo que respondió una vez Fontanarrosa de los escritores que dicen que escriben una novela y de repente sus personajes cobran vida y empiezan a decidir ellos. Fontanarrosa decía: “¡Qué suerte que tienen! A mí nunca me pasó, yo les tengo que decir a mis personajes todo lo que tienen que hacer. Qué sencillo sería si uno pudiera escribir veinte páginas y después que se encarguen ellos”. Claro que lo decía desde el humor, pero creo que este tipo de declaraciones le hacen bien al oficio. A cualquier oficio, pero más al de escribir. Porque suele subestimarse el esfuerzo, el empeño, la perseverancia. Y dejamos que se crea que todo es talento, todo es inspiración. Viene cualquier perejil y dice: “Yo soy tan genial que no corrijo”, y uno le cree. Otro nos dice “Esta novela la escribí en dos noches, me aspiraba una línea cada cincuenta páginas y seguía escribiendo”, y uno se ríe y quiere creerle. “Esforzarse pasó de moda, man”, dice otro, y uno casi que le cree también. Entonces, uno se pregunta: ¿si todo es talento, todo es inspiración (o aspiración), para qué escribir hoy, para qué bosquejar y borrar hoy, para qué corregir y reescribir y releer y putear?


—Y la frase de oro: murmurar con gesto de desgano: “Escribir no sirve para nada”.

C: Por eso aplaudo toda vez que alguien enfatiza la idea del esfuerzo por sobre la idea de la Musa. El talento es innato, lo acepto. Estamos de acuerdo. Pero también es innata la perseverancia, la terquedad, la obstinación. Lo que sí creo es que llega un punto donde uno, como autor —o ya en la cabeza del narrador, si uno tiene suerte—, debe ponerse en los zapatos de cada personaje. Y es desde ahí desde donde las cosas suceden. No desde la libertad del personaje, no desde la libertad del autor. Sino desde los apretados límites de la historia. Desde ahí uno decide o se propone hacerlo. Porque, cuántas veces uno se dice: yo habría hecho tal cosa, yo habría actuado de tal manera. Bueno, escribir y poner a los personajes en diferentes situaciones es precisamente eso. Contestarse esa pregunta. Sinceramente. Sin chamullos. ¿Qué haría yo? ¿Qué haría yo, si fuera ese personaje en tan terrible situación? ¿Por qué tal personaje no puede más que hacer lo que acaba de hacer?

En todo caso, lo que todo escritor debe aceptar desde el momento en que se pone a escribir es que uno debe hacerse a un lado. El autor debe correrse. Sólo la historia importa. No importa cuántas ganas tenga uno de levantar banderas, de gritar a los cuatro vientos sus opiniones más íntimas. Una vez que el autor acepta esto, será bienvenido si los personajes hacen lo que quieren, si se toman todas las atribuciones posibles, si sorprenden con sus actos hasta al propio autor. Lo demás no importa. Sólo lo que la historia requiere; sólo la historia que uno quiere contar importa. Nada más. Y que los personajes crean lo que quieran. Que después uno aprovecha y se desquita de esos despreciables seres de la peor manera posible. Y, como verás, no hay forma de que no vuelva a aquello de la metaficción. Lo que es un horror, porque uno termina hablando más de escritores que de historias. Así que salgamos de acá, si te parece.


—Cortitas y al pie: ¿cuál es tu librería preferida de Buenos Aires?

C: Te la devuelvo redonda: no tengo. Cuando uno vive tan lejos del centro, termina yendo a las librerías ya sabiendo qué libro busca. Sabiendo que la librería lo tiene. Después, lógicamente, uno se va con más libros de lo que había planeado. Pero esa ya es otra historia.

—¿A qué personaje literario quisieras besar con pasión?

C: Imagino que a Lostris, de Río Sagrado. Pero podría ser a cualquier otro personaje femenino creado por Wilbur Smith: son siempre tan inocentes, tan sexuales. Siempre tan deseables, que no puedo pensar en otro personaje literario que no haya sido creado por él. Sólo apasionadamente puede uno besar a mujeres tan sensuales.


—¿Alguna vez lloraste leyendo un libro? ¿Con cuál?

C: Sí. Me vienen a la memoria dos. Lloré con cierto capítulo de Rayuela. Y con una escena de Cementerio de animales. En ambos casos, escenas relacionadas con los hijos de los personajes. Quizá también con La promesa, de Sacheri. O con algún otro. Te confieso dos verdades: tengo una pésima memoria, y soy muy maricón. Así que es muy probable que haya llorado con unos cuantos libros más, y no lo recuerde.


—Vamos cerrando, Cristian. Te regalo la posibilidad de invitar a tomar un café a cualquier artista de cualquier época. Contame quién sería, a qué bar lo llevarías, y qué pregunta le harías.

C: Voy a tomar el regalo como una posibilidad contante y sonante. Como si fueras un genio recién salido de su lámpara. Así que no pienso desaprovecharlo. Contesto sin dudarlo y sin pestañear. Iría a tomar unos tragos con Scarlett Johansson. A algún pub de Nueva York (sólo para que no se sienta intimidada) y le preguntaría: ¿vamos a un lugar más cómodo?



Matilde debe morir (Editorial Bärenhaus), primera novela de Cristian Acevedo, se encuentra a venta en librerías de Argentina.

Otras publicaciones recientes del autor son sus libros de cuentos Sommelier de infiernos (Baltasara Editora) y Canibalísmico (Expreso Nova Ediciones).


Pablo Hernán Di Marco

* Pablo Hernán Di Marco.

Autor de las novelas Las horas derramadas (ganadora del XXI Certamen Literario Ategua 2010, España), Tríptico del desamparo (ganadora de la I Bienal Internacional de Novela «José Eustasio Rivera» 2012, Colombia), y Espiral (finalista del XIX Premio de Novela Ciudad de Badajoz 2015, España). Desde Buenos Aires trabaja vía Internet en la corrección de estilo de cuentos y novelas.

Sígalo en Facebook: pablohernan.dimarco

No. 7634 Bogotá, Sábado 24 de Diciembre de 2016 

Mientras unos dan plomo, nosotros damos pluma
Jorge Consuegra





Por: Luis Fernando García Núñez / Libros & Letras


Desde hace unos años, por estos días, escribo para mis amigos unas líneas para desearles unas fiestas felices y un año nuevo próspero y tranquilo. Las palabras van surgiendo una tras otra, como ahora, con cierta facilidad. Son pocos los cambios y, casi siempre, el primer borrador es el definitivo. He descubierto que ellas encierran el propósito de saludar y, al tiempo, renovar los lazos de la amistad y la fraternidad. Ha imperado el deseo de la paz, la prosperidad, la felicidad y una crítica intercalada a “más de lo mismo”. Es como preguntar y responder al tiempo sobre la inutilidad de esta extraña parranda en que nos sumergimos los colombianos, incitados por una discutible concepción de la religiosidad y el bienestar.

Cuanto todo pasa debemos volver a la misma, a veces tediosa, incertidumbre de vivir aplastados por el desastre, por la perplejidad que, sin haber empezado las vacaciones como tal, se nos vislumbra con las siempre aciagas discusiones sobre el mínimo salario, a las vacaciones judiciales, al fin de las sesiones del Congreso y a las discusiones que se abordarán inmediatamente terminen las fiestas y empiece el año nuevo.

Un pequeño recreo antes de seguir, el necesario descansito que tanto piden unos y otros, pero que no se toman nunca los que deberían retirarse a tiempo, esos que parecen no cansarse, que se levantan todos los días muy temprano y se acuestan muy tarde, maquinando y conspirando contra los que se van de juerga. Esos que trabajan por el país, dicen cínicamente, los siete días de la semana y que incomodan a cualquier hora del día o la noche.

Les deseo que puedan leer más literatura, que escriban más, que los debates y las polémicas académicas sean más frecuentes y enriquecedoras

Es un reproche a la intemperancia y una justa mirada a nuestra realidad. A nuestra pequeña realidad. No a la inútil mirada —eso creo— que hacemos de la política internacional, ni al cada vez más destartalado chavismo, ni al mefistofélico uribismo, ni a Trump o Putin, ni a la Unión Europea, ni al Mercosur, ni al acosador FMI, ni al devorador Banco Mundial o a la justa indignación de cientos de miles contra todos los gobiernos del mundo. Simplemente es una reflexión para que los nuevos años que se nos vienen encima podamos vivirlos un poco más acomodados a nuestra pequeñísima realidad, y si en algún momento nos tocan designios más universales, los podamos enfrentar desde nuestra cotidianidad, desde nuestra condición de ciudadanos afectados por los poderosos de todos los calibres.

Es un deseo vehemente que el año próximo y todos los que nos toque vivir de aquí en adelante sean realmente bien vividos. Les deseo que puedan leer más literatura, que escriban más, que los debates y las polémicas académicas sean más frecuentes y enriquecedoras, que haya más tiempo para el arte, para la bohemia, para el ocio y mucho menos tiempo para las insulsas reuniones y las juntas que inventan unos y otros.

Que huyamos de las enredadas noticias, de la macabra actualidad, de los esperpénticos medios de comunicación, de las urdidoras redes sociales, del desatinado cientificismo, del tecnicismo, de tanta fantasía virtual, de los yupis, de los irracionales descubrimientos, de tanta verborrea y de tanta torpeza. Que consumamos menos, que cuidemos la salud, que evitemos el estrés, que descansemos más, que vayamos más al campo, que siempre que podamos huyamos de estas grandes ciudades, de estas trampas del humo y la intoxicación.

Así, y como siempre, va mi saludo fraterno de Navidad y Año Nuevo, mi esperanza de que se cumplan todos los propósitos que tienen en mente y que, por lo menos, el 2017 sea tranquilo y se pueda vivir más decentemente.

Un abrazo y muchas gracias.

*Luis Fernando García Núñez.


Periodista, profesor y escritor.




Queridos lectores:

El equipo de trabajo de Libros & Letras
les agradece el habernos leído durante el 2016.
Son ustedes quienes hacen posible que nuestra labor tenga sentido.
Y aunque están al otro lado de esta pantalla, gracias por ser parte de nosotros. 
¡Gracias por su compañía en este año que termina!

En esta Navidad queremos recordar a los colombianos víctimas de la violencia, 
a los que por diversas circunstancias han perdido a un ser querido,
a los niños que a diario mueren de hambre, a los enfermos
y a todos los necesitan un abrazo, va el más fraterno de todos.

Recibiremos un 2017 lleno de esperanza
por una paz que hemos esperado durante décadas.
Dependerá de cada uno de nosotros aportar y persistir en este nuevo intento. 
Desde Libros & Letras continuáremos defendiendo y divulgando el quehacer cultural 
y extendiendo los lazos de amistad con nuestras naciones hermanas. 

Nos despedimos por este año, 
pero volveremos con más noticias y cultura en el 2017. 

¡Un Feliz Año Nuevo!



Reciban mi cordial y muy sincero saludo. Les envío de todo corazón mis mejores deseos en estos días tan apreciados por todos nosotros. Que pasen unos días muy felices en unión de sus familiares y amigos. Y mil gracias por todo. Seguiremos en contacto.

Afectuosamente,

Fernando Ortega
Periódico Cali Cultural


Aprovecho para desearles ¡Felices fiestas de Navidad y Nuevo Año!, con salud y bienestar.

Carlos-Enrique RUIZ, con Livia y Flia.


Hoy solo queremos darte las gracias por todo tu apoyo, por ser parte de nuestras vidas, de nuestro trabajo, de nuestro día a día.

Gracias por ser cómplice y por el apoyo a todos nuestros artistas durante este 2016, gracias por tu apoyo a nuestra empresa y a nuestro sueño, esperamos que tengas una navidad hermosa al lado de tu familia y amigos y que el 2017 sea un año maravilloso para ti y todos los que te rodean, te enviamos un súper fuerte abrazo y un agradecimiento desde nuestro corazón.

Ramos García Comunicaciones


Estimada Ileana y colegas de Libros y Letras, reciban mis mejores deseos para el 2017, con más cultura, educación, solidaridad, libros, cine, humor, paz en el mundo, y amor...!

Un fuerte abrazo,
Francisco Puñal Suárez.


Queridos amigos,

Gracias por regalarnos vuestra amistad en este 2016 que ahora se va. Os deseamos que sigamos estando ahí en este próximo 2017.
Un cordial saludo,
Fundación Fernando Rielo



Saludo para la navidad y villancico de la poetisa española Gloria Fuertes.

Villancico


Gloria Fuertes.

Ya está el niño en el portal
que nació en la portería,
San José tiene taller,
y es la portera María.

Vengan sabios y doctores
a consultarle sus dudas,
el niño sabelotodo
está esperando en la cuna.

Dice que pecado es
hablar mal de los vecinos
y que pecado no es
besarse por los caminos.

Que se acerquen los pastores
que me divierten un rato
que se acerquen los humildes,
que se alejen los beatos.

Que pase la Magdalena,
que venga San Agustín,
que esperen los reyes magos
que les tengo que escribir.



Un inmenso abrazo y agradecimiento por toda tu colaboración este 2016. Que tengas una Feliz Navidad y un gran 2017.

Saludos,
Jenny Alexandra González Fandiño
Coordinadora oficina de prensa de Corferias 



Mis mejores deseos por una feliz celebración de la Navidad y que 2017 llegue pleno de bendiciones a nivel personal, familiar y profesional.

María Inés


Por: Ramiro Lagos



Merry chistmas a nombre de la estrella
que alumbra con amor nuestro camino.
Y que llueva el trigal, a lo divino,
una lluvia de pan con Dios en huella.

Feliz aquél que su abundancia sella
con amor compartido del Dios trino,
comulgando con El: “éste es mi vino
y éste mi pan” bajo la paz más bella.

Y que haya pan de panes en el mundo
bajo la estrella azul. Que sea fecundo
el surgir de la espiga en sus bonanzas.

Y al celebrar feliz la noche buena,
el niño Dios bendiga nuestra cenacon pan de amor y bienaventuranzas.
No. 7633 Bogotá, Viernes 23 de Diciembre de 2016 

Mientras unos dan plomo, nosotros damos pluma
Jorge Consuegra





El booktuber, nuevo personaje en el mundo de la literatura, está cautivando a los jóvenes, incentivándolos a leer. Valiéndose de una de las herramientas más llamativas de nuestros tiempos, Internet, va conduciendo a los espectadores por los caminos de la lectura. Con un número de adeptos que aumenta cada día, sus esfuerzos empiezan a dar frutos en una lucha por que las nuevas generaciones no abandonen el gusto por los libros. Sus videoreseñas llegan a millones de usuarios con explicaciones sencillas y frescas sobre cómo acercarse a la lectura y encontrar obras que toquen el corazón.

Por esta razón, Libros & Letras se puso en la tarea de indagar con algunos de los más destacados booktubers cuáles fueron libros que marcaron el 2016. También consultamos a varios blogueros apasionados por los libros. Este es el listado:



Juan Camilo Esguerra del Canal Enganchando Lectores



“Los tres mejores libros lanzados en 2016 y que tuve oportunidad de leer (sin orden particular) fueron:

1. Los hijos de la fiesta de Andrés Hoyos. 

Un retrato social y político de la Colombia del siglo XIX, lleno de verdades, humor y música.

2. Viaje al corazón de Cortázar de Juan Camilo Rincón. 

Un delicioso anecdotario de Cortázar y muchos de los autores del boom latinoamericano. Para los conocedores una delicia llena de curiosidades para los legos, un excelente aperitivo de la literatura latinoamericana.

3. Cinco esquinas de Vargas Llosa. 

Aunque es un retrato de la alta sociedad peruana finalmente podría ser un retrato de la alta sociedad colombiana.

Ahora si me preguntas de todo lo que leí qué fue lo mejor te diría que no son tres sino cuatro los libros: Utopía de Tomás Moro, 1984 de Orwell, Un mundo feliz de Huxley y Fahrenheit 911 de Bradbury.


Mónica Pradilla, canal Los libros de mamá


1. Ready player one de Ernest Cline (Ediciones B). 

2. El método 15/33 de Shannon Kirk (Ediciones B). 

3. La máquina de niebla de Carlos Augusto Rojas.



Isa Cantos, canal Crónicas de una merodeadora

1. A Court of Mist and Fury de Sarah J. Maas. 

Este libro es la segunda parte de la trilogía de Una corte de rosas y espinas. Se supera abismalmente con ACOMAF. La cantidad de giros de trama y emociones que envuelven este libro son únicos, así que el leerlo es una experiencia intensísima. Definitivamente, este libro reafirma mi amor por el género New Adult y por la fantasía épica o High Fantasy. 

2. La espada de cristal de Victoria Aveyard. 

De nuevo, este es el segundo libro de una tetralogía, esta vez de La reina roja. Con el final del primer libro, Victoria Aveyard nos dejó con el corazón en la mano y sintiéndonos más traicionados que nunca. Con La espada de cristal emprendemos un viaje en el que aprendemos a no confiar en ningún personaje, pues todos tienen sus propios objetivos e intenciones ocultas. Con visos de guerra, revoluciones, amor y personajes que se vuelven reales, este libro logró colarse en mi top 3.

3. El nombre del viento de Patrick Rothfuss. 

En realidad, esta fue una relectura; es mi libro favorito desde hace tres años, así que no podía dejar de mencionarlo. Como solo un verdadero apasionado por la fantasía, el contar historias y la palabra escrita, Patrick Rothfuss nos envuelve en un mundo mágico, único e inolvidable que se narra a través de un hombre que ha sido una leyenda: Kvothe. Me atrevo sin ningún tipo de miedo a decir que Rothfuss, junto con Brandon Sanderson y Joe Abercrombie, son la tríada sagrada de escritores de High Fantasy de la actualidad”.


Katherin Velandia, canal Leyendo por ahí



Después de pensarlo detenidamente, mis mejores lecturas fueron 

1. El cuentacuentos de Antonia Michaelis. 

2. Voces de Chernóbil de la permio Nobel de literatura Svetlana Alexievich. 

3. Maus de Art Spiegelman… 


Aunque La jungla mágica también me gustó mucho….



Felipe Polydoro, Poly Books



Mi top 5 de este año es el siguiente: 

1. Una Corte de Niebla y Furia de Sarah J. Maas (Planeta).

2. La espada de cristal de Victoria Aveyard (Océano).

3. November 9 de Colleen Hoover.

4. La joya de Amy Ewing (V&R Editoras).

5. Quimera: las edades bárbaras de Malenka Ramos (Titania).




Valentina Quiceno, canal The Grey Lady:



Los libros que me marcaron en este 2016 fueron: 

1. Lolita de Vladimir Nabokov.

2. La insoportable levedad del ser de Milán Kundera.

3. La corriente de Juliana Restrepo.




Jennifer Moreno, canal Nos gusta leer:


1. Armada de Ernest Cline (Ediciones B).

2. Scarlet de Marissa Meyer (V&R Editoras). 

3. Una corte de rosas y espinas de Sarah J Maas (Planeta).




Cindy Roa del blog Si no le gusta no lea y especialista en literatura: 


1. Una llama entre cenizas de Sabaa Tahir (Penguin Random).

2. La guerra no tiene rostro de mujer de la premio Nobel Svetlana Aleksiévich (Debate). 

3. All the bright places de Jennifer Niven (Knopf Publishing Group).




Esteban Parra del blog Liberando Letras



Los tres libros que escogí son: 

1. Matías de Fernando Ponce de León (Taller de Edición). 

Es un libro que nos pone frente a una realidad que tenemos ahí, pero la hacemos a un lado. Tiene un mensaje vigente a pesar de haber sido escrito hace mucho; es una bomba de sentimientos y sensaciones, una lectura tremenda. 

2. La corriente de Juliana Restrepo (Angosta Editores). 

Es un libro cotidiano, sin adornos y muy colombiano. Juliana se entrega por completo en lo que escribe, y te regala experiencias. 

3. Y, por favor, miénteme de Fernando Araujo (Sílaba Editores). 

Es un libro limpio, sincero y maravilloso. Es un compendio de lecciones perdurables en el tiempo y que ojalá algún día entendamos”.


No hay en esta sala una sola persona que nunca haya dicho una mentira, que nunca haya cometido una acción inmoral, y no hay un hombre vivo que nunca haya mirado a una mujer con deseo”.


Por: Marco Tulio Polo Salcedo / Bogotá.



¿Pueden los niños entender el sentido de la Justicia?

Alguna vez me atreví a afirmar que nuestros niños estaban capacitados para escuchar nuestras historias y entender la memoria histórica, hoy usurpada de la escasa academia, con el argumento de la edad.

La voz infante de “Scout” llega a nuestros oídos con la suavidad del terciopelo.

Esa niña que fuera Harper Lee, abogada también, nos retrotrae hasta los años treinta de la vida sureña norteamericana, para mezclar la alegría y fantasía infantil a la dura realidad de una patria racista.

Un pueblo que es un país, una patria que es la infancia de todos, nos dice que pese a la edad, es la vida misma inserta en estas páginas la que ilumina con lágrimas el momento de la injusticia para tomar partido por la parte más débil de los humanos.

La fantasía infantil huye al ser descubierta por la razón y el juicio de un niño, el único que aún puede verter lágrimas frente las instituciones amañadas.

Los prejuicios se curan al poder vivir como niños la crueldad humana y del miedo soterrado, saltar a la claridad con forma de bondad.

Y esos sucesos casi no tienen tiempo en la mente infantil, porque se encuentran unidos a la voz de la narradora que va y viene desde el recuerdo al ahora. Un verano, un otoño, otro verano. Es el tiempo de la recuperación de la memoria que va dotando a la página de vida.

Con una sola obra hasta 2015, Harper Lee nos recrea la ilusión de la vida sacada del recuerdo. Donde la justicia es como siempre una farsa en el juzgado. Pero real en la vida, con existencia propia, como la respiración de la memoria.

Vuelvo a ésta obra finalizando el 2016, luego que la doble colega, muriera en Febrero de este año mientras dormía a sus 89, y luego de haber salido otra vez a la vida pública, con la novela que debió ser precuela de Matar un ruiseñor, Ve y pon un centinela.

Como se sabe y decíamos en nota anterior, fue amiga desde la infancia de Truman Capote a quien pudo aconsejar en su Sangre fría, con la ternura de éstas páginas.

Muy buen época, para meditar en torno de la justicia, de la infancia y la ternura.


Uno no conoce de verdad de un hombre hasta que se pone en sus zapatos y se mueve como si fuera él
Diciembre 20 de 2016.

No. 7632 Bogotá, Jueves 22 de Diciembre de 2016 



Mientras unos dan plomo, nosotros damos pluma
Jorge Consuegra





España.


El Ayuntamiento de la ciudad y el Ateneo de Valladolid convocan el 64 Premio de Novela “Ateneo-Ciudad de Valladolid”, dotado con 20.000 euros y publicado por Algaida Editores (Grupo Anaya), según las siguientes bases:


1.- Podrán concurrir escritores, mayores de edad, de cualquier nacionalidad con una o varias novelas, excepto quienes hubieran obtenido este galardón en ediciones anteriores.

2.- Las obras, de tema libre, deberán ser originales, inéditas y escritas en español.

3.- Su extensión oscilará entre 150 y 300 páginas, en formato DIN A-4, a doble cara, letra de doce puntos e interlineado doble.

4.- Los originales, por duplicado y convenientemente encuadernados o cosidos, deberán remitirse a:
Ayuntamiento de Valladolid

Centro de Publicaciones y Programas de Promoción del Libro

Casa de Zorrilla

C/ Fray Luis de Granada, n. º 1 47003 Valladolid

5.- Los originales habrán de ir encabezados por el título de la obra y un pseudónimo del autor. En un sobre cerrado aparte, en cuyo exterior deberá estar escrito únicamente el título de la obra y el pseudónimo, se incluirán los siguientes datos del autor: nombre, dirección, teléfonos de contacto y un breve currículo bio-bibliográfico, así como una declaración firmada en la que conste que la obra es inédita, no se ha presentado a otro concurso pendiente de resolución, ni tiene sus derechos comprometidos de alguna manera.

6.- El plazo de admisión de los originales finalizará el día 15 de abril de 2017. No se admitirán envíos por correo electrónico.

7.- El jurado del Premio “Ateneo-Ciudad de Valladolid” de Novela estará compuesto por cinco miembros: dos designados por el Excmo. Ayuntamiento de Valladolid; dos designados por el Ateneo de Valladolid (en calidad de presidente y secretario, ambos con derecho a voto) y uno por Editorial Algaida.

8.- El fallo se hará público durante la segunda quincena del mes de septiembre de 2017, en un acto institucional que se celebrará en la ciudad de Valladolid.

9.- El Ayuntamiento de Valladolid entregará al ganador, que deberá estar presente, 20.000 euros (de los que se descontarán los impuestos legales correspondientes) en concepto de anticipo de los derechos de autor, y su obra será publicada por Algaida Editores S.A. y distribuida a escala nacional por Comercial Grupo Anaya, previa firma del oportuno contrato de edición.

10.- El fallo del jurado será inapelable. Los concurrentes, por el mero hecho de presentar sus novelas, se atienen sin reservas a estas bases y a la decisión del jurado y el ganador se compromete a suscribir cuantos documentos sean legalmente preceptivos para el cumplimiento de la base novena.

11.- No se devolverán las obras no premiadas ni se mantendrá correspondencia con sus autores, por lo que se les aconseja que conserven en su poder una copia de las mismas. Las obras no premiadas serán destruidas tras el fallo definitivo.

12.- El premio podrá ser declarado desierto.



Podrán optar al Premio Literario “la Caixa” / Plataforma todos aquellos jóvenes, de cualquier nacionalidad o procedencia, que tengan entre 14 y 30 años durante el plazo de entrega de las obras, hasta el día 15 de enero de 2017.


- Las obras tienen que ajustarse al género de la novela juvenil y deben estar escritas en castellano o en catalán. Tienen que ser inéditas y no pueden haber sido premiadas en ningún otro certamen, ni pueden estar pendientes del veredicto de otro jurado.
- La extensión de las obras será de un mínimo de 80 páginas y de un máximo de 400 páginas, tamaño DIN A4, mecanografiadas a doble espacio con tipografía Times New Roman cuerpo 12.
- Los participantes tendrán que enviar su obra en formato Word o procesador de textos equivalente a la siguiente dirección de correo electrónico: premioneo@plataformaeditorial.com
- En el asunto del mensaje se indicará: «Para el Premio Literario “la Caixa” / Plataforma».
- La novela tendrá que ir firmada con pseudónimo. En el mismo correo electrónico, se adjuntará otro documento en formato Word con la siguiente información:
Título de la obra y pseudónimo elegido.
• Nombre, apellidos, domicilio, teléfono, correo electrónico y fecha y año de nacimiento del autor o autores en caso de que la obra sea colectiva.
• Declaración manifestando de forma expresa que la obra presentada es original e inédita, que no ha sido premiada en certámenes anteriores y que no existe ningún compromiso con otras editoriales que impida la cesión en exclusiva de los derechos de explotación de la obra a favor de Plataforma Editorial.
- El plazo de admisión de originales se cerrará el día 15 de enero de 2017. No se aceptarán aquellas obras que lleguen con fecha posterior al final del plazo.
- El jurado estará formado por el escritor Francesc Miralles, el director de Plataforma Editorial, Jordi Nadal, y la editora de Plataforma Neo, Miriam Malagrida. Plataforma Editorial puede nombrar otros miembros como jurado si lo cree oportuno. El veredicto será inapelable y se hará público en 2017 en una fecha por determinar.
- Plataforma Editorial establece un premio, dotado con 3.000 euros. La concesión del premio comporta la edición, publicación y explotación por parte de Plataforma Editorial de la obra premiada, así como el derecho a la distribución y comercialización en todo el mundo. La obra premiada se publicará en castellano y en catalán durante 2017, en el sello juvenil Platarforma Neo, y el número mí- nimo de ejemplares publicados será de 3.000.

Más información:
Plataforma Editorial S.L. C/ Muntaner, 269, entresuelo 1ª 08021 Barcelona
Tel. +34 93 494 79 99 Fax +34 93 419 23 14
neo@plataformaeditorial.com
www.plataformaneo.com/lacaixa


Guillermo Pilía junto a Norberto Barleand, Lidia Vinciguerra y Graciela Maturo
Guillermo Pilía junto a Norberto Barleand, Lidia Vinciguerra y Graciela Maturo


En la edición 2016 del concurso anual de Poesía Inédita León Benarós, convocado por la Fundación Argentina para la Poesía, obtuvo el primer premio el poeta Guillermo Eduardo Pilía (La Plata, 1958) por su libro Sobre la cuerda y sin la red. El Jurado estuvo integrado por Antonio Requeni, María Judith Molinari, Fernando Sánchez Zinny, Daniel Couto, Elisabeth Luna Dávila, Norberto Barleand y Lidia Vinciguerra, y otorgó el segundo y tercer premio, respectivamente, a Ana María Pedernera y Mónica Aramendi y una mención especial a Alfredo Villegas Oromí.

El acto de entrega de premios se realizó durante una velada en el Palacio San Miguel de la ciudad de Buenos Aires el pasado 14 de diciembre con la asistencia del presidente de la Fundación, Alejandro Guillermo Roemmers, y destacadas figuras del mundo literario y académico. En el transcurso de la noche se otorgaron también los Puma de Plata 2016 a la trayectoria de Graciela Aráoz, Alejandrina Devescovi y Carlos Duguech y el Gran Premio de Honor 2016 por sus destacadas trayectorias en la lírica argentina a Eugenio Mandrini y Osvaldo Rossi.

La Fundación también presentó el tomo XXII de la Antología de la Poesía Argentina en el que fue incluido Guillermo Pilía, junto a otros destacados poetas como Carlos Aldazábal, Luis Alposta, Graciela Aráoz, Héctor Berenguer, César Cantoni, Dolores Etchecopar, Alicia Genovese, Alicia Grinbank, Liliana Lukin, Elisabeth Luna Dávila, Silvia Montenegro, Manuel Ruano y Ricardo Rubio.


Guillermo Eduardo Pilía es un prolífico escritor argentino, reconocido a nivel internacional, que en 2016 realizó una intensa labor literaria e intelectual. Además del Premio León Benarós, recibió en octubre en Orlando, EE.UU., el Premio a la Excelencia Literaria de la Unión Hispanomundial de Escritores y en noviembre fue declarado Ciudadano Ilustre de la ciudad de La Plata. Entre otras actividades, formó parte del jurado del Premio “Ángel Ganivet” convocado en Finlandia, además de las tareas habituales que desarrolla como catedrático y como vicepresidente de la Academia Hispanoamericana de Buenas Letras de Madrid.


Foto: Norberto Barleand, Guillermo Pilía, Lidia Vinciguerra y Graciela Maturo.


Ecuador


Por: Margarita Rosa Espinosa



“El rostro de una mujer anciana, un paisaje cargado de colores que refleja la naturaleza, plasmado en un mural en el municipio de Cuenca en Ecuador, comienza a asomarse con fuerza en la recta final del año 2016, a través del pincel y la visión de la cultural de los artistas Nayra Visual y Erandy, en un mensaje a la vida, a los niños y un homenaje a las personas de la tercera edad”.

Cada obra, traducida en un mural se convierte en una fiesta para sus protagonistas y las personas que ha comenzado a conocer un arte, que comienza a trascender por su fuerza artística, que alcanza un nivel de lenguaje comunicativo y acción poética, con el concurso de una técnica de dibujo y paisajísmo, que refleja una apuesta a una cultura integral, a partir de salvaguardar la historia y el patrimonio en una de las ciudades, con mayor proyección internacional en América Latina.

Es en Cuenca, en donde se gestó desde el Ecuador –el 3 de noviembre de 1820- el camino de la libertad e independencia del Ecuador. “Una ciudad construida sobre construida sobre la base de la antigua cultura cañari, que con el tiempo fue la segunda capital de los incas, llamada Tumipamba, donde nació Huayna Cápac”.



Fue precisamente en un recorrido de Libros & Letras por la calles de la ciudad de Cuenca, que encontramos a los dos artistas colombianos, de quienes se comienza hablar por la calidad del trabajo mural, en una urbe del continente: Patrimonio Cultural de la Humanidad, que hoy conserva su pasado antiguo, con las ruinas restauradas de Pumapungo o la “Puerta del Puma”

Nayra Visual y Erandy hablan con sus dibujos y con su pincel. Ciudades en Colombia como Chía, Bogotá y San Juan de Pasto, a las faldas del Volcán Galeras –cuna del Patrimonio de la Humanidad, el Carnaval de Negros y Blancos- recibieron y aplaudieron su puesta de escena cultural, que además de formativa para los niños, visibiliza a las personas de la tercera edad, al punto de convertirles en un referente de vida y amor.

“Nuestra meta es educativa y pedagógica. Nuestros murales, hacen que las paredes hablen. Es una expresión que trasciende y lega al corazón y su mensaje visual, como por el contenido comunicativo que transmite”, dice Nayra, una mujer colombiana, con una vocación artística, que la ha llevado a dictar talleres en su país, con un total éxito.



La contribución de este trabajo, que se vive y se siente desde Cuenca, Ecuador, tiene el valor enorme y particular que concentrase con varias generaciones, que va más allá de lo cotidiano. “Es una expresión que no necesita intermediarios, que permanecerá en el tiempo y siempre dice algo para quien lo observa de manera directa e indirecta”, afirma

Quienes por estos días visiten Cuenca –enclavada en uno de los lugares más privilegiados del continente- podrán apreciar el trabajo y el arte de Nayra y Erandy, “Comprobarán la postal que se abre paso por sus calles, con el concurso de sus murales, a la puesta de la celebración de la Navidad y la llegada del Año Nuevo 2017”. Facebook/nayravisual
Libros & Letras lo guía para escoger el mejor libro como regalo para esta Navidad


No. 7631 Bogotá, Miércoles 21 de Diciembre de 2016 


Mientras unos dan plomo, nosotros damos pluma
Jorge Consuegra




Dar un libro, además de ser un acto de profundo cariño, demuestra el respeto que se tiene hacia el otro. Se constituye, de alguna manera, en un elogio a quien lo recibe, y en un gesto de afecto que se expresa en un encuentro del lector con letras que lo hará más dueño de sí mismo.

Por ser el regalo perfecto, escoger un libro se convierte en ocasiones en un acto complejo. Libros & Letras ha hecho una selección de los textos más interesantes publicados este año para facilitar su búsqueda, y que, con algo de ayuda, acierte con un excelente presente en las fiestas decembrinas.

En este listado hay libros de todo tipo, desde una hermosa agenda ilustrada de escritores colombianos, pasando por novelas para amar el engaño o hermosas publicaciones para niños. Si usted desea enriquecer este listado, puede compartirnos sus aportes en los comentarios o en nuestras redes sociales y, de esa forma, construir con nosotros el mejor listado de libros para regalar en 2016.


El cazador de historias de Eduardo Galeano (Siglo XXI Editores). 


Como rastro de los últimos días del gran escritor uruguayo, llega a nosotros este maravilloso libro póstumo. En él, el autor de las Venas abiertas de América Latina recopila un conjunto de textos que muestran las grandes dolencias de este siglo. Además cuenta historias íntimas y autobiográficas sobre su juventud y como periodista y cazador de historias. 

El cazador de historias de Eduardo Galeano



Constelaciones y letras colombianas de Juan Camilo Rincón (textos) y Marco Pinto (ilustraciones) (Promolibro). 


Este regalo durará todo un año. Es un diario-agenda para 2017 con textos del periodista y escritor Juan Camilo Rincón, e ilustraciones del diseñador Marco Pinto. En sus hojas podrá encontrar los rostros de algunos de los más grandes escritores colombianos como Gabriel García Márquez, Álvaro Mutis, José Asunción Silva, Jorge Isaacs, Álvaro Cepeda Samudio, José Eustasio Rivera, Andrés Caicedo, entre otros y una pequeña biografía de cada uno, marcada por anécdotas y apartes de la obra de estos maestros. En ella podrá consignar su día y día, e incluso ir elaborando un listado de los libros pendientes por leer. 

Constelaciones y letras colombianas de Juan Camilo Rincón (textos) y Marco Pinto (ilustraciones)



Y, por favor, miénteme de Fernando Araujo (Sílaba Editores). 


Esta es la primera novela del escritor y periodista cultural cartagenero, con la que comenzó con pie derecho en este género. Es la historia del dolor de una familia que ha llenado toda su vida de mentiras desgarradoras que, a causa del paso del tiempo, terminan convirtiéndose en realidad. En el recorrido de sus hojas el poder es el personaje principal, y vemos cómo el deseo de no perderlo todo lleva al ser humano a hacer lo que sea necesario, incluso a engañar a todos y, en especial, a él mismo.

Y, por favor, miénteme de Fernando Araujo



El último donjuán de Andrés Mauricio Muñoz (Editorial Planeta). 


Uno de los grandes periodistas culturales de los últimos años en Colombia, Juan Esteban Constaín, dijo sobre esta novela: “Andrés Mauricio Muñoz es quizás el mejor narrador de mi generación. Esta novela, por lo menos, lo demuestra con belleza y maestría”. Es esencialmente una historia sobre el amor y de qué manera este es impactado por las redes sociales, donde un clic puede cambiar la forma de relacionarnos o de sentirnos, sin importar la edad o el tiempo.

El último donjuán de Andrés Mauricio Muñoz


Todo va a estar bien de Ricardo Silva Romero (Editorial Alfaguara). 


Este gran escritor regresa con un libro infantil que nos muestra, en la década de los ochenta, a un psicólogo de perros y una niña genio en bicicleta en busca de un lanudo con crisis perruna en medio de la locura de la capital. Ilustrado por Paula Bossio, es un libro perfecto para que los niños se enamoren de la lectura.

Todo va a estar bien de Ricardo Silva Romero




El mismo lado del espejo de Lina María Pérez (Sílaba Editores). 


Historia de una gran artista con enorme talento, que inventa a un personaje ficticio para vender sus cuadros. Esta novela nos muestra la vida en el mundo del arte de una forma fresca y llena de hojas impecables, con personajes de gran profundidad y enorme fuerza. 

El mismo lado del espejo de Lina María Pérez



La Navidad de Johanna de J. Basford (Editorial Urano). 


Este año están de moda las obras que hacen contacto con el lector en más de una forma, y este libro para toda la familia lleva ese deseo un poco más allá. Es un libro para colorear en el cual se da vida en cada una de sus hojas a la Navidad que los espera, y encontrar en cada espacio lindos pájaros que esperan por sus lectores para volar.

La Navidad de Johanna de J. Basford



Más fuerte que el Holocausto de Olga Behar (Editorial Ícono). 


La periodista y escritora colombiana, hija de padres judíos, regresa con este maravilloso libro, donde una abuela judía de 92 años narra en un diario el horror de los campos de concentración, de los que logró escapar. Intrigante novela de principio a fin, escrita con estilo impecable y elegante narración.

Más fuerte que el Holocausto de Olga Behar
 


Estuche de John Katzenbach. (Ediciones B). 


Este regalo incluye los mejores títulos del gran escritor estadounidense, especializado en thrillers psicológicos. El periodista es el autor de varios best seller que analizan de forma brillante la naturaleza humana. El psicoanalista se encuentra en esta recopilación.

Estuche de John Katzenbach



De la estupidez a la locura de Umberto Eco (Editorial Lumen). 


La obra póstuma del escritor, filósofo y profesor italiano, que fue entregada a la imprenta pocos días antes de morir, es una selección de artículos inéditos en España. Eco, conocido por su novela El nombre de la rosa, seleccionó él mismo los textos para esta recopilación que nos vuelve a sorprender por la calidad de sus letras. 

De la estupidez a la locura de Umberto Eco



Horas en una biblioteca de Virginia Wolf (Seix Barral). 


No sólo fue Virginia Woolf una gran novelista, una voz irrepetible de la literatura inglesa, también su obra como crítica cultural, es de una importancia suprema. Su agudeza, su capacidad de análisis, su sensibilidad para comprender el valor profundo de una novela, de una poesía, son extraordinarias. Este libro, reúne toda la obra crítica de la gran escritora inglesa. 

Horas en una biblioteca de Virginia Wolf



La crónica de Martín Caparrós (Editorial Planeta). 


El autor, viajero impenitente, nos narra de mano maestra, sus aventuras, sus encuentros, sus experiencias, por los más diversos lugares de la tierra. Reflexiones y recuerdos que le permiten construir unas crónicas magistralmente escritas.

La crónica de Martín Caparrós



Álbum del sagrado corazón del cine colombiano de Hugo Chaparro Valderrama (Semana libros). 


En estas páginas, que se pueden abrir al azar como un álbum, yendo y viniendo de década en década, se tejen sutiles relaciones. Comprender, por ejemplo, que Colombia magia salvaje, la película de mayor asistencia en el país sobre un tema colombiano, no es un accidente: en la década de los cincuenta, un hombre llamado Camilo Correa intentó algo parecido, con la mala fortuna que su empresa era tan ambiciosa que en la primera función debió montar en vivo una película que fue abucheada por la audiencia y condenada a los fondos del río Medellín. Colombia linda, como se llamaba aquella película insaciable, es sólo una de las centenas de anécdotas que ha recogido, con la paciencia del montajista, el escritor y crítico cinematográfico Hugo Chaparro Valderrama.

Álbum del sagrado corazón del cine colombiano de Hugo Chaparro Valderrama



Hombres sin mujeres de Haruki Murakami (Tusquets Editores). 


Murakami ofrece a los lectores siete relatos en torno al aislamiento y la soledad que preceden o siguen a la relación amorosa: hombres que han perdido a una mujer, o cuya relación ha estado marcada por el desencuentro, asisten inermes al regreso de los fantasmas del pasado, viven el enamoramiento como una enfermedad letal, son incapaces de establecer una comunicación plena con la pareja, o ven extrañamente interrumpida su historia de amor. Otros experimentan atormentados amores no correspondidos o, incluso, como en el relato protagonizado por una metamorfosis kafkiana, desconocen todavía los mecanismos del afecto y del sexo. 

Hombres sin mujeres de Haruki Murakami



El bar de las grandes esperanzas de J. R. Moehringer (Duomo). 


La conmovedora historia de un niño sin padre que busca darle voz a su propio destino

«Íbamos para todo lo que necesitábamos. Cuando teníamos sed, claro, y cuando teníamos hambre, y cuando estábamos muertos de cansancio, íbamos cuando estábamos contentos, a celebrar, y cuando estábamos tristes, a quedarnos callados, íbamos a buscar amor, o sexo, o líos, o a alguien que estuviera desaparecido, porque tarde o temprano todo el mundo se pasaba por allí. Íbamos, sobre todo, cuando queríamos que nos encontraran».

El bar de las grandes esperanzas de J. R. Moehringer



Harry Potter y el legado maldito (partes 1 y 2). 


Ser Harry Potter nunca ha sido tarea fácil, menos aún desde que se ha convertido en un atareadísimo empleado del Ministerio de Magia, un hombre casado y padre de tres hijos. Y si Harry planta cara a un pasado que se resiste a quedar atrás, su hijo menor, Albus Severus, ha de luchar contra el peso de una herencia familiar de la que él nunca ha querido saber nada. Cuando el destino conecte el pasado con el presente, padre e hijo deberán afrontar una verdad muy incómoda: a veces, la oscuridad surge de los lugares más insospechados.

Harry Potter y el legado maldito

Galeria