Algunas palabras sobre Viaje al corazón de Cortázar

Por: Pablo Di Marco. 


Días atrás alguien me preguntó si era necesario un nuevo libro sobre Cortázar. Mi respuesta fue tan inmediata como obvia: “Mientras esté bien escrito y tenga algo nuevo que aportar, por supuesto que sí”. 

Y no hay mejor ejemplo de ello que Viaje al corazón de Cortázar, ensayo en el que Juan Camilo Rincón hecha luz sobre las amistades literarias del escritor argentino; encuentros, correspondencia, lecturas y vínculos con Borges, Pizarnik, Fuentes, Onetti, García Márquez y tantos más.


¿En qué momento la televisión y las redes sociales ocuparon el lugar de Paradiso y Rayuela? ¿Cuándo fue que el apuro y la codicia reemplazaron a la pausa y la conntemplación? ¿Por qué decidimos jodernos la vida de tal manera? 



¿Por qué los lectores de Cortázar volvemos una y otra vez, ya no solo a sus cuentos y novelas, sino también al mundo privado del cronopio más querido? Juan Camilo Rincón nos lo responde en cada una de las páginas de su ensayo: rever a Cortázar —y a los libros que giran en torno a su figura— no solo nos da la posibilidad de redescubrir a una de las plumas más brillantes del siglo xx, también nos permite revivir una época añorada. Un tiempo en que la publicación de los libros de nuestros escritores favoritos se esperaba con la misma ansiedad con la que hoy muchos aguardan la llegada de un nuevo modelo de teléfono celular. Libros que se compraban el mismo día que salían a la venta, se leían —o mejor dicho: se devoraban— en cuestión de horas, y se comentaban y discutían en los bares de la calle Corrientes en tertulias que se extendían hasta el amanecer. Un tiempo en el que nadie ponía en duda de que la literatura podía salvar al mundo y hacer de los hombres, hombres mejores. Es inevitable preguntarse dónde quedaron aquellos días. ¿En qué momento la televisión y las redes sociales ocuparon el lugar de Paradiso y Rayuela? ¿Cuándo fue que el apuro y la codicia reemplazaron a la pausa y la contemplación? ¿Por qué decidimos jodernos la vida de tal manera? 

Tal vez nunca podamos —ni querramos— respondernos esas preguntas, pero siempre nos quedará la posibilidad de releer aquellas viejas historias que nos enamoraron tantos años atrás, como así también descubrir nuevos libros como Viaje al corazón de Cortázar

El vínculo con Borges a través de los años, las cartas —tan adorables como desgarradas— con una Alejandra Pizarnik incapaz de hacerle frente a sus oscuridades, la amistad a la distancia con Neruda, el descubrimiento de una Habana riesgosa, callejera y musical, el descubrimiento de clásicos como Cien años de soledad y La ciudad y los perros… apenas algunos de los recuerdos que Juan Camilo Rincón nos ofrece amalgamando la rigurosidad informativa del periodista con la prosa del escritor apasionado. 

Un último agregado: para quienes amamos al libro como objeto Viaje al corazón de Cortázar guarda un premio extra: a la impecable edición del libro se le suman las ilustraciones de la artista visual Daniela Garavito. Basta mencionar los dibujos de jeringas y chalecos de fuerza del capítulo dedicado a Pizarnik, o los retratos de diversos autores como Vargas Llosa y Benedetti para comprender hasta qué punto Garavito complementa y enriquece con sus trazos la certera, melancólica y la vez actual escritura de Juan Camilo Rincón. 



Viaje al corazón de Cortázar

Autor: 
Juan Camilo Rincón/Daniela Garavito

Editorial: 
Libros y Letras

Páginas: 
198




*Pablo Hernán Di Marco. 


(Buenos Aires, 1972). Autor de las novelas Espiral, Las horas derramadas (Ganadora del XXI Certamen Literario Ategua, España) y Tríptico del desamparo (Ganadora de la XIII Bienal Nacional e Internacional de Novela “José Eustasio Rivera”, Colombia).

No hay comentarios:

'; (function() { var dsq = document.createElement('script'); dsq.type = 'text/javascript'; dsq.async = true; dsq.src = '//' + disqus_shortname + '.disqus.com/embed.js'; (document.getElementsByTagName('head')[0] || document.getElementsByTagName('body')[0]).appendChild(dsq); })();
Con la tecnología de Blogger.