El mundo de la gratitud de Alexandra González Cardozo


Bogotá.


La Maestra en artes, con énfasis en proyectos Culturales de la Universidad de Los Andes, Alexandra González Cardozo, ha puesto en circulación su obra El mundo de la gratitud, un interesante libro que permite redescubrir al lector, -por conducto de 40 motivaciones especiales-, la sustancial conclusión que deja en claro que las personas que ofrecen agradecimiento permanente, de continuo, igualmente, son las más felices.

En la capital colombiana, en la sede de los Exalumnos Uniandinos, se presentó este volumen bibliográfico que contiene 30 capítulos y que en el transcurrir de sus 192 páginas, bajo los escenarios de los 5 océanos del planeta, -pacífico, atlántico, boreal, austral e indico-, la autora discurre analogías invaluables que perfectamente coligen que se puede ser exitoso y feliz cuando se parte de una conducta constante de gratitud al entorno, al Altísimo y a cuanto nos rodea, particularmente a la naturaleza y al contexto de personas y seres vivos de marcada influencia que nos acompañan en este peregrinaje en la esfera propia de nuestra vivienda planetaria. Ciertamente, la alegría que concede el comportamiento audaz de permanente gratitud, asimismo, se traduce en transformación del cuerpo, del alma y del espíritu, advierte la escritora.

Los desafíos que se plantean son realmente retos edificantes, a partir de tomar la determinación de ser agradecido, para de esta forma, disfrutar de un mejor nivel y calidad de vida, sana y en paz. Es indiscutible que la tristeza y la ingratitud hacen mella hasta en los huesos.

A partir de sus propias experiencias, vividas en su infancia y adolescencia, González Cardozo, lleva a cabo una apología profunda al agua como fuente de vida, atrapa al lector en los ilimitados escenarios oceánicos para prohijarle un comportamiento de inmensa gratitud por todas las cosas incluyendo aun las vicisitudes, en el entendido de que la ley del agradecimiento aleja la tristeza y la enfermedad y contribuye, día tras día, a destruir las congojas y abatimientos y a dejar atrás los lamentos que causan tanto dolor y que nada bueno traen a las personas.

Las aguas del océano indico refieren los recursos materiales, las del océano austral correlativamente las acciones; las del océano boreal las pequeñas grandes cosas; las del océano atlántico las relaciones humanas y, por último, las del océano pacifico la vida personal; todas ellas con un hilo conductor que nos dejan la gran enseñanza de que quien experimenta permanentemente el sentimiento del agradecimiento perfecciona su espíritu para reencontrarle el verdadero sentido a la vida y para estar en las mejores condiciones para recibir lo mejor que pronto vendrá.

No hay comentarios:

'; (function() { var dsq = document.createElement('script'); dsq.type = 'text/javascript'; dsq.async = true; dsq.src = '//' + disqus_shortname + '.disqus.com/embed.js'; (document.getElementsByTagName('head')[0] || document.getElementsByTagName('body')[0]).appendChild(dsq); })();
Con la tecnología de Blogger.