En conversación con Ana Garralón


Por: Camila Melo Parra / Bogotá.


“Hoy en día hay libros suficientes como para que todo el planeta lea: lo importante ahora parece encontrar tiempo, silencio y un ambiente propicio para la lectura.” Ana Garralón ​

La ganadora del Premio Nacional de Fomento a la Lectura 2016 en España, visita el país para compartir su experiencia en la formación lectora.

No se trata de leer más únicamente. También se trata de leer mejor. Colombia viene adelantando de años para acá diferentes estrategias para fortalecer y mejorar los índices de lectura a nivel nacional. Para ello ha ejecutado múltiples iniciativas lideradas por el Gobierno Colombiano, para que la cifra de 1,9 libros leídos al año en Colombia, ascienda a 3,2 en 2.018. Además del Plan Nacional de Lectura y Escritura ‘Leer es mi cuento’ y el Plan Distrital ‘Leer es Volar’ presentado en abril durante la 29ª versión de la Feria Internacional del Libro de Bogotá, la empresa privada contribuye en este esfuerzo por crear el hábito de lectura, aumentar los niveles de la misma y apoyar para que Colombia sea un país más educado de Latinoamérica en 2025.

Dentro de este gran esfuerzo, en la cadena de valor del sector editorial y educativo, es imprescindible destacar uno de los principales roles, unos agentes que se encargan de incubar este propósito: los promotores de lectura. Ana Garralón docente, traductora y crítica literaria especializada en literatura infantil y juvenil le ha apostado a ese camino desde la década de los 80, y ha liderado procesos para dinamizar y propiciar una experiencia vital y enriquecedora entre los lectores y los libros que consumen.

Actualmente es docente en el Máster de Literatura Infantil de la Universidad Autónoma de Barcelona y en la Universidad de Zaragoza, y gran parte de su trabajo está enfocado a analizar, valorar y difundir los libros informativos, sobre este tema ha impartido talleres y conferencias en instituciones como la Fundación Germán Sánchez Ruipérez (España), el Banco del Libro (Venezuela), Fundalectura (Colombia) o Conversas ao Pé de Página (Brasil), entre otros. Colaboró con el Plan Nacional de Lectura que llevó a cabo la Secretaría de Educación Pública (México) entre 2000 y 2006.





La autora de Historia portátil de la literatura infantil y Leer y saber. Los libros informativos para niños de Panamericana Editorial conversó con nosotros y esto fue lo que nos contó:

-Camila Melo: Creciste en una casa sin libros, en una época franquista, cuando te acercaste a la literatura, ¿crees que de cierto modo se propició algún tipo de catarsis, de resistencia y de libertad?

​-Ana Garralón: Yo comencé a leer con pasión muy tardíamente: a los doce o trece años. Mi infancia fue la normal en aquel país: escuela, vacaciones, un entorno de familia tradicional, etc, así que mis comienzos como lectora no tuvieron nada que ver con temas políticos, sino más bien para encontrar un lugar que me aislaba de mi entorno a la vez que me permitía ​entrar en otros mundos diferentes. Me gusta pensar en mi biografía lectora como un ejemplo de que cada persona es lectora de manera diferente, sin importar si alguien le leyó de niña o no, si tuvo libros en su casa o no... Como una elección personal que, en mi caso, me ha acompañado toda la vida.

-C.M. ¿En qué momento descubres que los libros son una experiencia profunda y significativa?

​-A.G. En la adolescencia descubro que el libro me permite un espacio interior significativo. En algún momento casi todo gira en torno a los libros: leo reseñas, colecciono revistas, armo mi propia colección. Es mi mundo, muy diferente al que me rodeaba, elegido de manera voluntaria. ​

-P.E. Cómo crees que promotor de cultura, humaniza, y fortalece la relación entre los lectores y los libros hablando de una era de nuevas tecnologías de la información

​-A.G. El promotor de lectura crea espacios donde el libro es el centro de interés. Ofrece variedad, descubre libros, regala momentos singulares. Hoy en día hay libros suficientes como para que todo el planeta lea: lo importante ahora parece encontrar tiempo, silencio y un ambiente propicio para la lectura. ​

-C.M. Cuáles son las virtudes de los libros informativos en la actualidad.

-A.G.​ La gran creatividad de sus creadores, libros que se presentan en su totalidad aceptando los límites de un formato, libros que no quieren estar en las escuelas sino en los corazones de los lectores. Libros que juegan con las fronteras entre los géneros (ficción, álbum, cómic), que rinden homenaje a asuntos personales de sus creadores, que se alejan de lo académico para explicar que el mundo es un lugar interesante, fascinante y lleno de emoción. ​

-C.M. En un post de tu blog titulado los pequeños rebeldes, aseveras que pese a que andamos en un momento de revoluciones sociales, la literatura infantil ha dejado atrás a esos niños con espíritu revolucionario y ha hecho legitima la imagen del niño al que el “pis le huele a vainilla”. Cómo crees que la cultura y particularmente los libros nos otorgan desde niños herramientas fundamentales para ser mejores seres humanos, ciudadanos y profesionales.

​-A.G. En la actualidad hay tantos libros "para" que hay una especie de madrastra pedagógica en la producción de libros para niños. Todos quieren dejar claro para qué sirve un libro. No sé si los libros nos hacen mejores seres humanos (hay otra entrada en mi blog sobre esto: "los libros no sirven para nada"), pero sí que los que son lectores tienen esta posibilidad de estar en otros lugares, de vivir la empatía que permite identificarse con otras vidas, de asomarse a abismos que nunca verían en sus vidas y disfrutar de la literatura, entendida esta como la habilidad que posee únicamente el género humano para explorar la complejidad del lenguaje. Con los libros informativos entramos en el mundo de las preguntas: las preguntas nuestras que nos harán ser críticos y nos permitirá interpretar la realidad desde nuestro punto de vista. Viendo las tantas situaciones en que nos dan respuestas a preguntas que ni siquiera hemos formulado nosotros mismos, el libro es un espacio de desarrollo personal. ​

No hay comentarios:

'; (function() { var dsq = document.createElement('script'); dsq.type = 'text/javascript'; dsq.async = true; dsq.src = '//' + disqus_shortname + '.disqus.com/embed.js'; (document.getElementsByTagName('head')[0] || document.getElementsByTagName('body')[0]).appendChild(dsq); })();
Con la tecnología de Blogger.