El rincón del poeta


Una historia que contar 


Eduardo Chirinos (Perú) 


Todo aquello que el poema quiere decir 
debe ser ocultado. Oscurecido, sin más, 
por el lenguaje. Si te detienes a mirar 
verás el vértigo golpeando y golpeando 
tus sienes. Escribo "ver" y no "sentir". 
No se trata de sentir. Las palabras son 
oscuras y nada significan, salvo su espesor 
fonético, su fervor rítmico. Su opacidad 
las salva del significado. Les devuelve 
una vida que vivir, una emergencia. 
Pero, ¿de dónde emergen las palabras?, 
¿del delirio etimológico?, ¿de una cárcel 
de luz en busca de tinieblas?, ¿acaso 
del dolor que desprecia la gramática? 
Lo sabemos y preferimos olvidarlo: 
el dolor es la materia de la que están 
hechos los poemas. Su decisivo y débil 
contacto con el ojo, su imán agradecido. 
Es cuestión de temperatura. Temperatura 
y tono. Y tal vez una historia que contar. 
Aunque finalmente debamos ocultarla.

No hay comentarios:

'; (function() { var dsq = document.createElement('script'); dsq.type = 'text/javascript'; dsq.async = true; dsq.src = '//' + disqus_shortname + '.disqus.com/embed.js'; (document.getElementsByTagName('head')[0] || document.getElementsByTagName('body')[0]).appendChild(dsq); })();
Con la tecnología de Blogger.