Retratos en un mar de mentiras, de Carlos Gaviria


Tomado de Retina Latina


De larga trayectoria como director de fotografía y realizador de documentales y series de televisión, Carlos Gaviria debutó en el largometraje de ficción con este drama que va de lo íntimo a lo sociopolítico a partir de la historia de Marina (Paola Baldión), una joven de clase baja sumisa, reprimida y con múltiples traumas (amnesia incluida) que vive en condiciones más que precarias.

Cuando su abuelo abusivo (un hombre borracho y golpeador) muere en un alud, ella queda en condiciones de emprender un largo viaje junto a su primo Jairo (Julián Román), un fotógrafo ambulante extrovertido y mujeriego, con la idea de reclamar las tierras familiares que les fueron expropiadas durante el conflicto armado (la película es de 2010). En su periplo hacia la selva descubrirán que las injusticias no son sólo urbanas, sino que la miseria y el horror se extienden por buena parte del territorio colombiano.

Las desventuras comenzarán en plena ruta (la película en ese pasaje tiene una estructura clásica de road-movie con mucha música e imágenes pintorescas), ya que el viejo Renault 4 en el que viajan no sólo tendrá problemas mecánicos sino que además ellos serán testigos de requisas y tiroteos. Ya en destino las cosas no resultarán más afables porque apenas llegan a exponer su situación serán víctimas directas de la violencia extrema del lugar.

Retratos en un mar de mentiras pendula entre el melodrama y el cine político con irrupciones de comedia negra y absurda e incluye ciertos pasajes de realismo mágico. Premiada en festivales como los de Cartagena, Guadalajara, Valladolid, Bogotá, Viña del Mar y Amiens, entre otros, la película expone un panorama contundente y desolador sobre la violencia generalizada, las víctimas del conflicto armado (la protagonista va recordando de a poco su terrible historia que se va reconstruyendo mediante flashbacks), las desigualdades y un machismo ancestral que tiene a la mujer en condiciones siempre desfavorables, aunque con una mirada humanista, una sensibilidad y un vuelo poético que permiten vislumbrar que no todo está perdido.

Por Diego Batlle, de OtrosCines.com, para Retina Latina

No hay comentarios:

'; (function() { var dsq = document.createElement('script'); dsq.type = 'text/javascript'; dsq.async = true; dsq.src = '//' + disqus_shortname + '.disqus.com/embed.js'; (document.getElementsByTagName('head')[0] || document.getElementsByTagName('body')[0]).appendChild(dsq); })();
Con la tecnología de Blogger.