Shifu, harías cualquier cosa por divertirte


Por: Gustavo Enrique Ortiz


Me acerco a una segunda lectura del escritor chino y empiezo a ver constantes que no deben ser gratuitas y pertenecen a la necesidad de unidad regional desde la que habla, no la de un país, sino de una región de su país, en este caso Gaomi.

La explicación de su seudónimo, huele a transgresión, a la realidad, a ese afuera, que no debía ser descrito, "pero en el instante en que estaba rodeado de gente, las palabras afloraban desde mi interior, como ratas saliendo de la ratonera. A eso normalmente le seguía un sentimiento de remordimiento y la terrible seguridad de que había vuelto a fallar a mi madre. Ese fue el motivo por el que elegí Mo Yan como seudónimo.

Después de pasar por su novela Rana, la constante del hambre y haber mordido carbón de niño - yo comía hojas camino a mi colegio - o en su cuento más potente, “Niña abandonada”, aludir al personaje de tía, que estaba en la novela, un hipotexto, "Me senté en la misma silla en la que me había sentado el año anterior, justo enfrente de mi tía- Un libro de obstetricia con la cubierta de plástico yacía en la mesa- -¿Qué haces aquí de nuevo? - dijo ella sin mucha energía -¡Después de venir a verme el año pasado te fuiste y escribiste un libro en el que parezco una especie de demonio!"

Shifu, harías cualquier cosa por divertirte es un cuento que discute con la realidad económica china, donde la moral del antiguo, Shifu, es imposible de asumir, en un ahora y la tragedia aparente que sufre como capitalista, no puede reseñarse en la historia como cierta. Juego del estrés del personaje, quizá.

Al perder su empleo, la solidaridad naufraga inevitable, "Observó a sus compañeros, con la mirada de un niño que busca su madre. Pero todo lo que vio fue un mar de caras idénticas, grises y apagadas."

Niño de hierro es un texto que merece alistarse a un cortometraje, del hambre y la infancia y la soledad intrínseca.



No hay comentarios:

'; (function() { var dsq = document.createElement('script'); dsq.type = 'text/javascript'; dsq.async = true; dsq.src = '//' + disqus_shortname + '.disqus.com/embed.js'; (document.getElementsByTagName('head')[0] || document.getElementsByTagName('body')[0]).appendChild(dsq); })();
Con la tecnología de Blogger.