Es importante que los niños estén rodeados de libros y de adultos que les lean los libros: Lucía Liévano


Por: Cámara Colombiana del Libro.


Lucía Liévano es docente de preescolar con una amplia experiencia en educación inicial. Desde 1997 forma parte del equipo de profesores de Espantapájaros y su trabajo ha estado encaminado a la pedagogía para la primera infancia, literatura infantil y la formación de lectores.


-¿Qué entendemos por educación inicial?

-Entendemos por educación inicial los niños que están entre 0-6 años. Existen unas actividades rectoras que son: el arte, la literatura, la exploración del medio y el juego que enriquecen la identidad en la primera infancia, brindándole a los niños las herramientas interiores necesarias para enfrentarse a la educación formal.

-¿Qué papel juegan los padres en esa educación inicial?

-La labor de los padres en la primera infancia y en general en la vida escolar de los niños es fundamental, un jardín infantil no lo hace todo y los padres son un complemento importante en la formación de sus hijos. Cuando uno trabaja del lado de los padres y los padres trabajan al lado de los maestros, finalmente el beneficiado es el niño y por ende la familia, no podemos estar en orillas distintas.

-Desde su experiencia profesional ¿cuál es la importancia específica del libro y la lectura en la primera infancia?

-En la primera infancia, así como es importante pintar, correr, saltar, jugar y explotar, el libro y la lectura ocupa un lugar primordial. La lectura les brinda a los niños la capacidad de ampliar y enriquecer su vocabulario, aumentar la capacidad de imaginar y crear, la oportunidad de sumergirse en una historia y aplicar ese lenguaje en función de su vida cotidiana. Es importante que los niños estén rodeados de libros y de adultos que les lean los libros.

-¿Cómo encontrar una conexión entre el libro, los padres y los niños?

-Esa conexión se encuentra cuando los pedagogos trabajamos con la familia. En Espantapájaros invitamos a los padres a las actividades de lectura como la “hora del cuento” o el “Club de lectura”, una actividad donde los niños llevan los libros a su casa, libros escogidos por ellos, no por un adulto que le indica cuál llevar. Esa es una medida para que los padres, papá o mamá, entren en ese ritual de leer los libros con los niños, eso hace parte del placer y de la sed de leer.

Los niños son unos maravillosos lectores, cuando están rodeados de libros, de palabras y de adultos amorosos que leen con ellos. Muchas veces los padres se convierten en lectores al lado de los niños. Un maestro que cree en las palabras, que cree en la literatura y en el poder afectivo de la lectura, es un maestro que acompaña a los padres en ese recorrido cálido de leer.

-¿Cómo aconsejar a los padres que aún no tienen un proceso lector con sus hijos?

-En primera medida, les aconsejaría acercarse a las librerías y bibliotecas, donde pueden encontrar mediadores y asesores que conozcan tanto de libros como de niños, y así formar un puente de información acertada al momento de resolver las siguientes dudas: ¿Cómo se escoge un buen libro?, ¿Cómo los niños escogen los libros?, ¿Qué significa un buen libro?, ¿Cuáles son los autores predilectos de los niños?

Es importante que los padres disfruten de esos espacios y momentos de lectura con los niños, asimismo estos vínculos afectivos hacen que los padres se den cuenta que estar leyendo con los niños es más rico que mantenerlos al lado de la televisión, donde no existe un contacto, una comunicación y sensibilización.

-¿Qué decirle a los padres que optan por darle un dispositivo electrónico a sus hijos?

-Lo que puedo decir alrededor de las nuevas tecnologías, es que la magia de tener un libro de papel, un libro que se pueden pasar sus páginas, olerlas, donde el niño puede literalmente comerse el libro a mordiscos, esa magia no la tiene la tecnología, no la tiene un celular, un Ipad o computador. El libro es la mejor herramienta para compartir.

Definitivamente, la comunicación que se establece entre ese adulto mediador y un niño a través del libro es una comunicación muy distinta, si queremos afianzar esos vínculos afectivos, nada más placentero que tener un niño sentado en el regazo cantando una canción, leyendo una poesía, ver un libro álbum al calor de la madre o el padre.

-¿Cómo capturar la atención de los niños hacia la lectura?

-La magia de ese mediador está en saber leer, en saber conectarse con los niños. No es solamente leer, es saber jugar con las palabras, hacer juegos tradicionales que están alrededor de la lectura y que hacen que sea una actividad dinámica, alegre y de diversión.


Los libros recomendados por Lucia Liévano para los niños en la primera infancia

·Donde viven los monstruos, de Murice Sendak

·Ahora no, Bernardo, de David Mckee

·Rosita se va de casa, de Maryann Macdonald

·Cambios, de Anthony Browne

No hay comentarios:

'; (function() { var dsq = document.createElement('script'); dsq.type = 'text/javascript'; dsq.async = true; dsq.src = '//' + disqus_shortname + '.disqus.com/embed.js'; (document.getElementsByTagName('head')[0] || document.getElementsByTagName('body')[0]).appendChild(dsq); })();
Con la tecnología de Blogger.