Cuento: el atraco

Por: Lucia Gómez / Bogotá.


Amiga.... Fue la voz que de repente escuché y acto seguido un brazo que rodeaba mi cuello.

En ese instante no entendí nada. La voz no me parecía conocida y mucho menos la cara de la mujer que me había abrazado, entonces comprendí de pronto que era víctima de una ladrona. Rápidamente me vi rodeada por tres hombres mal encarados y esa mujer, me dio miedo, pero trate de disimularlo, así que seguimos caminando como si de verdad ellos fueran mis amigos.

La mujer me dijo entonces en voz baja pero amenazadora: "Mona deme todo lo que tiene y no grite o la chuzo”. Yo con voz baja y evidentemente asustada le dije "pero si yo no tengo nada", uno de los hombres saco un puñal, y mi respuesta fue abrir mi bolso... El hombre me arrebató el bolso y lo vació. Cayeron a la calle mi colección de colores y papeles, nada de dinero, me miraron con violencia. -¿Y el dinero?, preguntaron. -No tengo, les dije, - Y en los bolsillos que lleva, volvieron a preguntar. -Solo papeles, les dije y en respuesta volteé mis bolsillos, otra colección de papeles embardunados se regaron por el suelo. Me miraron con rabia.

Uno de los hombres me dijo entonces -Bueno mona, deme su celular... - Ay, pero si no llevo.... les conteste, y volví a mostrarles mis bolsillos, impacientes y frustrados los hombres me llenaron de insultos y la mujer me dio un puñetazo.... después se fueron corriendo.... quedé en mitad de la acera temblando y con ganas de llorar... Pero afortunadamente no sufrí un daño mayor.

Cuando llegue a casa, y después de un tiempo empecé a caer en cuenta, ese día llevaba puesto mi uniforme de maestra de preescolar... un uniforme ancho con grandes bolsillos, debajo de ese uniforme estaba vestida con ropa informal, llevaba jeans ese día, pero por el uniforme, no podían verse.... ni tampoco los bolsillos de mi chamarra en donde había puesto mi celular y mi dinero.

Pensándolo bien ese día solo me lleve un gran susto, pero no salí ni herida, ni tampoco lograron robarme nada; y a esos ladrones la experiencia si les debió resultar frustrante. Ahora lo recuerdo y me hace gracia lo que paso, y por supuesto, mi dinero y las cosas valiosas siempre las llevo bajo mi uniforme, es un buen seguro.

Lugó

No hay comentarios:

'; (function() { var dsq = document.createElement('script'); dsq.type = 'text/javascript'; dsq.async = true; dsq.src = '//' + disqus_shortname + '.disqus.com/embed.js'; (document.getElementsByTagName('head')[0] || document.getElementsByTagName('body')[0]).appendChild(dsq); })();
Con la tecnología de Blogger.