Oda a la paz


Por Teresa Alfonzo Sánchez*


Paz y Vida, es ella, quien contempla, en los campos profundos, la más sencilla alma de un amigo hermano, que triunfa y da la mano, para albergar en vida, corazones humanos, que perfuman el templo, del terruño habitante de la paz.

Paz y Amor es lo profundo, y es el amor humano, del nacimiento aquel del agua cristalina, amor es, como el espejo que nos refleja el agua, y está asociada al símbolo de la divinidad. ¡Que eres tú! y está asociada al ser, valora su bondad y es la naturalidad, igual que su tener. Y solo aquí hay quietud y paz.

Vida y Paz profundidad prosperan en ti madre, la madre de alimento, de leche, celestial, que busca los encuentros para albergar la paz, del solidario hermano, que vuelve ya a reír, en cálidos afectos, y no hay tristeza en ella, tan solo hay amistad, la profundidad y la calma le brindan equidad. Brindemos por la paz, con vino y con champaña, paz para las letras, Paz.

Paz, enorme paz, me gustas, mujer cuando callas y estas perdida entre la brisa, su delantal puesto y lleno de cenizas, celeste es tu santuario, tus encantos atan los lazos de historias y de genes, que vienen desde dentro con gran profundidad, para reinar en hombres que formaran, la familia entera de la humanidad. Paz en tu sapiencia, ciudad en la mañana, cuando despierta el pan, el trigo en su trigal y las campanas suenan, llamando la verdad, Paz.

Paz a tus alas bienhechoras, de gran sabiduría, que traes en tu estirpe, eres amiga mía, logró el golpe de suerte y de conquista un día, mujer de la pradera, de la tierra mía, noble mujer. Sencilla, como aquel, que nació de sus entrañas, provecho que alberga, en su útero el planeta tierra. ¿Quién ha conquistado una noble mujer?, suerte ha de tener, es mi hermano, el hijo del planeta. Loas a tu bien. Patria, Ser y Hacer. Tierra en Paz.

Paz a la semilla que riegas, paz en tu camino a cuestas, baratas tus entrañas tan solo es el respeto, del hermano universo, la ciencia, la ciudad, y el pueblo en que tu naces, lleno de hermandad, buscad hermano y encuentra, la dicha de tu raza, que en tu corazón late. Las manos van vacías, y llenas de amistad. Paz que en el libre trillo, escuchas su cantar, recoges la semilla, la siembra en su lugar, y cuidas de la vida. Es en ese cantar que escuchas ya la paz.

Paz y tu inocencia es pura, es puro tu cantar, tu lagrima derrama cuando falta unidad, tus bosques son frondosos, hermano da tu mano, no malogres la vida, que como abejas guía, son al panal la miel, y es en tu proceder. Que canciones son tuyas y cantares también, la sedeña paloma de ardido plumaje y un poderoso vuelo. Paz. De inocente andar leve, vio descender del cielo, un ave de emisión, que dio consuelo y trae al mundo, un sol que lo ilumina todo. Tu conciencia, es una referencia de tu humildad, de tu sombrío universo, bagaje de un ensueño, es la fertilidad, que crece como hormiga, armoniza tu cuerpo, vives la realidad.

Paz que conflictos son escuchas, la realidad es otra, la posición veraz, del canto, la humildad, el ciudadano universal, que traes en tu voz: “Paz, hermano en paz”. No hay guerra ni violencia, mi mano es caridad, mis genes inteligencia, y posición en paz, que lleva la inocencia de búsqueda, no fugaz. Y vivo la experiencia de la juventud, que recobra la confianza sagrada, que no es anhelo burdo, es vida así no más. Laboriosa, bendita, de sinceros capullos. De caminar, sabiendo que soy honrado hermano. Que la vida es tan pura, que es sagrada, que el excelso que hay en ti te renueve de esa abundancia que lo llena ya todo y todo lo eres tú: Mi TAN ANHELADA PAZ.

Paz, eres tu amada mía, no prófuga, haces parte de mi, eres mi hecho, mi propio albor, mi conciencia, mi lagrima, mi risa, mi sentir, mi propósito, y unión, igual que los ojos en el cielo y los pies aquí en la tierra. Mi vientre que te sostiene, el mundo mi universo, que nos mira siempre con altruismo, como esa pequeña creatura, de la que formamos parte. Una plegaria, por la que no duerman niños en la calle, por la que se acabe la ignorancia, por la que se produzca el hambre de leer, de escribir, del trabajo honrado. Juntos la amamos, la buscamos y la paz somos nosotros.

Paz, generosa, honrada es la Paz, da vida, el que renace, el que brinda compasión, eres como algo aquí dentro de mí, sin ser, que no se puede explicar, que se siente en su tener, un respirar profundo del que lo ha dado todo y sabe a ciencia cierta, que morir es un capítulo del libro de la vida. Que continua existiendo, en su inmortalidad, que el planeta es sagrado, que el respeto, es aquí, ahora, que el futuro es el conjunto de experiencias y decisiones, que hay correspondencia, ¿qué cosas tengo yo? amor, honradez, transparencia y lealtad, soy la paz, no la busco la produzco. Paz mi anhelada Paz.

Paz y oportunidad para aprender de aquel, que deja huella, son hechos, decisiones, son gratos, no sermones, consejos y murmullos es un arrullo tuyo. ¡Madre! ¡Madre! sin par, cinta de amor, que enlaza con misterioso lazo, al singular distintivo, a la frágil nube de la vida, que pasa y no se nombra. Belleza sin igual mi amada paz. Paz y memoria de un pasado, un mundo mas humano, en el siglo XXI, vivificas la alianza, enorme tu sentir, ayúdame a vivir, que no exista la guerra, ni siquiera en los libros y en el mundo que habitamos no se oiga llorar a un niño. Paz a la inocencia, Paz.

Paz y ahora sí, hermano ciudadano. Tu fluyes con acuerdo, bueno es aquel nativo, ciudadano universal, que se encuentra contigo y te da la mano, y caminando juntos, no hay motivos de guerras ni discordias, son solo concordias y amistad. Paz hay en tus árboles que erguidos dan follaje y sombras a tu andar. Paz al hermano labriego, Paz a aquellas manos que amasan al maíz, paz al pintor, al tejedor, y a tus sienes que soportan el platón, cargado de frutas. Paz en tus aguas y en tu brisa. Paz en el aire que respiras. Paz en tu pensamiento que provecho llevas para encontrar la Paz.

Encuéntrala mi hermano que está dentro de ti, regálala, es tu país y el mío y yo quiero vivir. Poética, mi amor sincero es, por ella, es mi Paz.

*Tomado de Otredad

No hay comentarios:

'; (function() { var dsq = document.createElement('script'); dsq.type = 'text/javascript'; dsq.async = true; dsq.src = '//' + disqus_shortname + '.disqus.com/embed.js'; (document.getElementsByTagName('head')[0] || document.getElementsByTagName('body')[0]).appendChild(dsq); })();
Con la tecnología de Blogger.