Noticias de la Feria Libro de Madrid


Madrid / España*


​“En un sello independiente se siente que todo es posible”


Los escritores Carlos Maleno, Tania Padilla, Rubén Martín, Remedios Zafra, Matías Candeira, Vicente Valero, Beatriz García Guirado y Esther García Llovet tienen en común haber publicado su obra en sellos editoriales independientes. Esta mañana se reunieron en el Pabellón de Actividades, convocados por el Ministerio de Educación, Cultura y Deporte, para hablar de la relación que mantienen con quienes les han permitido ver sus textos en las librerías.

Matías Candeira elogió el trabajo profesional de Juan Casamayor en Salto de Página –“Me había rechazado trabajos anteriores, pero aceptó Todo irá bien, mi libro más opaco. Aplaude las ideas más locas” – y “la cercanía que he sentido en Candaya”: “Los sellos independientes se ocupan de que el entusiasmo por un libro no se agote”. Beatriz García Guirado, quien publicó el pasado año su primera novela, El silencio de las sirenas, abundó en esa idea: “He encontrado una sensibilidad para entender mi obra, respeto por ella y la valentía para el riesgo”.

Por su parte, Tania Padilla dijo apreciar la compañía que brindan los pequeños editores: “Tengo compañeros en grandes editoriales y me hablan de la soledad que sienten. En sellos más pequeños, uno siente que todo es posible, que cabe desmarcarse de la moda, construir artefactos raros”. Añadió que Nosocomio. El diamante negro es “un disparate que no lo habrían permitido en otras editoriales”.

Tras recordar su “larga trayectoria llamando a las puertas de las editoriales”, Remedios Zafra afirmó que “el editor es un lector privilegiado, que conoce tu obra y decide apostar por la diferencia”. Rubén Marín destacó la posibilidad que había disfrutado en Alpha Decay de participar incluso en el diseño de la portada de su libro: “Yo no esperaba un visto bueno sin la lectura concienzuda de mi texto. Hubo correcciones, pero me permitieron presentar el libro que yo quería”. Carlos Maleno confesó sentirse “muy satisfecho de estar presente en un catálogo de calidad como el de Sloper”. También por admirar su trayectoria editorial, Vicente Valero decidió remitir el manuscrito de su primera novela, Los extraños, a Periférica: “Otro motivo, creo que importante, era que por primera vez iba a tener un editor de mi generación y no veinte años mayor que yo”. Esther García Llovet confesó ser “muy mala compañera de piso” y admitió que “una editorial puede ser independiente, pero tú, como autor, no puedes serlo. Tienes que hacer un mínimo de labor de edición”. El encuentro fue moderado por Josep Maria Nadal Suau.



Booktubers are the new black


Ninguno se califica como prescriptor, aunque lo son, a la vista de los miles y miles de seguidores de sus canales de Youtube y de la expectación que generan en la Feria del Libro de Madrid. May R. Ayamonte, Esmeralda Verdú, Javier Ruescas, Sebastián G. Mouret son representativos de esta generación de jóvenes que recomiendan sus lecturas predilectas a otros jóvenes. Como reconocimiento a su labor de difusión de la lectura, esta semana Samsung, socio tecnológico de la FLM16, ha entregado el Premio Lectores de Hoy a Verdú, Ruescas y Mouret, en representación del colectivo. “El vídeo permite llegar de una manera diferente”, comenta @sebasgmouret. “Produce enorme satisfacción recibir mensajes de personas que dan una oportunidad a un libro gracias a tu recomendación”.

¿Y qué recomiendan? “Hablo de todo, porque leo de todo”, responde @MayRAyamonte: “Al principio, me daba mucho apuro hablar de poesía, pero he vencido ese reparo al descubrir que también les interesa a mis seguidores”. Muchas novedades, “aunque solo las que me gustan de verdad”. Quien habla es @javier_ruescas, quien defiende que no solo de fantasy vive el Booktuber: “Ahora mismo hay mucha literatura juvenil realista, como la que hace Blue Jeans”. Coincide con @esmeButterfly91 en reconocer haber ido ampliando sus lecturas: “Con el tiempo ha crecido mi curiosidad y me he abierto a más géneros”.

Los booktubers son, como cualquier lector, hijos de las historias con las que han crecido, y no solo de Manolito Gafotas o de Harry Potter, aunque, por supuesto, también: La isla del tesoro, Julio Verne, Las crónicas de Narnia y Kika Superbruja, Roald Dahl, (Charlie y la fábrica de chocolate y Matilda), La historia interminable, de Michael Ende; Las aventuras de Tom Sawyer, de Mark Twain, o Las memorias de Idhún, de Laura Gallego. Se admite toda historia que invite a seguir leyendo y, sobre todos, a hablar de libros, porque, dicen, “el fervor por un libro no se agota cuando se termina su lectura”.

*(Prensa Feria del Libro de Madrid / 08/06/2016)

No hay comentarios:

'; (function() { var dsq = document.createElement('script'); dsq.type = 'text/javascript'; dsq.async = true; dsq.src = '//' + disqus_shortname + '.disqus.com/embed.js'; (document.getElementsByTagName('head')[0] || document.getElementsByTagName('body')[0]).appendChild(dsq); })();
Con la tecnología de Blogger.