El Archivo General de la Nación restaurará parte de las embarcaciones en Colombia



Documentos de principios del siglo XIX de la Armada Nacional, que dan cuenta de aspectos relacionados con las embarcaciones del Caribe, pasan a intervención en conservación en el Archivo General de la Nación.

Se intervendrán carpetas de gran formato pertenecientes al fondo Enrique Ortega Ricaurte (Sección Colecciones), que contienen información variada sobre los nombres de los comandantes, los oficiales de infantería de marina y el cirujano, las dimensiones, las listas del equipo logístico, material de armamento de guerra (artillería) y de armamento marítimo (ramo de inspección, ramo de ingenieros, aparato de maestranza, víveres, aguada y velamen) y anotaciones sobre el estado de embarcaciones como la goleta de guerra "La Atrevida", la corbeta de guerra "Boyacá", la fragata de guerra "Cundinamarca", pailebot cañonero "Independencia" y el bergantín de guerra "Pichincha", entre otras, las cuales fueron partícipes de las batallas libradas en el Mar Caribe entre 1824 y 1829.

Además, se encuentran documentos como: relación de "aspirantes de la Escuela Náutica del Apostadero de Marina de Cartagena" de 1824 y "Estado General del Depósito Hidrográfico (existencias en Cartagena en 1832), notas sobre acciones de guerra, entre otros.

-¿Cómo lucen esos documentos?
-Son unos cuadros de formato superior al estándar (más grandes que el oficio), elaborados en papel manual, con todo su verjurado, su marca de agua y sus bordes irregulares, y en papel industrial de diferentes calidades, por lo tanto, de diferentes gramajes, texturas y calibres. Algunos son totalmente manuscritos y otros tienen la estructura impresa y fueron compilados a mano en tinta negra. Algunas de las características de estos testimonios de la historia de los defensores de nuestros mares son, por un lado, la impecable caligrafía, en ocasiones tan diminuta que hay que acercarse o leer con lupa y por otro, la marca de la imprenta, que es uno de los retos en el tratamiento de conservación, porque si se prensan con mucho peso, se puede perder y uno de nuestros principios como restauradores, es el respeto al original. Algunos otros tienen letras adornadas, recuadros de trazo grueso, líneas punteadas muy finas.




-¿En qué estado se encuentran?

-Por ahora se está trabajando la carpeta No. 1. Encontramos todos los tipos de deterioro: de los 254 folios de los que consta esta carpeta, se puede decir que un 95% presenta deterioro físico, debido a la irregularidad de sus formatos (oscilan entre 30X22cm. y 55X39cm), las condiciones en las que posiblemente estuvieron almacenados y la manipulación a la que fueron sometidos, la mayoría presenta suciedad generalizada, manchas, rasgaduras, dobleces irregulares y deformación de plano.

Al parecer, hubo alguien que al ver los documentos rasgados, quiso evitar que se perdiera información y optó por adherir unos trozos de papel a manera de puentes sobre la rasgadura o sobre un área faltante significativa. Buen intento, pero a veces es "peor el remedio que la enfermedad", entonces, hubo necesidad de removerlos.

También, al hacerse necesario el uso de formatos grandes, por la cantidad de información a referir, hay folios añadidos mediante cola de origen animal o vegetal, para alcanzar el tamaño requerido, generando tensiones y deformación de plano.

En cuanto al deterioro químico, se observa cambio de coloración por la oxidación del soporte en un 60% aprox. y transparencia y perforación por tintas oxidadas en un 30% aprox., del total de los folios.

Como manifestaciones de deterioro biológico, se encuentran pigmentos, faltantes y debilitamiento de soporte debido a la afectación por hongos y por insectos, que ya están inactivos, afortunadamente.

-¿En qué consiste la intervención?
-Se hace una historia clínica donde se anota el estado de cada folio, los análisis de laboratorio (en caso de ser necesario para identificar los agentes deteriorantes) y qué tratamiento requiere cada uno en particular. Se toma el registro fotográfico y se toman los correctivos necesarios. Por ejemplo, la limpieza superficial, la desinfección en caso de los hongos, los refuerzos estructurales en rasgaduras y faltantes, según necesidad. Lo que intentamos es prolongarles la existencia para ser consultados.

-¿Qué va a pasar con estos documentos después de la intervención en conservación?

-Una vez estabilizados, pasarán a un proceso de descripción de donde saldrá un catálogo y un procedimiento reprográfico con el fin de ofrecer la copia en consulta y así evitar la manipulación directa de los soportes originales, los cuales reposarán en una Planoteca, con las debidas condiciones de almacenamiento definitivo.

Con este tipo de intervenciones el Archivo General de la Nación propende por rescatar el patrimonio documental del país y ponerlo al servicio de la comunidad.Información: Ministerio de Cultura de Colombia.

No hay comentarios:

'; (function() { var dsq = document.createElement('script'); dsq.type = 'text/javascript'; dsq.async = true; dsq.src = '//' + disqus_shortname + '.disqus.com/embed.js'; (document.getElementsByTagName('head')[0] || document.getElementsByTagName('body')[0]).appendChild(dsq); })();
Con la tecnología de Blogger.