La prudencia hace hombres sabios…


Por: Lobito / Bogotá.


“No es prudente poner tus esperanzas en quien cayó en el resentimiento”, si lo haces sólo recibirás sorpresas y desencantos. Las personas resentidas pueden esperar por mucho tiempo, aparentando amor o amistad, hasta que un día dan el zarpazo y se desquitan, vomitando así todo el resentimiento que durante años guardaron pacientemente esperando la oportunidad del desquite. ¡Ten cuidado con las personas resentidas!

No es prudente entrometerse en la vida de los hijos casados, si lo haces sólo recibirás golpes bajos. En complicado entrometerse en la vida de las parejas con hijos. Quienes deben educar a los hijos son los padres y no los tíos, ni los abuelos ni los hermanos. No te metas a decir cómo educar a los hijos de los demás. Quienes corrigen y educan a los niños son los padres en el hogar y los maestros en la escuela.

No es prudente prestar dinero a los familiares, si lo haces sólo ganarás deteriorar las buenas relaciones y hacerte a enemistades cuando les cobres.. A un hermano, un primo, un hijo, etc., se le regala el dinero cuando se trata de ayudar a resolver problemas delicados. A los particulares el dinero se les presta con intereses, pero esto no lo hagas con tu familia. A la familia se le ayuda no se le constriñe.

No es prudente forzar las cosas hacia un fin específico, si lo haces sólo producirás el efecto contrario. Cuando fuerzas (mentalmente) la situación para que las cosas te salgan rápido, sucede lo contrario, y todo es lento y el evento se dilata por más tiempo. Si le dices a una persona que se relaje ante una situación difícil, sucede lo contrario y más se estresa. Si andas de afán y quieres hacerte a un taxi o a un bus, ves pasar todos los taxis y buses ocupados. Y si al fin consigues el taxi, entonces todos los semáforos marcan rojo y el trancón se hace endemoniado.

“No es prudente que discutas tus conocimientos con quien no los estudia”, si lo haces sólo conseguirás malentendidos y enemistades, además te harás antipático. No puedes discutir física cuántica con el peluquero. Respóndele al tonto con sus tonterías y así evitas hacer dialéctica con los demás y caerles bien a todos. No es inteligente que le llevas la contraria a tu pareja, si lo haces sólo conseguirás resquebrajar la relación.

No es prudente que cuentes tus problemas íntimos a los demás, si lo haces lamentarás que más tarde lo usen en tu contra, porque los problemas íntimos son navaja de doble filo. Los problemas de pareja y de hogar no deben salir a la luz pública, y menos darlos a conocer a tus compañeros de trabajo. Se prudente con lo que dices, porque la prudencia hace hombres sabios. Las personas imprudentes siempre son mal vistas, generando desconfianza y rechazo.

“No es prudente ir en contra la evolución de las cosas”, si lo haces sólo conseguirás quedarte rezagado. Estamos viviendo una época de grandes avances tecnológicos y científicos que van a la velocidad de la luz. Todo esto lo puedes utilizar para llevar una vida cómoda y placentera o también para aislarte y llevar una vida de soledad y rechazo. No es inteligente que critiques lo que no entiendes.

No es prudente que te pongas a cambiar a los demás, no lo vas a lograr, si lo haces sólo conseguirás perder el tiempo. Nadie cambia a nadie porque cada quien está diseñado con un ADN particular, un condicionamiento socio-cultural del medio donde nació y una encerrona conceptual religiosa que defenderá a capa y espada. Una tortuga ha sido diseñada para la lentitud y no puede dar velocidad por más que lo intentes. Quien trae el ADN de la hiperactividad, será hiperactivo hasta el último día de su vida.No es prudente que creas todo lo que te dicen los demás, si lo haces sólo te convertirás en un creyente irracional. ¿Cómo es que aceptas lo que no entiendes?… ¡Habrase visto tamaña estupidez!

No hay comentarios:

'; (function() { var dsq = document.createElement('script'); dsq.type = 'text/javascript'; dsq.async = true; dsq.src = '//' + disqus_shortname + '.disqus.com/embed.js'; (document.getElementsByTagName('head')[0] || document.getElementsByTagName('body')[0]).appendChild(dsq); })();
Con la tecnología de Blogger.