El escritor Miguel Rojo se mete en la piel del marido vengativo

No. 7671 Bogotá, Miércoles 22 de Febrero de 2017 



Mientras unos dan plomo, nosotros damos pluma
Jorge Consuegra




El escritor publica Siempre estaré a tu lado.


Son muchas las páginas de suceso que a diario deja la violencia machista; sin embargo es poca la literatura que aborda el tema. Uno de los autores asturianos más importantes ha tomado el tema desde la ficción y la primera persona. Para contar las contradicciones de alguien que decide asumir la violencia, Rojo le pone voz a un marido que, para vengarse de su mujer, decide secuestrar al hijo de ambos.

Miguel Rojo rompe con las moralejas en su nueva novela Siempre estaré a tu lado (Ediciones Carena, 2017). Y las rompe desde la conciencia de un escritor que pretende conmocionar que, más allá de todas las consideraciones, es lo que se espera de una buena novela. Como en su momento lo hicieran Dostoiesvski en Crimen y castigo, o Camus en El extranjero, Miguel Rojo intenta pensar como la persona que trasgrede la ley, ser el verdugo en el también confluye la violencia y la ternura. Un hombre, negado al divorcio que ha decidido su mujer, quien ha emprendido otra relación, decide vengarse en lo que más le duele: su hijo, el niño de ambos. La terrible opción es el secuestro. Así comienza una loca huida en motocicleta durante cinco días que los llevará al sur de Francia. Un rapto contado en primera persona, sin tregua, desde la desesperación y el dolor que puede causar una decisión semejante. La estructura de la obra, en lugar de capítulos, se divide en cinco días. Cada día de la historia es otro paso más en la agonía de la madre y del propio secuestrador. El niño es la víctima que poco sabe de la realidad que lo amenaza. El lector asistirá al drama como si fuese un periodista que reconstruyera los hechos.

Miguel Rojo asegura que su intención fue descifrar los motivos que llevan a una persona a cometer semejante actuación. El autor considera “que el libro bucea en las tinieblas del corazón de un hombre que se enfrenta a un choque brutal de sentimientos donde se mezclan el odio hacia la esposa que lo acaba de abandonar y el amor hacia el hijo en común; la necesidad de la venganza está ya servida a través del hijo. A lo largo de la huida y secuestro del niño vamos descubriendo todo lo de ruin y violento que hay en el protagonista (sus complejos e inseguridades, su machismo recalcitrante, la justificación de su violencia), pero también, el lado más tierno hacia su hijo”.



En Siempre estaré a tu lado amor, celos, odio, venganza y ternura se mezclan bajo la mirada desquiciada del protagonista, que trata de herir a su mujer en la persona que más quiere: su hijo.

Esta novela es una road moving que nos conduce en línea recta hacia lo más oscuro y desgarrador del corazón del hombre. Y lo que es peor; a la realidad que a diario muestran las páginas de sucesos de los periódicos. El horror contado en primera persona por quien lo propicia, pero también por quien lo sufre.

Miguel Rojo (Zarracín, Tineo, Asturias) compatibiliza su labor de profesor con la escritura. Escribe tanto en asturiano como en castellano. Es considerado uno de los escritores referentes del movimiento asturiano conocido como Surdimientu. Su obra abarca novela, cuento, literatura infantil y juvenil, así como poesía. Ha escrito guiones para la televisión y uno de sus relatos ha sido llevado al cine. Colabora habitualmente en prensa como crítico literario.

No hay comentarios:

Con la tecnología de Blogger.