Reflexiones de Lobito: Si no me hubiera equivocado



-Si no me hubiera equivocado, hubiera podido llegar a ser un gran campeón de ajedrez. Un buen jugador de ajedrez, para llegar a ser campeón, aprende de sus equivocaciones, de sus errores, de las malas jugadas; esto es ser inteligente. Son las equivocaciones quienes nos pueden llevar a la cima del éxito. La moraleja salta a la vista: si no me hubiera equivocado no habría aprendido a hacer las cosas bien.

-Si no me hubiera equivocado nunca me hubiera dado cuenta del valor real de las cosas y de las personas. No se trata de censurarnos y sentirnos culpables por las equivocaciones cometidas. Las equivocaciones nos llevan a la reflexión de cómo es la vida y al aprendizaje de estar atentos para más adelante no repetir los mismos errores y ser cautos en la toma de decisiones que pueden afectar nuestras vidas en lo personal, familiar o social.

-Si no me hubiera equivocado no habría podido diferenciar entre el amor verdadero y la ilusión de amar; entre la amistad sincera y la falsa amistad, entre lo que es realmente importante de lo que no lo es. Entre lo que me hace exitoso o fracasado. Einstein pudo perfeccionar su teoría de la Relatividad gracias a las equivocaciones en el cálculo de las complejas ecuaciones matemáticas que luego de corregirlas pudo darse cuenta de cómo eran las cosas realmente y descubrir lo que con tanto empeño había buscado.

-Si no se hubiera equivocado al tomar el camino errado en el mapa de carreteras, el antropólogo jamás hubiera podido descubrir a ese maravilloso lugar de ensueño. de civilizaciones milenarias ocultas en el tiempo. Una gran cantidad de descubrimientos científicos, surgimiento de grandes empresas y proyectos impactantes, se deben a las equivocaciones, cometidas por personas sabias que luego rectificaron los errores y llegaron al éxito.

-Si no se hubiera equivocado…Tuvieron que pasar 30 años para que el físico teórico Steven Hawking, rectificara su equivocación al decir que toda la información que entraba en un agujero negro se perdía. Tal rectificación dio una nueva visión del cosmos. Y en cosas tan triviales, en el día a día, como el de equivocarnos al marcar un número telefónico puede generar una nueva relación o aclarar un mal entendido.

-Si no se hubiera equivocado…Desde la óptica de lo psicológico el juzgarse con dureza y maldecir por las equivocaciones cometidas es una actitud tonta y dolorosa, porque la actitud sabia e inteligente es tener visión para sacar de los errores una gran enseñanza que no lleve a mejorar las cosas. Y no sólo a mejorar las cosas materiales si no a mejorar en nuestro desarrollo interno, nuestro proceso de crecimiento interior, que es la riqueza o la posesión más valiosa que puede tener un ser humano en cualquier lugar de esta tierra.

Las equivocaciones es el camino del león que a cada paso mira hacia atrás para estar seguro que todo está bien.

-Si no se hubiera equivocado, el ser humano no habría aprendido a hacer las cosas bien, trepar a la excelencia y a hacer los grandes descubrimientos y avances tecnológicos que han mejorado la calidad de la vida en toda su dimensión.“El hombre puede equivocarse muchas veces, pero no se convierte en un fracaso hasta que empiece a culpar a otros por sus propios errores”.

No hay comentarios:

'; (function() { var dsq = document.createElement('script'); dsq.type = 'text/javascript'; dsq.async = true; dsq.src = '//' + disqus_shortname + '.disqus.com/embed.js'; (document.getElementsByTagName('head')[0] || document.getElementsByTagName('body')[0]).appendChild(dsq); })();
Con la tecnología de Blogger.