Edda Armas: La poesía se construye con silencio

No. 7446 Bogotá, Domingo 19 de Junio de 2016

Mientras unos dan plomo, nosotros damos pluma
Jorge Consuegra


Edda Armas
Edda Armas


Por: Dulce María Ramos / Tomado de El Universal / Venezuela.
La poeta venezolana presenta "Roto todo silencio", su primer poemario publicado hace 40 años con ilustraciones de Daniel Medvedov y reeditado en esta oportunidad por OT Editores.

Un 28 de diciembre de 1975, la joven poeta Edda Armas decide ir a una reunión en la casa de la novia de su hermano, ahí conoce a Daniel Medvedov, un cineasta rumano que acababa de llegar al país. Edda emocionada por la publicación de su primer libro "Roto todo silencio", siempre llevaba uno en su cartera y decide regalárselo a Daniel, a pesar que él no sabía mucho español. Con el tiempo Edda se encuentra nuevamente con Daniel y le devuelve el libro. Edda se angustia porque pensó que no le había gustado. Cuando llega a su casa revisa el libro y se encuentra con las ilustraciones: "Llamo a Daniel y me dice que el blanco de la página disparo en él la necesidad de expresión a partir de esas pequeñas semillas de luz."

Es así que cuarenta años después la poeta Edda Armas presenta a sus viejos y nuevos lectores la reedición de su primer libro "Roto todo silencio", está vez con un elemento especial ya que reproduce las ilustraciones realizadas por el cineasta Daniel Medvedov.

-La escritora colombiana Margarita García Robayo una vez dijo que si pudiera negar su primer libro como a un ex-novio lo haría. En su caso, ¿por qué reeditar su primer libro?

-Yo no niego ese primer libro. Los poemas de "Roto todo silencio" reflejan mis primeras maneras de acercamiento al tono poético, era como tantear la belleza, tenía ya una mirada contemplativa hacia la vida. Yo era muy tímida, muy cerrada, mi primera respuesta de comunicación fue hacer esas anotaciones que me parecían vibrantes, yo los anotaba y decía: ¡Qué bonito esto! Ese libro yo tuve la suerte que me lo publicara muy joven una persona maravillosa, muy sensible como el escritor y periodista José Vicente Abreu. Cuando visito la imprenta de la UCV donde estudiaba psicología, Abreu me empieza a preguntar si escribo poesía y a su vez me motiva a mostrarle mis textos. Esa primera edición a mí me la regalaron en la vida. Quizás nunca lo hubiera reeditado, pero ese libro, tiempo después de su nacimiento fue ilustrado por Daniel Medvedov, son ilustraciones que tienen un valor más allá de lo emotivo, tienen un valor plástico, un valor lúdico y el valor de la complicidad creativa. Ese libro espero cuarenta años para volverse a mostrar pero ilustrado.

-¿Cómo era esa Edda de 17 años que escribió "Roto todo silencio" y la Edda poeta de hoy?

-Aquella era una joven que venía de leer novelas, y gracias a un grupo de poemas de ese libro, concursé a un taller de creación literaria en el Celarg y a partir de ahí tengo acceso a la palabra sabía de Ludovico Silva, Guillermo Sucre y Gonzalo Rojas. Sigo siendo una persona creadora atenta al decir poético, eso se mantiene igual, lo que cambia es tu madurez, tu conocimiento de la poesía. En la Edda de otros libros hay un trabajo de poda, una exigencia, un querer escribir poemas de cierta manera, hay una intencionalidad diferente. Se mantiene igual mi creencia que la poesía es un estado del alma comunicada con silencios, con la música de las palabras, para movilizar el sol secreto de cada quien.

-Uno de sus poemas dice:"De la felicidad tengo un boceto sin terminar." ¿Aún sigue construyendo ese boceto?

-Eso es un boceto que nunca termina. A mí me asombra que a los diecisiete años tú puedas decir eso.

-¿Sigue siendo la poesía una espía del silencio?

-Sí. La poesía se construye con silencio. En mi poesía el silencio sigue siendo un elemento, está lo queda sugerido, lo que no queda dicho, uso los blancos que Mallarmé nos mostró como herramienta.

-¿Qué silencio quería romper con su poemario?

-Más bien ahora busco más el silencio, en aquel momento ese título se construyó solo, yo junté tres palabras que para mí son importantes y que estaban conceptualizando lo que es el quehacer poético. Lo digo sin ninguna pretensión, yo estoy tratando de entender cómo a esa edad surgieron esas palabras. Ahora no hay tantos silencios que romper, hay más abismos porque cada vez eres más exigente. Yo ahora busco el poema, lo provoco, en aquel momento el poema venía a mí.

-Otro de sus poemas dice: "Lo que con intensidad vives no te abandona nunca." ¿Esa intensidad le ha permitido no abandonar la poesía?

-Ese poema es bastante explícito, creo que lo que vives con intensidad, hacía lo negativo o lo positivo, no te abandona, se vuelve parte de ti. Y sí, yo suelo ser intensa con mis cosas, lo que yo no puedo hacer con intensidad prefiero no hacerlo.

-¿La poesía es su oficio final o una compañera?

-Ha sido mi oficio de vida.

-¿Qué significado tiene para Ud. el poeta Armando Rojas Guardia?

-Armando tiene un valor muy especial en mi vida personal y como poeta. Armando y yo nos conocimos muy jovencitos, compartimos mucho. Lo considero un ser de una inteligencia y un alma iluminada, alguien generoso con su conocimiento. En algún momento la vida nos puso a vivir en la misma urbanización: La Campiña, que para nosotros era el centro del mundo, nos frecuentábamos muchísimo y leíamos nuestros manuscritos, ese fue un taller muy especial, intenso y eso no se olvida.

-Cambiando un poco el tema, se cuestiona mucho a los poetas que se autopublican, ¿cuál es su posición al respecto?

-La autopublicación, que en realidad se llama la edición de autor, yo no la inválido. En algún momento de tu vida puedes publicar un libro porque lo quieres compartir, eso me ocurrió a mí en el año 85 con "Cuerdas de serpiente", era una edición difícil porque era una poesía experimental. Ahora bien, siempre le digo a los poetas: no se apuren en editar, termina tu manuscrito, preséntalo a las editoriales de aquí o de afuera. No es un pecado, es una necesidad del autor para poner a circular un libro. Lo malo es hacer una carrera de escritor solo con libros cuya edición es de autor.

-¿Qué opina del homenaje que le harán a Tarek William Saab en el Festival Mundial de Poesía?

-No me sorprende. Una vez Luis Alberto Crespo dijo que Saab era el Pablo Neruda de Venezuela, no me extraña que lo quieran homenajear si ya lo evalúan de esa manera. De un tiempo para acá ese festival de poesía es para escritores afectos al Gobierno.

-¿Sí ha leído la poesía de Saab?

-Yo lo leí en los años ochenta. No lo he vuelto a leer porque la última vez que vi un libro de él me pareció una poesía que se politizó tanto que no me interesó.

-¿La han invitado a participar?

-No. Cuando Farruco Sesto inició el Festival Mundial de Poesía en la rueda de prensa expresó que he había tomado la decisión de no invitar a Eugenio Montejo, Rafael Cadenas, Yolanda Panti, Igor Barreto, entre otros para evitar; desde ese momento se creó una exclusión de un grupo de poetas venezolanos. Yo pienso que ese festival nació mal porque la poesía tiene que ser incluyente, un espacio para compartir de todas las voces. Han invitado a figuras enormes de la poesía mundial, eso me parece maravilloso, pero no puedes hacer un festival donde quieras mostrar la voz de un grupo de poetas que están de acuerdo con el gobierno que lo realiza.

No hay comentarios:

'; (function() { var dsq = document.createElement('script'); dsq.type = 'text/javascript'; dsq.async = true; dsq.src = '//' + disqus_shortname + '.disqus.com/embed.js'; (document.getElementsByTagName('head')[0] || document.getElementsByTagName('body')[0]).appendChild(dsq); })();
Con la tecnología de Blogger.