Muere el escritor Yves Bonnefoy

Muere el escritor Yves Bonnefoy
Yves Bonnefoy


Tomado de Estandarte


Ensayista y poeta, crítico de arte y traductor, candidato al Nobel...

El Premio Nobel de Literatura suma un nombre más a su lista de genios sin reconocer. La decisión de otorgarlo a J. M. G. Le Clézio en 2008, y a Patrick Modiano en 2014, sorprendió a quienes esperaban que el siguiente nobelizado en lengua francesa sería el poeta Yves Bonnefoy. No podrá ser: el escritor falleció el viernes 1 de julio, en París. Bonnefoy destacó en el género de la poesía, pero su obra también se compone de ensayos, traducciones —de Giacomo Leopardo o William Shakespeare, entre muchos otros autores— y volúmenes de críticas de arte y literatura: más de un centenar de títulos, traducidos a más de treinta idiomas.

Yves Bonnefoy nació en Tours —una ciudad en el corazón de Francia, atravesada por el río Loria— en 1923. Hijo de ferroviario y enfermera, la temprana muerte de su padre —en 1936, cuando el futuro escritor tiene 13 años— transforma por completo su actitud ante la vida. El joven Yves se centra en los estudios, y se consagrará a las matemáticas, en las que profundizará en las universidades de Poitiers y París. Cuando se instala en la capital del país, en 1944, Yves Bonnefoy abandona los números para decantarse por las letras: viaja por Europa —Italia, sobre todo— y Estados Unidos; se adentra en la escritura de poesía y ensayo; y se inicia también en la historia del arte de la mano de André Chastel, gran especialista en el Renacimiento italiano.

A quienes tengan un conocimiento superficial de la obra de Yves Bonnefoy les sorprenderá saber que sus primeros pasos en la literatura los dio de la mano del surrealismo, movimiento al que se adscribirá durante sus años iniciales como poeta: sin embargo, Bonnefoy encontrará que la novedad auténtica la impulsaban no André Breton y compañía, sino autores como Charles Baudelaire, Stéphane Mallarmé o Arthur Rimbaud.

Una vez alejado de ese concepto de la escritura como juego, azar e indagación, Yves Bonnefoy impulsó su escritura visual, basada en la evocación filosófica y la contemplación del mundo. Catedrático en el Colegio de Francia —sucedió en el puesto a Roland Barthes—, ha obtenido los premios de la Crítica francesa (1971), Goncourt (1987), Balzan (1995), Franz Kafka (2007) o FIL de las Lenguas Romances (2013). Entre su obra destacan El territorio interior (1971), Relatos en sueños (1977) o los ensayos Diccionario de mitologías (1981) y La traducción de la poesía (2000).

No hay comentarios:

'; (function() { var dsq = document.createElement('script'); dsq.type = 'text/javascript'; dsq.async = true; dsq.src = '//' + disqus_shortname + '.disqus.com/embed.js'; (document.getElementsByTagName('head')[0] || document.getElementsByTagName('body')[0]).appendChild(dsq); })();
Con la tecnología de Blogger.