García Lorca: la disputa entre sus herederos y el Estado español por su legado


Por: Pedro Bahamondes Ch. / Tomado de La Terecra / Chile.


En el año en que se cumplen ocho décadas del fusilamiento del autor español, el 19 de agosto, la fundación que lleva su nombre, encabezada por su familia, hizo público un comunicado que devela el desencuentro secretario de Cultura, José María Lassalle, precursor del proyecto que impidió la venta de su archivo al extranjero, declarándolo Bien de Interés Cultural.

Pudo reposar junto a Jorge Luis Borges, William Faulkner, Virginia Woolf, Ernest Hemingway, David Foster Wallace y hasta Gabriel García Márquez. El Harry Ransom Center de Texas, en Estados Unidos, famoso por custodiar valiosos legados literarios, llegó a desembolsar 2,2 millones de dólares por los manuscritos y anotaciones personales del autor de Cien años de soledad. Allí pudo hacerse un espacio también, a casi 80 años de su fusilamiento y desaparición, el archivo de Federico García Lorca, uno de los autores españoles más influyentes del que se tenga memoria.

La idea de vender e internacionalizar el legado de su tío rondaba hacía varios años a Laura García Lorca, su albacea y presidenta de la fundación que lleva su nombre. Los más de 19 mil documentos originales, catalogados entre 1909 y 2014 y que permanecen en la Residencia de Estudiantes de Madrid desde 2002, originalmente irían a parar al Centro García Lorca, en Granada –donde el autor nació el 5 de junio de 1898; también donde se le vio por última vez–, la iniciativa gubernamental cuya apertura estaba prevista, coincidentemente, para el 5 de junio de 2015. Sin embargo, no fue así.

Resguardado en varias cajas, el patrimonio del poeta y autor de Bodas de sangre, a quien se le recordará el próximo 19 agosto tras haberse convertido en el detenido desaparecido más célebre de la historia, encendió una batalla entre la fundación, presidida por su sobrina, Laura, y el gobierno español, encarnado por el secretario de Cultura, José María Lassalle.

El espolonazo lo dieron ayer las autoridades gubernamentales, cuando la Comunidad de Madrid publicó, a través de su boletín oficial, la declaración del archivo García Lorca en un Bien de Interés Cultural (BIC), impidiendo su venta al extranjero. Desde entonces las relaciones se quebraron, empañando los homenajes en torno al autor de Yerma. De un lado, el concejal de Cultura de Granada, Juan García Montero, señaló que la medida no es sino “el comienzo de la solución” para trasladar de una vez por todas su legado a la ciudad andaluza. Por su parte, la Secretaría de Estado de Cultura reveló que la decisión evitaría que el mismo fuese vendido o dividido entre sus herederos, en un intento por apalear las deudas de la fundación: unos 10 millones de euros, según consignan periódicos españoles.

"La fundación no ha sido consultada ni informada sobre este propósito del señor Lassalle, secretario de Estado de Cultura, y el señor Marco, Director General del Libro y Políticas Culturales", señala un comunicado oficial emitido ayer por la fundación, a pocas horas de conocerse la noticia. "Lassalle parece querer proteger el legado de García Lorca de la familia del poeta y de la Fundación", añade el mismo documento firmado por Laura García Lorca, quien además recordó que "se suscribió un convenio el 5 de junio de 2007 que fue roto unilateralmente por las instituciones de gobierno, alterando los principios fundacionales para la difusión y proyección internacional de la figura del poeta de Granada, ciudad en la que nació y en la que fue asesinado, además de la idea original del centro”.

El Centro García Lorca, en Granada, sería un edificio de lujo. “Una cárcel de lujo”, había declarado la sobrina del autor hace algunos meses. En paralelo, la prensa española alardeaba por la prisa en pillar los papeles y quedarse con el legado, aunque sin saber muy bien para qué, más que para depositarlo al interior de una caja fuerte sin un proyecto claro de investigación sobre su obra. Como si fuera poco, la constructora Ferrovial, a cargo de las obras, reclamó una deuda de tres millones de euros al consorcio responsable, incluida la fundación. Semanas después, apareció además una pila de impagos junto a varios reclamos que exigían explicaciones por otros cuatro millones de euros donados por el Gobierno de Noruega. De los 27 millones que costaría el proyecto, 4,4 de ellos permanecen desaparecidos hasta ahora.

¿Qué contienen las bóvedas donde reposa el archivo García Lorca, y que mantiene a fuego la disputa? 46 dibujos originales; 176 cartas dirigidas a su familia y amigos, con más de 2.000 documentos recibidos por el poeta; 2.343 cuartillas manuscritas con prosa, teatro y poesía; más de 900 fotografías; partituras autógrafas y otras 300 que fueron parte de su colección; además de su biblioteca personal, con más de 125 libros dedicados a él por sus autores, y 4.624 volúmenes catalogados. “Su vida entera casi”, señaló su sobrina.

"La familia del poeta ha trabajado desde su fusilamiento para conservar y difundir su legado desde la salida forzada de Granada, a lo largo de su exilio americano, y después de su vuelta a España. Donó todo su patrimonio para la creación de la Fundación Federico García Lorca y para garantizar su integridad. No cabe duda alguna de cuáles han sido y son sus intenciones", subraya la familia del autor. Así, la idea de verlo reposar junto a otros grandes de las letras, rondará, por ahora, solo entre sus cercanos: García Lorca permanecerá, hasta nuevo aviso, en su España natal.

No hay comentarios:

'; (function() { var dsq = document.createElement('script'); dsq.type = 'text/javascript'; dsq.async = true; dsq.src = '//' + disqus_shortname + '.disqus.com/embed.js'; (document.getElementsByTagName('head')[0] || document.getElementsByTagName('body')[0]).appendChild(dsq); })();
Con la tecnología de Blogger.