La Biblioteca Nacional de Colombia le dedica la Pieza del Mes a Jorge Tadeo Lozano



Para conmemorar los doscientos años de la muerte de don Jorge Tadeo Lozano, la Biblioteca Nacional de Colombia le dedica la Pieza del Mes de julio al nacimiento del semanario político y económico.

El correo curioso, una de las obras por la que es hoy conocido y recordado este influyente intelectual colombiano del siglo XIX.

Con la llegada de Pablo Morillo a Cartagena, Tadeo Lozano fue puesto preso en el Colegio de Nuestra Señora del Rosario, el 6 de julio de 1816, junto con Francisco Javier García Hevia, Miguel de Pombo, Crisanto Valenzuela, José Gregorio Gutiérrez y Emigdio Benítez. Luego, fue conducido a lo que entonces era conocido como la Huerta de Jaime (hoy Plaza de los Mártires, ubicada entre la avenida Caracas y la carrera 15, y las calles 10 y 11, de Bogotá), para ejecutar la sentencia a muerte dada por Morillo de ser “pasado de espaldas por las armas”.

Jorge Tadeo Lozano fue uno de los más apasionados partidarios de la revolución iniciada el 20 de julio de 1810. En 1811 redactó un proyecto de Constitución, que fue firmado el 30 de marzo, en el que se reconocía a Fernando VII como soberano, siempre y cuando viniera a reinar a Santafé. Mientras esperaban la llegada del monarca, Lozano fue nombrado vicerregente y presidente del Estado. Durante su paso por la presidencia procuró establecer una federación de las provincias granadinas y logró que se firmara un tratado de alianza con Venezuela, el primer tratado de su tipo firmado en América. Lozano finalizó su gobierno el 19 de septiembre de 1811, luego un mitin popular encabezado por Antonio Nariño, defensor acérrimo del centralismo.

Una vez retirado del gobierno, Lozano se dedicó de lleno a sus investigaciones científicas. Su interés en las ciencias era notable. Aunque a los once años Lozano inició sus estudios de literatura, filosofía y medicina en el Colegio Mayor de Nuestra Señora del Rosario, al continuar sus estudios en España, optó por la carrera militar y los estudios en química en el Real Laboratorio de Madrid. Con esto consiguió uno de sus mayores logros: ser parte del Real Cuerpo de Guardias de Corps, donde obtuvo el título de Capitán, peleando contra los franceses en la Campaña del Rosellón. Es así como su pasión por las ciencias naturales lo llevó a ser regente de la Catedra de Química en el Colegio Mayor de Nuestra Señora del Rosario, a recibir en su casa a Humbolt y Bompland en 1801, a ser miembro de la Sociedad Patriótica y de la Expedición Botánica.

Condenado por ser uno de los primeros tumultuarios que depusieron la autoridad española y por producir varios papeles considerados sediciosos, a lo largo de su vida, Lozano produjo escritos como “La fauna cundinamarquesa”, de la cual Francisco José de Caldas publicó varios fragmentos en el Semanario del Nuevo Reino de Granada y en 1801, junto con el doctor Luis Eduardo Azuola, publicó un papel semanal en el cual trató “de la agricultura e yndustria, artes y siencias”.

La pieza del mes corresponde a uno de los manuscritos que hacen parte del Fondo Antiguo de la Biblioteca Nacional de Colombia: la solicitud para conceder licencia “para dar al público, un papel”, realizada por Tadeo Lozano y Azuola. Esta solicitud del mes de enero de 1801, hace referencia a la publicación del Correo curioso, erudito, económico y mercantil de la ciudad de Santafé de Bogotá. La solicitud fue aprobada solo hasta abril del mencionado año, y a pesar de las demoras, ya se había dado comienzo a la publicación periódica desde el martes 17 de febrero.

El Correo curioso, erudito, económico y mercantil de la ciudad de Santafé de Bogotá circuló regularmente durante 1801 y se publicaron 46 números. Como lo afirmaron Lozano y Azuola en la presentación del prospecto, su objetivo no era enseñarle a ignorantes o trabajar en la destrucción del imperio, sino mostrar el estado actual de Bogotá. En sus propias palabras: “La dulzura de los modales de sus habitadores, la docilidad de sus genios, la viveza de sus talentos y sus deseos insaciables de la sabiduría. […] Es bien conocida la utilidad de los medios que facilitan la mutua comunicación de las ideas para el logro de la ilustración de los hombres y del engrandecimiento de un estado”.

Paola Viviana Londoño
Historiadora y mágister en Escrituras Creativas



No hay comentarios:

'; (function() { var dsq = document.createElement('script'); dsq.type = 'text/javascript'; dsq.async = true; dsq.src = '//' + disqus_shortname + '.disqus.com/embed.js'; (document.getElementsByTagName('head')[0] || document.getElementsByTagName('body')[0]).appendChild(dsq); })();
Con la tecnología de Blogger.