Libros para entender la historia

El equipo de Stalin


Sheila Fitzpatrick


Stalin no fue el único protagonista de la historia de la Rusia soviética después de la muerte de Lenin. Sheila Fitzpatrick, una de las máximas autoridades en la investigación sobre la Rusia de Stalin, puede ahora renovar, gracias a la apertura de los archivos rusos, nuestro conocimiento de unos personajes que no sólo colaboraron en la política de Stalin sino que, tras el suicidio de su esposa, se convirtieron en sus compañeros habituales. Seguimos con ellos la historia de los años peligrosos de la colectivización, las Grandes Purgas, las derrotas iniciales de la segunda guerra mundial, la decadencia del dictador, cuando sus propias vidas corrieron peligro, y luego, tras su muerte, el proceso que acabó con la ejecución de Beria y el triunfo de Jrushchov.





El informe Hitler


Henrik Eberle | Matthias Uhl


Este informe se escribió para un único lector: Josif Stalin. En mayo de 1945, recién conquistado Berlín, unos agentes del NKVD merodean entre las ruinas de la cancillería del Reich para cumplir una orden de Stalin: averiguar si realmente Adolf Hitler había muerto. Pero el dictador soviético también sentía curiosidad por los métodos empleados por Hitler para hacerse con el poder y mantener un feroz control sobre la población alemana. Los agentes del NKVD pronto descubrieron entre los prisioneros alemanes a dos importantes cautivos, Otto Günsche y Heinz Linge, ayudantes personales del Führer que gozaron de su confianza durante años y que cumplieron la orden final de quemar el cadáver del dictador tras su suicidio. Desde su captura hasta 1949, Günsche y Linge desgranaron, para el llamado Informe Hitler, los rasgos de la vida privada de éste que más podían interesar a Stalin.





El sitio de Leningrado


Michael Jones


El sitio de Leningrado, que los alemanes mantuvieron durante 872 días, de septiembre de 1941 a enero de 1944, fue uno de los episodios más heroicos de la segunda guerra mundial y uno de los asedios más terribles de la historia. Los alemanes bombardeaban la ciudad cuatro horas al día, entre las ocho de la mañana y las diez de la noche, a la vez que la sometían a un hambre extrema, que dio lugar incluso a actos de canibalismo; en enero de 1942 la dejaron sin electricidad ni agua corriente. Hitler había ordenado que no se aceptase ninguna propuesta de rendición; su propósito era exterminar a todos los habitantes, ya que no quería supervivientes que hubiera que alimentar. Lo que mantuvo la resistencia e impidió que los alemanes ocuparan la ciudad no fue la fuerza del ejército soviético, sino la voluntad colectiva de sus habitantes que, a costa de cerca de un millón de muertos, supieron hacer frente a la barbarie, sin dejarse abatir. Michael Jones ha reconstruido esta extraordinaria historia basándose sobre todo en el testimonio de los supervivientes.





Historia de Rusia en el siglo XX


Robert Service


La historia de Rusia en el siglo XX se ha renovado profundamente en los últimos años, en especial después de la apertura de los archivos soviéticos. Nuevos libros sobre la revolución de octubre, la NEP o Stalin han cambiado y enriquecido nuestra percepción de los hechos, en un proceso al que el propio profesor Robert Service ha contribuido con una biografía de Lenin. Pero lo que no teníamos aún, hasta este libro, era una visión de conjunto de la evolución de Rusia a lo largo del siglo, que no sólo incorporase los hallazgos sobre la revolución o el stalinismo, sino que analizase también ese otro medio siglo mucho menos conocido que va de Jruschov a Yeltsin, que Service nos muestra con una nueva luz, más allá de los tópicos de la guerra fría, en un libro que nos permite entender las causas del fracaso de la perestroika y del hundimiento del sistema soviético.



No hay comentarios:

'; (function() { var dsq = document.createElement('script'); dsq.type = 'text/javascript'; dsq.async = true; dsq.src = '//' + disqus_shortname + '.disqus.com/embed.js'; (document.getElementsByTagName('head')[0] || document.getElementsByTagName('body')[0]).appendChild(dsq); })();
Con la tecnología de Blogger.