¿Puede la letra de la música popular ser considerada como literatura?


Por: Rubén Blades


13 de Octubre, 2016

El premio de literatura otorgado a Bob Dylan ha provocado todo tipo de reacciones. Entre ellas, las quejas de un sector que considera que la letra de la música popular solo debe servir para entretener; que debe ser un vehículo exclusivo para el escape; que es vulgar y por lo tanto no puede ser considerada como de serio nivel intelectual. Me parece que esa perspectiva es sumamente elitista y por lo tanto, sesgada.

Precisamente, hace décadas conversábamos sobre ese tema Gabriel García Márquez, colombiano, Premio Nobel de Literatura 1982, y este servidor, Rubén Blades, panameño y músico.

Él estaba completamente de acuerdo con que la música popular era capaz de producir letras y argumentos de alto contenido y nivel literario. Por eso fue que una vez escribió que lamentaba el no haber sido el escritor de "Pedro Navaja". Acompañando a la posible exageración esta la indiscutible realidad de su respeto y consideración al argumento y a la forma en que presente la narración del episodio.

De aquella conversación propuse varias cosas, para resolver el tema de una vez por todas:

1. Yo escribiría un cuento corto, original y lo editaría para que no excediera los 7 minutos;

2. Lo incluiría en uno de mis discos de "Salsa" pero sin anunciar que era, en efecto, un cuento corto;

3. Cantaría ese cuento corto de manera espontánea e instantánea,, sin arreglo musical previo y sin instrumentos.

4. Solo haría un solo intento en la grabación, para que fuese honesta y el resultado inmediato producto de mi sentimiento puro, (sin ensayo, ni repetición para cubrir errores).

Gabo, sonriendo y con esa chispa de niño travieso en los ojos, solo me dijo: "Dale".

Y así lo hice. Escribí un cuento de unas catorce páginas originalmente. Para el experimento, las reduje a la descripción de una parte de la trama, ocupando dos hojas solamente y surgió un cuento corto cortísimo, que titule GDBD, ("Gente despertando bajo dictaduras").

Ahora, por favor, para efecto de la discusión, les ruego leer detenidamente el cuento.

Luego de la lectura, por favor, escuchen la versión "salsa" que hice de GDBD, incluida en el Album

BUscando America, con Seis del Solar), sello Elektra.

Después de haber leído el cuento y escuchado su grabación, por favor, consulten con sus profesores de Literatura, Español, Academias de la Lengua y semejantes, y/o envíen emails al Nobel de Literatura Mario Vargas Llosa preguntando si GDBD califica o no como un cuento corto.

Si la respuesta es afirmativa, entonces la música popular aporta, y puede contribuir al género de la literatura universal.

Evitemos la discusión desde perspectivas elitistas. Dylan merece el premio, por la calidad de su trabajo y por el haber continuamente sostenido esa calidad a través de experimentos y renovaciones.

Solo lamento el que la perspectiva de la Academia Sueca no haya sido más amplia. Autores como Chico Buarque, del Brasil, merece igualmente esa consideración. No solo es un excelente compositor, ("Construcción") sino que además es dramaturgo y ha publicado novelas muy bien recibidas.

El argumento a favor del aporte del músico popular hubiese sido más completo de haber sido el premio compartido con Chico y se hubiese reconocido así la contribución literaria musical proveniente de una parte importante de la América no sajona.


GBDB | https://youtu.be/NR0jbHJ90W8

Despiertas, no has podido dormir muy bien

Te levantas, caminas y pisas uno de los charcos de orine

Que el nuevo perro ha dejado por toda la casa

Maldiciendo, entras al baño brincando en una sola pierna

Enciendes la luz y restriegas el pie sobre la cubierta

Que tu esposa le puso al excusado

Vas hasta la bañadera blanca, abres los dos grifos del agua

Y controlas la temperatura

Levantas la cosa esa que no sabes cómo se llama

Y que hace que el agua salga por la regadera

Te bañas, no cantas, sales de la tina

Te secas con una toalla que dice "disneylandia"

Te subes a una balanza que da siempre pesos diferentes

Pero aproximados

Cuando te estás afeitando, suena el despertador

Tu mujer abre los ojos, mira la hora

Lo apaga, se levanta, de su lado de la cama

Cada uno tiene su lado de la cama

Cada uno tiene su lado en todo

Tú la sientes saliendo del cuarto, rumbo a la cocina

El vecino de arriba prendió el tocadiscos

Terminas de afeitarte

Te limpias las cortaditas con papel higiénico

Que se te queda pegado a la piel

Te pones el desodorante, "24 horas de protección constante, "

Un poco de colonia para después de afeitarse

Te arde la cara, sales del baño

Pisas otra vez el orine del perro

Le mientas la madre, en voz alta

Tu esposa, desde la cocina, te pregunta qué te pasa

Tú le explicas a gritos por qué no quieres otro perro en la casa

Mientras te secas el pie con la toalla mojada que dice "disneylandia"

Ella se aparece y silenciosamente seca con un trapo el charco de orine

Vas al closet y sacas la ropa que te vas a poner miras el reloj

Hueles el café, te vistes, no encuentras la correa

Te haces la corbata dos veces porque la primera vez

La parte de atrás te quedó más larga que la parte de adelante

Vas a la cocina, tu esposa ya preparó tu desayuno

Le hablas otra vez del perro, ella, sin contestarte

Te recuerda que hay que pagar la cuenta de la luz

Y la matrícula de la escuela de los chiquillos

Cuelgas tu jacket del borde de la silla

Y te sientas en la mesa de la cocina

Tu esposa enciende el radio

Están transmitiendo las noticias

Mientras escuchas, mojas el pan en el café

Como te enseñó tu papá cuando eras niño

Suena el teléfono, tu esposa lo contesta, es para ti, de la oficina

Hoy van a arrestar al tipo, va un carro a recogerte, que lo esperes abajo

Cuelgas el teléfono, vas a tu cuarto, abres la segunda gaveta del armario

Tu gaveta, sacas tu libreta y los lentes negros, vas a la cama

Levantas el colchón y sacas tu revólver

Vas a la cocina, tomas tu jacket y lo pones todo en el bolsillo de adentro

Tu esposa te observa, le das un beso al espacio, al lado de la mejilla

Que ella no devuelve, o sí? abres la puerta y bajas por la escalera de madera

Saltando los escalones de dos en dos

Llegas a la calle, ves al camión recogiendo la basura

Aún está oscuro, pero huele a mañana, varón

Tomado de: https://www.facebook.com/Medoro.Madera.Oficial/?fref=nf


*Texto enviado por Antonio Acevedo Linares.

No hay comentarios:

'; (function() { var dsq = document.createElement('script'); dsq.type = 'text/javascript'; dsq.async = true; dsq.src = '//' + disqus_shortname + '.disqus.com/embed.js'; (document.getElementsByTagName('head')[0] || document.getElementsByTagName('body')[0]).appendChild(dsq); })();
Con la tecnología de Blogger.