La selva inflada llega a salas de cine en Marzo




Bogotá. 

Se estrenará el próximo 31 de Marzo en las salas de cine Colombia. 

Una remota población en la Amazonía colombiana ha sufrido oleadas de suicidios entre sus jóvenes nativos, las víctimas son hombres y mujeres, con edades de entre los 14 y los 25 años, todos nacidos en familias indígenas y todos escolarizados. En el vacío que abren estas muertes vemos la contradicción que enfrenta la generación actual que vive a la deriva en la selva del Vaupés. Aquellos que deben hallarse un lugar entre el mundo aborigen de sus padres y el mundo que les enseñaron en el colegio de aquellos hombres a quienes llaman “blancos”. En su viaje de regreso, cuando terminan el estudio y deben de volver a sus orígenes, se dibuja un límite entre las delgadas fronteras de desvanecidas poblaciones prehispánicas y las actuales formas de vida que intentan asentarse en su mismo suelo.



Alejandro Naranjo, director de La Selva Inflada comenta: 


¨No soy indígena y tampoco soy del Vaupés, yo nací y crecí en la ciudad, con las tradiciones y raíces que se logran aferrar a su asfalto. Cuando empecé esta investigación sobre los casos de suicidio en la selva, a pesar de también ser joven y ser colombiano, era evidente que esas víctimas habían vivido su edad y su nacionalidad en u n modo muy distinto y eso no se debía a un simple regionalismo; leía y veía que por siglos la distancia de nuestras culturas nos había puesto en orillas casi opuestas aunque en el mapa nos arrinconara la misma línea. Entender la marginalización, la desigualdad, y de paso a quienes se quitan la vida, implicó confrontarme a mí mismo y al modelo con el que crecí y me eduqué. A mí no me amenaza el capitalismo ni sus gentes, a mí se me crió con cariño y oportunidades, y ver a otros jóvenes confundidos, desilusionados, ahorcados ante un deseo infundado es algo que me cuestiona. Cayendo en ese sinsabor descubrí que este dilema no era a nivel personal, pues no es un problema entre esos adolescentes y yo, es sentir el vacío de no entender estas muertes venidas de tierras extrañas en nuestra propia patria¨. 

Puntualiza ¨ luego de dos meses de estar en esa selva, de ver sus días dibujando un paisaje de desesperanza, fue que comprendí que si iba a hablar del suicidio no iba a ser por medio del dolor de la muerte, no me interesaba reconstruir palmo a palmo los tormentos de quienes ya se habían ido, no quería madres llorando ni familias en duelo. Eso no aportaba gran cosa. En cambio, me di cuenta de que si quería hacer una película sobre la escalada de muertes debía ser a partir de la vida, de la lucha constante de quienes caminan por ese mismo abismo escarpado agarrándose con todas sus fuerzas para no caer cuesta abajo¨. 

La selva inflada es una producción de Dirty Mac Docs en coproducción con Tourmalet Films y Señal Colombia, con la ayuda de Proimágenes Colombia / ICANH (Instituto Colombiano de Antropología e Historia) e Ibermedia.

No hay comentarios:

'; (function() { var dsq = document.createElement('script'); dsq.type = 'text/javascript'; dsq.async = true; dsq.src = '//' + disqus_shortname + '.disqus.com/embed.js'; (document.getElementsByTagName('head')[0] || document.getElementsByTagName('body')[0]).appendChild(dsq); })();
Con la tecnología de Blogger.