Matador ilustra la ópera prima de la promesa de la literatura infantil: Enrique Rojo

No. 7513 Bogotá, Jueves 25 de Agosto de 2016 


Mientras unos dan plomo, nosotros damos pluma
Jorge Consuegra



Bogotá.

Baba y Utu, lo más reciente de Panamericana Editorial, es una entrañable historia con la que cualquier lector descubrirá que dar y recibir sin condiciones constituye la verdadera magia del amor y de la amistad. Un libro donde recordamos que la vida nos hace encontrar con aquellos a quienes necesitamos, o nos necesitan, para completar una sola felicidad.

De la imaginación de Enrique Rojo, un convencido y entusiasta de la literatura infantil, y de la mano de Julio César González Quiceno, mejor conocido como Matador, este colorido relato aguarda por niños o adultos de corazón abierto, amantes de la naturaleza y, sobre todo, a los buenos amigos que saben cómo tender una mano, una pata o una garra.

Baba (cocodrila) y Utu (jaguar) en ticuna, una de nuestras 65 lenguas amerindias, es ambientada en la espesa selva amazónica. El cuento, dedicado a los hijos de los autores y a don Ovidio González, padre de Matador, comienza cuando la simpática cocodrila escapa de casa para conocer la tristeza y se encuentra con Utu, quien acaba de ser desterrado, víctima de una conspiración orquestada por la celosa anaconda.

Una vez juntos, el jaguar se encargará de enseñarle a Baba los secretos de la jungla mientras trata de contagiarse de la alegría de su nueva amiga. Con un mensaje de respeto por el ambiente y a través de una clásica moraleja sobre la amistad, Baba y Utu es ideal para leer entre dos —entre padres e hijos, hermanos, primos, con la pareja o con los amigos—, pues nos recuerda que todo, siempre, es mejor cuando se comparte.




El autor:


Enrique Rojo


Enrique Rojo aprendió a leer y a escribir cuentos en una ciudad pequeña llamada Pamplona, donde las nubes bajan para que uno las toque con la mano.

Con su identidad secreta, en la que se hace llamar Andrés Sarmiento Villamizar, trabaja en una fábrica gigante de historias, ideas y personajes maravillosos.

Su mejor amigo se llama Joaquín. Tiene un perro grande y peludo que se llama Chuck Norris con el que juega balón.


El ilustrador:


Matador



Matador tenía ocho años cuando encontró en una enciclopedia lo que quería ser de grande: caricaturista como Roberto Fontanarrosa. Años después se convertiría, al igual que el argentino, en uno de los más importantes de América Latina. Por eso recomienda leer desde chiquito.

Su verdadero nombre es Julio César González Quiceno y se la pasa jugando con Sara y Mateo en la Perla del Otún.

No hay comentarios:

'; (function() { var dsq = document.createElement('script'); dsq.type = 'text/javascript'; dsq.async = true; dsq.src = '//' + disqus_shortname + '.disqus.com/embed.js'; (document.getElementsByTagName('head')[0] || document.getElementsByTagName('body')[0]).appendChild(dsq); })();
Con la tecnología de Blogger.