Rincón del poeta


Los libros de la biblioteca 


Dixon Moya M. (Colombia) 


son como las mujeres públicas: 
Se usan, se toman 
se manosean, se ojean; 
son deseados, pero no amados. 
Son utilizados cuando 
hay una gran necesidad, 
cuando hay curiosidad, 
siempre de afán y en voz baja 
pero nunca se llevan a casa. 
Y al final terminan 
sucios, arrugados e incompletos.

No hay comentarios:

'; (function() { var dsq = document.createElement('script'); dsq.type = 'text/javascript'; dsq.async = true; dsq.src = '//' + disqus_shortname + '.disqus.com/embed.js'; (document.getElementsByTagName('head')[0] || document.getElementsByTagName('body')[0]).appendChild(dsq); })();
Con la tecnología de Blogger.