La masonería colombiana se encuentra tristemente dividida: Milton Arrieta

No. 7529 Bogotá, Sábado 10 de Septiembre de 2016 


Mientras unos dan plomo, nosotros damos pluma
Jorge Consuegra




Por: Libros y Letras / Bogotá.


El escritor barranquillero Milton Arrieta acaba de publicar Los masones en el mundo. Geopolítica Masónica (Almuzara), en donde profundiza acerca del papel que debe ejercer la masonería en el mundo en que vivimos.

Arrieta es una de las personas que más conoce el entorno de la masonería. Su mayor influencia vino de su familia, específicamente de sus abuelos, quienes eran masones. Posteriormente, en el año 2000, cuando cursaba sexto semestre de derecho, tocó por primera vez las puertas de un templo masónico, y lo hizo porque tenía una idea clara de lo que significaba. A partir de ese momento Arrieta es iniciado en la francmasonería en la ciudad de Barranquilla y en el 2014 recibe el Grado 33 y último del Rito Escocés Antiguo y Aceptado de la Francmasonería en Bogotá: “recibirlo significa todo para mí en masonería porque es una constancia de mi trabajo y de mi compromiso para con la Orden masónica, y al mismo tiempo no significa nada, porque siempre seré un simple aprendiz masón, mi aprendizaje sobre la masonería es constante, diario y sincero”.

En diálogo con el autor, nos explica que la masonería es una institución discreta que reúne los siguientes caracteres: es por su método iniciática, es espiritual, humanista, simbólica, filosófica y laica. Tiene tres objetivos fundamentales: El primero pretende conseguir la hermandad de hombres y mujeres sin distingos de ninguna clase, una logia masónica liberal es un verdadero microcosmos de la sociedad en la que trabaja. El segundo objetivo de la masonería consiste en la búsqueda de la Verdad, una Verdad que deviene de la experiencia iniciática y solo tiene validez para el masón que la encuentra, esa verdad jamás podrá ser un dogma que pueda imponérsele a otros, y el tercer objetivo de la masonería es conseguir que los masones y masonas sean verdaderos maestros de su propia arquitectura interior, que sean libres para construirse de sí mismos.

Respecto a la masonería en Colombia, Arrieta afirma que no está tan fortalecida: “se encuentra tristemente dividida, aunque la masonería en general es progresista, en Colombia hay instituciones masónicas más liberales y otras más conservadoras. La masonería liberal, forjada en la Europa continental, siendo precursora ideológica de la Revolución Francesa, desde 1854 decidió establecer la Libertad de Conciencia como una característica específica propia, lo que supuso dejar al criterio personal de cada miembro de la Orden la creencia en un Ser Supremo, de manera que solo dentro de una logia masónica liberal se logra experimentar el verdadero ideal del universalismo masónico, según el cual las personas, independientemente de sus concepciones religiosas, su sexo, su raza, sus ideas políticas y su condición social y económica, se profesan una sincera hermandad, dentro de los principios de la tolerancia y solidaridad. La masonería conservadora o mejor conocida como regular, forjada en el mundo anglosajón, desde 1929 levantó muros contra el universalismo, de acuerdo a esta masonería, solo pueden iniciarse personas de género masculino, que crean en Dios y su verdad revelada; pretende además imponer su cosmovisión masónica a todas las instituciones masónicas del mundo. Tengo que decir que si una Obediencia masónica exige para todos sus miembros la creencia en Dios, su voluntad revelada (teísmo activo), está en su derecho absoluto, pero lo que no es conciliable es que busque imponerlo a las otras Obediencias. Sin embargo de lo dicho, ha sido menester nuestro tender puentes entre las dos masonerías, pues consideramos que la unión de ambas tendencias, respetándose cada una en sus formas y cosmovisiones, podrá garantizar la acción masónica en Colombia y en el mundo hacia el siglo XXII”.

En Los masones en el mundo, el público interesado en el tema encontrará una obra completa, una lectura amena y sencilla que lo llevará a comprender la dimensión de la masonería en un nivel de actualidad mundial. El público especializado encontrará información nunca antes publicada en español, concordada con más de 90 fuentes bibliográficas, también encontrará un análisis sustentado sobre el devenir de la Orden en el siglo XXII, así como aspectos muy poco conocidos de la increíble historia de la masonería, también podrá saber con certeza quienes han sido los masones que han construido la humanidad en los tres siglos de existencia especulativa o filosófica de la masonería.

El libro consta de siete partes estructurales. La primera trata sobre la prehistoria contextual e historia de la masonería hasta su institucionalización en 1717 como masonería especulativa. La segunda parte expone como los francmasones artífices de la ilustración influyeron en la conceptualización y desarrollo de los Altos Grados Escoceses, así como la intrincada supervivencia de su ideario ante grandes adversidades en dos hemisferios. La tercera parte narra el trazo histórico de la máxima expresión de los Altos Grados Escoceses que resultó en el nacimiento de los siete primeros Supremos Consejos del mundo, de los cuales se derivan todos los que existen hoy en día, pero además bosqueja la perspectiva geopolítica de cada uno de ellos. La cuarta parte del libro explica desde un matiz iniciático e integral el método masónico del Rito Escocés Antiguo y Aceptado. La quinta parte presenta con cierto detalle a los francmasones forjadores de la paz mundial, del derecho internacional, del derecho internacional humanitario, de la Sociedad de Naciones, de la Organización de las Naciones Unidas y de la Unión Europea; y revela que en la actualidad se encuentra trabajando por el bienestar de la humanidad una entidad francmasónica de corte liberal en el seno de Naciones Unidas (ONU). La sexta parte se compone de cuatro capítulos, el primero de estos explica cómo se construyó la francmasonería liberal en una Europa llena de crispaciones. El segundo capítulo expone desde una perspectiva filosófica el problema de Dios en las francmasonerías y propende por hallar un punto de encuentro dentro del desenlace filosófico. Los últimos dos capítulos tratan sobre geopolítica masónica y doy una visión de la masonería del futuro. La séptima parte del libro presenta por primera vez un directorio geopolítico de instituciones masónicas liberales y progresistas del mundo.

No hay comentarios:

'; (function() { var dsq = document.createElement('script'); dsq.type = 'text/javascript'; dsq.async = true; dsq.src = '//' + disqus_shortname + '.disqus.com/embed.js'; (document.getElementsByTagName('head')[0] || document.getElementsByTagName('body')[0]).appendChild(dsq); })();
Con la tecnología de Blogger.