Educadora colombiana invitada a Conferencia Mundial sobre Educación de la Mujer


Beijing.


La sicopedagoga, María Aurora Carrillo, designada por la Unesco como jurado en los premios mundiales de educación que otorga este organismo.


Para buscar una solución de fondo a la urgente necesidad de brindarle educación de calidad, formal y pertinente a millones de mujeres vulnerables alrededor del mundo, la UNESCO y el Gobierno de la República Popular China, han convocado a expertos educadores de diferentes naciones al Seminario Internacional sobre la Educación de las Niñas y las Mujeres, que se llevará a cabo en Beijing del 3 al 6 de junio y al cual ha sido invitada, como panelista, la sicopedagoga colombiana María Aurora Carrillo Gullo. La educadora Carrillo, como directora de la Fundación Transformemos, ha llevado educación de calidad, pertinente y regionalizada a más de 200 mil mujeres en situación de vulnerabilidad a lo largo del territorio colombiano, a través del Sistema Interactivo Transformemos, que le ha valido para ser reconocida con el premio Unesco-Confucio al mejor modelo educativo para jóvenes y adultos y actualmente ser jurado mundial de los premios UNESCO de educación.

Como conclusión del Seminario la Primera Dama de China, Peng Liyuan, hará el lanzamiento del Premio UNESCO de Educación de las Niñas y las Mujeres, el cual es financiado por el gobierno Chino, como un elemento más para promover mejoras en la calidad de la educación que se les brinda a las niñas y mujeres vulnerables.

María Aurora Carrillo intervendrá en el panel denominado “Buenas prácticas en la construcción y mantenimiento de ambientes de aprendizaje inclusivo con perspectiva de género”, en el que presentará la experiencia colombiana con el Sistema Interactivo Transformemos a través del cual se ha llevado educación formal, de calidad, pertinente y con el uso de las nuevas tecnologías a más de 200 mil mujeres vulnerables, entre las que se cuentan indígenas, afrodescendientes y excombatientes.

“En momentos en que Colombia está a las puertas de la firma de la paz, es urgente que el Gobierno y los negociadores de la Habana comiencen a escuchar el clamor de millones de mujeres vulnerables a las que les han arrebatado sus hijos para la guerra, que han sido violadas, excluidas, desplazadas, condenadas a vivir en la pobreza por no haber podido estudiar y que son la verdadera semilla de una paz verdadera. Si a estas mujeres se les brinda educación de calidad, pertinente, acorde con su realidad y que les dé respuestas concretas a sus necesidades, el progreso y el desarrollo vendrán de la mano. Nosotros desde nuestra experiencia en Transformemos, estamos dispuestos a apoyar procesos de implementación que revitalice y empodere a la mujer a través de la educación. Nadie debe olvidar que educar a una mujer es educar una familia”, sostiene la profesora Carrillo.


Educar a una mujer es educar una familia

De acuerdo con los estudios adelantados por la UNESCO, si se les brinda educación de calidad a las mujeres, se lograrían los siguientes cambios a nivel social:

-La inversión en educación, en particular la destinada a las niñas, mitiga la pobreza extrema al garantizar beneficios considerables en materia de salud y productividad.

-El aumento en el nivel educativo de la mujer influye de manera significativa en la regulación de los nacimientos, así como en el descenso en la tasa de mortalidad infantil.

-La educación de las mujeres de todas las edades es particularmente importante, porque es uno de los mecanismos más eficientes de difundir el beneficio del conocimiento en todos los niveles de la sociedad, ya que la mujer es la primera educadora de los niños.

-Si una mujer logra terminar la educación primaria, la tasa de mortalidad de los niños menores de 5 años disminuiría en un 15 por ciento.

-Un año suplementario de educación de la madre, reduce en 14% la tasa de muertes a causa de la pulmonía.

-Si todas las mujeres terminaran el ciclo de la enseñanza primaria, la mortalidad materna disminuiría en un 66% salvándose así 189.000 vidas por año.

-Por cada año suplementario de educación de la madre, cada hijo tiene en promedio cuatro meses más de estudio y para las niñas es algo superior.

-Las probabilidades que tienen los niños de ser víctimas de los parásitos que transmiten el paludismo es inferior en un 22%, si las madres han recibido educación primaria y en un 36% si han recibido educación secundaria.

-Conforme los países progresan, la desigualdad entre ambos sexos se acorta. Desde esa perspectiva, la lectura contribuye a una mejora en las áreas económica, social, cultural, formativa e, incluso, en cuestiones como la igualdad de género.

-El control del crecimiento demográfico está fuertemente vinculado a la educación de las mujeres.

El número de niñas que quedan embarazadas disminuiría en un 10% si todas recibieran educación primaria, y en un 59% si todas tuvieran educación secundaria. Se conseguiría así que hubiera aproximadamente dos millones menos de partos en edad temprana.-La educación de la madre es fundamental para su propia salud. Si todas las madres completaran la enseñanza primaria, la mortalidad materna podría reducirse en dos tercios, con lo que se salvarían 98.000 vidas.

No hay comentarios:

'; (function() { var dsq = document.createElement('script'); dsq.type = 'text/javascript'; dsq.async = true; dsq.src = '//' + disqus_shortname + '.disqus.com/embed.js'; (document.getElementsByTagName('head')[0] || document.getElementsByTagName('body')[0]).appendChild(dsq); })();
Con la tecnología de Blogger.