Entrevista, Jaime Moreno, autor de Temis Night Club

Jaime Moreno, autor de Temis Night Club
Jaime Moreno, autor de Temis Night Club

Jaime Moreno habla de su más reciente novela
Temis Night
Club



¿Cómo nacieron en usted esos deseos enormes por la literatura?
El querer ser escritor me nace de los primeros trabajos impuestos en el colegio en las clases de literatura, los cuales para mi, distinto al resto de mis compañeros, eran un deleite por tener que inventar historias con personajes ficticios, cercanos a la realidad, hasta el punto que un condiscípulo a quien llamábamos “chichagûì” me desafió a pelear por haberse identificado con alguno de mis personajes. Decía García Márquez que siquiera existía la literatura para poderse burlar de personajes estereotipados o practicantes de exageradas formas de vida. De acuerdo con las actividades que desempeñaba siempre estaba escribiendo historias: como locutor, como periodista, como maestro de escuela, como estudiante y como abogado y magistrado de Alta Corte. Como locutor en Tunja participaba en un programa llamado “El municipio boyacense”. En esto recorrí más de 80 municipios, en los que entrevistábamos personajes ancianos, o jóvenes, quienes nos contaban las historias de sus pueblos, la violencia, las tristezas, las alegrías, los sufrimientos y ello me inducía a contar historias parecidas a las escuchadas.

¿Cómo ha podido combinar la música, la literatura y el derecho?
En cuanto a la música y la literatura son artes que pueden ser mezcladas, pues la ficción y las historias son de su propia esencia. Por eso se dice que Cien años de soledad es un extenso vallenato de más de 300 páginas. Y el derecho también tiene que ver con las historias de la gente. Un abogado debe utilizar muchas veces las coartadas y las mentiras para hacerle creer al juez una supuesta verdad que lo conducirá a condenar o absolver.


Jaime Moreno, autor de Temis Night Club
Jaime Moreno, autor de Temis Night Club

El humor negro ha sido casi una constante en mis escritos, debido a la debilidad que como persona tengo, carente de poder, para destruir esa cueva de rolando tan dañina. 


¿Cuántas novelas ha publicado a lo largo de su vida?
He publicado Memorias de la hija del boticario, Alguien anda detrás del presidente, Sombras y luces del 900 y Temis night club. Pero además tres libros de cuentos: Recogiendo los pasos, Un regalito para el juez y Justicia divina.

¿Por qué Temis Night Club?
Temis Night Club es el nombre de un bar o casa de citas, montado por unos funcionarios livianos y díscolos de la justicia que se atrevieron a ponerle el nombre de “Temis”, la diosa de la justicia. La mayoría de las historias de la novela tienen que ver con este negocio.

Portada de Temis Night Club
Portada de Temis Night Club

Temis Night Club

Autor: 
Jaime Moreno 

Editorial: 
Aurora

Páginas: 
298


¿Es una novela de denuncia contra tanto jurista corrupto?
Si, en realidad es una novela que refleja el delito más grave que se comete con la justicia. En fin, es como un tratado sobre la corrupción, que el lector tiene la oportunidad de conocer los trucos, las trapisondas que se estilan por quienes no deberían desempeñar funciones judiciales. Desde los empleos inferiores, los mandos medios y los altos encumbrados que opacan y ensombrecen las decisiones judiciales, esta novela se refiere a los negociantes de los repartos de expedientes, al acuerdo mañoso sobre las decisiones judiciales, los nombramientos de personas no idóneas en los cargos judiciales. Por otro lado, la narración nos lleva a la sordidez de las cárceles, donde quienes dirigen el aparato penitenciario son los presos corruptos que imponen su ley y la monetarizan, sin que los funcionarios oficiales del ministerio de justicia se den por enterados. En igual forma se tocan temas como el nepotismo y la burocracia en el manejo sindical de esa rama. Y finalmente las pasiones que se derivan de un amor pasional y algo anormal entre dos jueces, quienes terminan enredadas en situaciones non sanctas.

Jaime Moreno, autor de Temis Night Club
Jaime Moreno, autor de Temis Night Club


¿Por qué hace uso del humor negro, casi corrosivo para denunciar tanta corrupción?
El humor negro ha sido casi una constante en mis escritos, debido a la debilidad que como persona tengo, carente de poder, para destruir esa cueva de Rolando tan dañina. Por eso es que la historia es tan corrosiva. Desde luego, el porcentaje de este tipo de funcionarios es ínfimo, frente a la gran mayoría de personajes honestos y probos que administran justicia.

¿A quién le recomienda la lectura de esta su más reciente novela?
Recomiendo la lectura a los abogados, a los estudiantes de Derecho y de Administración de las universidades, a los funcionarios que tienen en sus manos el control de los poderes oficiales. A un procurador, a un fiscal, a un defensor del pueblo le caería bien esta ayuda, para que investiguen.



En la edición 29 de la Feria Internacional del Libro de Bogotá 


Temis Night Club 
La crudeza de la ficción llevada a una dura realidad 



La descomposición al extremo de la justicia como resultado de la corrupción y el deterioro moral de quienes estarían llamados a magnificarla —jueces o litigantes— es el marco en el que se desarrolla Temis Night Club

En un lenguaje directo, sarcástico y de fácil comprensión, la narración describe, en un contexto de violencia, la vida de los protagonistas del texto indica unos límites éticos, en varios de ellos muy restringidos, a la vez que la trama conduce a episodios fatales para algunos de los personajes centrales. 


Fotografía de: Juan Carlos Zamora



La violencia y corrupción de un país vista desde la óptica de un ciego 


Sombras y luces del 900 


Es la saga de una persona en condición de discapacidad visual quien va mostrando en su recorrido por el país, la Colombia violenta, corrupta y abandonada. 

El protagonista sale de su pueblo natal con destino a la capital del país en busca de un mejor destino. En cada trayecto comparte con personajes y pobladores agobiados por toda clase de conflictos. 

No hay comentarios:

'; (function() { var dsq = document.createElement('script'); dsq.type = 'text/javascript'; dsq.async = true; dsq.src = '//' + disqus_shortname + '.disqus.com/embed.js'; (document.getElementsByTagName('head')[0] || document.getElementsByTagName('body')[0]).appendChild(dsq); })();
Con la tecnología de Blogger.