150 mil millones de pesos se invertirán en el Plan Distrital de Lectura y Escritura ‘Leer es volar’



A pesar de ser la ciudad con el mejor índice de lectura per cápita del país (2.7%), Bogotá tiene un 2% de analfabetismo, el 45% de los niños y niñas de colegios oficiales en tercer grado están en niveles insuficiente y mínimo en las pruebas SABER de lenguaje, en quinto grado el porcentaje es del 55% y en noveno 56%. Adicionalmente, solo 112 de las 385 Instituciones Educativas tienen biblioteca escolar. 

Con el propósito de desarrollar e incentivar el gusto por la lectura desde la primera infancia y a lo largo de toda la vida, fortalecer las bibliotecas públicas y escolares, llevar el libro a otros espacios de la ciudad y conectar a Bogotá con la era digital, las secretarías de Cultura y Educación se unieron para diseñar e implementar el Plan Distrital de Lectura y Escritura ‘Leer es volar’, una iniciativa que tiene como meta incrementar el índice de lectura per cápita a 3.2% y lograr que todos los niños de 8 años sepan leer y escribir. 

“El Plan ‘Leer es volar’ aumentará en más de 5,3 millones los libros leídos en Bogotá en los próximos 4 años. Vamos a ampliar en un 25% los libros disponibles en las bibliotecas públicas, escolares y comunitarias, y llevaremos los programas de extensión a parques, hospitales, cárceles, centros infantiles, plazas de mercado, transporte público y hasta viviendas de interés prioritario”, afirma la secretaria de Cultura, Recreación y Deporte, María Claudia López. 

Para lograrlo, el Plan promoverá la formación de bibliotecarios, maestros y reactivará la Red de Lectores Ciudadanos, un programa que formará a más de 100 jóvenes de todas las localidades como promotores de lectura y escritura. “A través de ellos queremos llegar a madres comunitarias, padres de familia, personas mayores que puedan, con buenos materiales, propiciar con sus niños y personas cercanas, ambientes de lectura y narración de historias en sus comunidades”, asegura López. 

El Plan se unirá a la Ruta de la Primera Infancia y llegará a 18 centros infantiles con libros y programas de lectura y narración para los niños. De igual manera, hará presencia en otros espacios de la ciudad, de manera que niños, jóvenes y adultos encuentren cerca de su casa o de su trabajo libros de interés para todas las edades. 

Los libros y programas de fomento a la lectura llegarán a 95 parques de Bogotá, a través de los Paraderos Paralibros Paraparques ya existentes y 44 que se construirán durante esta administración. Se reactivarán las bibliotecas de 12 plazas de mercado, se crearán 6 bibloestaciones más en el sistema de Transmilenio, para alcanzar un total de 12, y se pondrán en funcionamiento 2 bibliobuses que permitirán llevar los libros y la lectura a los barrios más apartados y a las zonas rurales. 

El programa de lectura ‘Libro al viento’ llegará a todos estos espacios con libros de literatura universal, nacional y local. El Idartes publicará 7 títulos al año, con un tiraje de 15 ejemplares cada uno. 

Adicionalmente, se crearán líneas de estímulos para fortalecer y articular el trabajo con las bibliotecas comunitarias y las librerías, con el propósito de que tengan una presencia cada vez más fuerte en la ciudad y se conviertan en espacios para la difusión cultural. 

“Este es un plan en el que tiene que participar toda sociedad, desde los expertos del sector editorial y la academia, hasta el sector privado, la escuela y las familias, porque el objetivo es hacer que los niños y jóvenes crezcan como lectores, y que no haya un bogotano más, desde el más chiquito hasta el más viejo, que no tenga la capacidad de leer y de escribir, pero que además tenga acceso en igualdad de condiciones al conocimiento y a los libros”, asegura el alcalde Enrique Peñalosa. 

La Red de Bibliotecas Públicas de Bogotá (BibloRed), programa de la Secretaría de Cultura, Recreación y Deporte, que tuvo su origen durante el primer mandato del alcalde Enrique Peñalosa con la construcción de las tres mega bibliotecas Virgilio Barco, El Tintal y El Tunal (hoy Gabriel García Márquez), será una de las grandes protagonistas del Plan. 

Esta Red, que está cumpliendo 15 años, ya cuenta con 19 centros de conocimiento en 14 localidades. “Nuestra meta es aumentar el número de usuarios, que hoy alcanzan los 5 millones al año. Para lograrlo, consolidaremos programas como la Biblioteca Digital de Bogotá, para que la ciudadanía pueda acceder a colecciones bibliográficas, investigaciones, herramientas y servicios digitales, a través de las tecnologías de la información y las comunicaciones. Y pondremos en marcha nuevos programas como Distrito Gráfico, que busca acercar a los jóvenes a estos espacios mediante el cómic y la novela gráfica. Tendremos salas adecuadas para el dibujo, con computadores, material audiovisual y conexión wi-fi, y promoveremos la producción de contenidos transmedia”, asegura Ana Roda, directora de Lectura y Bibliotecas de la Secretaría de Cultura. 

Lo mismo hará la Secretaría de Educación en las bibliotecas escolares. “Llegaremos a 172 bibliotecas escolares fortalecidas y habilitaremos espacios de lectura en el resto de las instituciones educativas para que cada escuela cuente con una colección semilla de “Leer es Volar”. Y desarrollaremos una política de textos escolares que fomente el vínculo entre las competencias de lectoescritura y el gusto por la lectura”, afirmó María Victoria Angulo, secretaria de Educación. 

Desde Educación trabajarán con rectores, docentes, bibliotecarios escolares y padres de familia para que adquieran herramientas que les permitan apoyar el fomento de la lectura y la escritura en niños y jóvenes. “El objetivo es lograr que todos los niños de 8 años sepan leer y escribir. Es decir que debemos trabajar para que 12.075 niños y niñas mejoren sus capacidades lectoescritoras”, agregó Angulo. 

Los colegios con más bajo logro en las 10 localidades, según las pruebas saber 3 de lenguaje, tienen más de mil niños cada una en niveles insuficientes y mínimo: Ciudad Bolívar (3073), Usme (2560), San Cristóbal (1807), Rafael Uribe Uribe (1980), Usaquén (1030), Kennedy (3873), Bosa (3424), Tunjuelito (1320), Suba (2490) y Engativá (1907). 

“Realizaremos un proceso de formación situada que permita que toda la institución educativa incentive la lectura y la escritura desde diferentes temas, formatos y dispositivos. Sin embargo, haremos foco en los 9.396 docentes de 3ro y los 150 bibliotecarios escolares”, agregó la secretaria de Educación. 

El plan ‘Leer es volar’ llegará a la jornada extendida y la jornada única escolar. “Creemos que el poner en la agenda educativa el arte, la cultura y el deporte, de la mano del desarrollo de las competencias básica y socioemocionales, hará de la lectura y escritura un elemento transversal a los programas de jornada extendida”, concluyó María Victoria Angulo. 

La primera acción de este Plan de Lectura y Escritura ‘Leer es volar’ es el apoyo dado por la Alcaldía de Bogotá a la 29ª Feria Internacional del Libro, un evento cultural de la mayor importancia, que transforma durante tres semanas la ciudad en un espacio para los libros, la lectura y los lectores, y que este año tendrá resonancias en las 19 bibliotecas de BibloRed.

No hay comentarios:

'; (function() { var dsq = document.createElement('script'); dsq.type = 'text/javascript'; dsq.async = true; dsq.src = '//' + disqus_shortname + '.disqus.com/embed.js'; (document.getElementsByTagName('head')[0] || document.getElementsByTagName('body')[0]).appendChild(dsq); })();
Con la tecnología de Blogger.