El brillo que vuelve a recobrar vida


Por: Juana Toro / Bogotá.


Mi semana con Marilyn Monroe protagonizada de manera impecable por Michelle Williams, recobra a esa mujer rutilante que se robaba el corazón de todos por su indudable belleza y simpatía. Durante el trascurso del rodaje de la película " El príncipe y la corista" , se descubre un lado diferente del mito erótico de los 50 por una jovial e insegura Marilyn, pero entre una mezcla de inocencia y deseo que envuelven a Colin Clark (Eddie Redmayne ) un joven apasionado por el cine; terminan irrumpiendo por encima de la fama como de sus vidas una corta y real historia de amor .

En los años 50 Marilyn llegaría a Inglaterra para protagonizar con Sir Laurence Olivier (Kennneth Branagh) la película “El príncipe y la corista”. La historia se desencadena cuando un joven de 23 años que buscaba entrar a la industria del cine llega para trabajar del tercer asistente de dirección. Durante el rodaje de la película las dos estrellas del séptimo arte, presentan conflictos por sus egos y las presiones constantes donde se comienza a desentrañar el verdadero mundo de Marilyn, en el cual se muestran las infaltables adicciones e inseguridades de la artista.

Después de fallar por tratar de cambiar a Marilyn en su manera de actuar, debido a que la misteriosa mujer, le gustaba interiorizar sus personajes, Sir Laurence se basa del joven Colín, para que este lograra integrar de nuevo a la protagonista y retomara su labor. Por medio de la artista, Colin comienza un viaje en el cual consigue ver a esta mujer en todos su explendor, ya que Marilyn le da su confianza; en medio de sus ocurrencias e imprudencias, el joven vive una real historia de amor a pesar de las adversidades, aunque sin entender si la veía como el ícono que siempre aparentó ser o como una mujer real.

Esta película estuvo nominada a los Premios Óscar como mejor actriz (Michelle Williams) y mejor actor sec. (Branagh); en los Globos de Oro, como mejor actriz comedia o musical (Williams); Independent Spirit Awards, como mejor actriz; en los premios Academia Británica de las Artes Cinematográficas y de la Televisión (BAFTA), con seis nominaciones incluyendo mejor película británica. Así mismo en los Critics Choice Awards con cuatro nominaciones incluyendo mejor actriz y en los Screen Actors Guild nominados a mejor actriz (Michelle Williams) y actor de reparto (Branagh).

Sin duda es una película que se encasilla perfectamente en la trama, porque es asertiva y cuidadosa en cada escena. Los personajes resultan encajar bien, eso indudablemente lo demuestra Williams, quien logro personificar sin llegar a imitar en tono burlesco, alcanzando una interpretación histriónica. Esta película logra mover emociones, por un episodio que pareciera que mostrara brevemente la vida de la actriz en situaciones que ella abstraía, pues su personalidad se terminaba por robar toda la atención, aunque no dejaba de identificar a una estrella de Hollywood que merecía su reconocimiento como tal.

De otro lado, quedan algunos momentos en el aire porque no se detallaron- o en el peor de los casos- , no hubo espacio para terminar pequeñas historias que iban creciendo en la película, con otros personajes que quedaron en el trasfondo como Arthur Miller, ahondar más en el significado de este amor que pudo ser el último en la vida de la actriz norteamericana.

En general, es una película buena no tanto por su narración – un poco lenta- , sino por las actuaciones de algunos de los personajes destacando a Williams y Branagh, que logran dominar, trasmitiendo las vidas de estos controversiales e importantes personajes.

Y para terminar, entrando en otros detalles más técnicos, el largometraje muestra una buena ambientación escenográfica, el vestuario, puesto que corresponde a la época, la calidad de la imagen es también acorde con la película, hay momentos donde se resalta claramente la belleza de la actriz, cuenta con un guion limitado que cumple con los esquemas de este tipo de producciones (Biopic). La banda sonora, es muy convincente y precisa, sobretodo en escenas cargadas de sentimientos, convirtiéndola en una cinta sencilla, agradable y merecedora de elogios.

No hay comentarios:

'; (function() { var dsq = document.createElement('script'); dsq.type = 'text/javascript'; dsq.async = true; dsq.src = '//' + disqus_shortname + '.disqus.com/embed.js'; (document.getElementsByTagName('head')[0] || document.getElementsByTagName('body')[0]).appendChild(dsq); })();
Con la tecnología de Blogger.