La mierda arde, primera traducción al español del escritor Petr Sabach


Madrid.


Por primera vez, se da a conocer al lector hispanohablante, al escritor emblemático de la literatura contemporánea de la República Checa, Petr Šabach (1951). El autor de los best sellers, laureado con el Premio Karel Čapek. Magnífico novelista y cuentista, sobre cuyos libros se han hecho numerosas películas, destaca por su típico humor satírico, irónico y hasta negro conocido en Espaňa ya en los autores checos como Jaroslav Hašek, Bohumil Hrabal o Milan Kundera. Sus libros que se desarrollan en la época del comunismo y poscomunismo, nos ofrecen una mirada a las pequeñas vidas cotidianas de la pequeña gente cotidiana del país centroeuropeo, suscitando, sin embargo, grandes preguntas. Petr Šabach es un autor consagrado e imprescindible para conocer la literatura europea contemporánea.

La mierda arde, considerado tanto por los lectores como por la crítica un best seller, fue escrito en 1994 y desde entonces se vendió sólo en Chequia más de 150.000 ejemplares en más de diez reediciones. Sirvió de base para una película de mucho éxito, y fue traducido a varios idiomas. Está formado por tres relatos: “La apuesta”, “Bellevue” y “Agua con zumo”. En el primero, dos amigos apuestan para ver quién consigue aguantar más tiempo sin respiración. La protagonista del segundo relato es una adolescente que quiere convertirse en varón. Y el último, trata del desconcierto de una generación que rompe con la ideología comunista de los padres y no encuentra cómo vivir en el contexto viciado. Todas las historias están contadas con una gran maestría y desde un amable punto de vista humorístico, sorprenden por sus finales y nos dejan un sabor agridulce y muchos temas sobre los que reflexionar.


Petr Šabach (Praga, 1951), escritor y guionista, es uno de los narradores más brillantes y populares entre los escritores checos contemporáneos. Se graduó en Bibliotecología, y en Teoría de la Cultura en la Universidad Carolina de Praga. Desde 2001 es escritor independiente.

Šabach comenzó su carrera literaria con la publicación de cuentos en diversas revistas. Su primera publicación fue la colección de cuentos Jak potopit Austrálii (Cómo hundir Australia), de 1986. En 1994, se publica Hovno Hoří (La mierda arde), que se convirtió en el modelo de los filmes Pelíšky (Casas acogedoras) y Pupendo. En el 2001 publicó Opilé banány (Plátanos borrachos). El éxito de la novela, lo llevó a la- escritura de Čtyři muži na vodĕ aneb Opilé banány se vracejí (Cuatro hombres a flote, o sea, Retorno de los plátanos borrachos), en 2004. Continúa su escritura con Ramón, en 2005. Su siguiente novela Občanský průkaz (Carné de identidad), de 2006, fue llevada al cine con la cinta del mismo nombre por el director Ondřej Trojan en el 2010. En 2009, se edita su libro de cuentos Škoda lásky (Wasted Love).




Miloš Němec:


La mierda arde es una sucesión de historias de humor libremente unidas por el tema de la eterna batalla de los sexos entre hombres y mujeres. La novela fue el modelo de la famosa película Pelíšky, aunque también aparecieron algunas escenas en Pupendo, ambas películas de culto de la cinematografía checa. Los recuerdos divertidos de la infancia, la dificultad de madurar, las experiencias e historias de sus amigos. Todo escrito en el estilo personal (un poco tabernario) de un cuentista extraordinario. Las historias se sitúan en los tiempos no tan remotos de la furiosa construcción del socialismo. La distintiva poética de Petr Šabach es a menudo ruda, grosera, igual que la misma vida.


Igor Kedzierski:


La narrativa de Šabach es espontánea y se fundamenta en una imaginación excesiva. Šabach es un autor absolutamente centroeuropeo, algo que corrobora su sentido lúdico, su espontaneidad y la coloquialidad de su narrativa.


Josef Chuchma


Aunque Petr Šabach es descrito como un escritor más o menos humorístico, el humor en sus textos es un producto indirecto de la melancolía. La principal fuente de su escritura son los recuerdos del tiempo pasado y la añoranza, aunque se tratara de un tiempo (personal o históricamente) miserable. A pesar de sus evidentes altibajos artísticos, la obra de Petr Šabach tiene permanentemente algo simpático. Se trata del fundamento de sus relatos: Šabach celebra y reivindica las pequeñas alegrías de la vida, ofrecidas a la gente “pequeña” a pesar de la época y las circunstancias sin por ello lanzarse a una opinión oportunista.

No hay comentarios:

'; (function() { var dsq = document.createElement('script'); dsq.type = 'text/javascript'; dsq.async = true; dsq.src = '//' + disqus_shortname + '.disqus.com/embed.js'; (document.getElementsByTagName('head')[0] || document.getElementsByTagName('body')[0]).appendChild(dsq); })();
Con la tecnología de Blogger.