La violencia machista en la adolescencia es el tema del libro 'Quiero ser una caja de música' que acaba de salir al mercado


Madrid / España.


EOLAS Ediciones acaba de publicar el libro Quiero ser una caja de música. Violencias machistas en la juventud adolescente, un proyecto coordinado por Marifé Santiago Bolaños y la Fundación FIArt / XTRart.

10 autores consagrados escriben cartas a adolescentes para alertar sobre la violencia machista en la adolescencia. Son Antonio Gamoneda, Olvido García Valdés, Paloma Pedrero, Esther Bendahan, Fanny Rubio, Inma Chacón, Mercedes Gómez Blesa, Federico Mayor Zaragoza, Fernando Marías y Jesús Ruíz Mantilla.

La presentación tendrá lugar en el Centro Sefarad-Israel (Calle Mayor, nº 69, Madrid) el viernes, 10 de junio de 2016, a las 11:15 horas de la mañana.

La violencia machista en la adolescencia es un tema que nos ocupa a todos. Conscientes de que la educación es la única salida posible para ahuyentar esta lacra y generar conciencia de libertad y derechos propios, en 2015 surgió el proyecto Quiero ser una caja de música. Violencias machistas en la juventud adolescentes.

La iniciativa tuvo su origen en la Fundación Fondo Internacional de las Artes/ XTRart, a ella se sumó la escritora y Doctora en Filosofía Marifé Santiago Bolaños que contactó con diez pensadores, provenientes de distintas disciplinas humanísticas, con el objetivo de tender puentes y generar un diálogo entre éstos y los adolescentes.

Ahora, en la primavera de 2016, la propuesta toma forma de libro, gracias al sello editorial EOLAS, con Héctor Escobar al frente. La obra se presenta como una correspondencia epistolar en la que diez destacados autores (Antonio Gamoneda, Olvido García Valdés, Paloma Pedrero, Esther Bendahan, Fanny Rubio, Inma Chacón, Mercedes Gómez Blesa, Federico Mayor Zaragoza, Fernando Marías y Jesús Ruíz Mantilla) escriben cartas a adolescentes para alertarlos sobre la violencia machista en la adolescencia. Contestan a las cartas casi medio centenar de alumnos procedentes de 27 institutos españoles, de distintas comunidades autónomas (Madrid, Castilla y León, Castilla - La Mancha, Comunidad Valenciana, Galicia y Canarias). El conjunto es una necesaria, conmovedora y actual conversación que, con muy distintas herramientas y perspectivas, nos enfrenta a la violencia.



Quiero ser una caja de música (título que refiere a un deseo enunciado por María Zambrano) ha sido desde el principio un ejercicio de generosidad por parte de todos los que, de alguna manera, hemos participado en la propuesta. Hay que destacar la labor de los alumnos, verdaderos protagonistas de esta iniciativa, que se han implicado desde el principio, compartiendo con nosotros reflexiones tan maduras como emotivas; los colegios e institutos participantes y sus respectivos docentes, que han alentado a los jóvenes, propiciando en ellos la reflexión y la empatía; y, desde luego, a los grandes autores de las diez cartas primeras, que han colaborado en el proyecto sin más interés que el de erradicar la violencia de género, a través de un diálogo sincero y contundente con nuestros adolescentes.

Señala Marifé Santiago Bolaños en el prólogo: «Crudeza en el lenguaje porque no se trata de un ejercicio retórico o de moderado compromiso, sinceridad en lo que se está relatando, pedazos rotos de humanidad que alguien ha tratado de enterrar, historias vividas en la primera persona de la biografía o en la biografía de alguien a quien se le devuelve rostro y voz. Reflexión y relato, verso y ensayo, una nota para que no se olvide el tiempo, una experiencia que se comparte».

No hay comentarios:

'; (function() { var dsq = document.createElement('script'); dsq.type = 'text/javascript'; dsq.async = true; dsq.src = '//' + disqus_shortname + '.disqus.com/embed.js'; (document.getElementsByTagName('head')[0] || document.getElementsByTagName('body')[0]).appendChild(dsq); })();
Con la tecnología de Blogger.