La lectura como compromiso

No. 7650 Bogotá, Miércoles 1 de Febrero de 2017 



Mientras unos dan plomo, nosotros damos pluma
Jorge Consuegra





Se inicia el año escolar y como siempre, la lectura es un gran tema transversal que requiere mayor atención en las comunidades educativas. Es obvio. El mundo se mueve en torno de la lectura. El siglo XXI exige altas competencias en lectura. Ella es un vehículo que transporta y guía el conocimiento. La lectura es el acervo inmaterial por excelencia que ha mantenido viva la historia de la humanidad. Y la escuela es un escenario donde se disfruta, se goza, se conversa sobre libros, temas, autores, personajes: allí se aprende a leer y se forman lectores.

Al dar la bienvenida al encuentro con la lectura en el ámbito escolar, queremos hacer la invitación para nos propongamos este año, leer más, comprender más, divertirnos más con los libros. Cada día salen al mercado nuevas obras, nuevos autores, nuevas carátulas acogedoras que nos motivan para ser cada día mejores lectores. Entonces, es conveniente que nos hagamos propósitos para este año en torno de la lectura. Por ejemplo, elevar, subir el número de libros leídos por cada uno de nosotros (estudiantes, docentes, profesionales) durante el año. Libros leídos con gusto, con motivación, sin afanes, solo convencidos de que leer es el más enriquecedor de los hábitos humanos.

Desde luego, cada cual puede hacer su propósito personal, pero como país, debemos mejorar, superar esos obstáculos de por qué no suben los índices de libros leídos por habitante en Colombia. Queremos que Colombia sea un país lector, y eso se puede lograr desde cada uno de nosotros, y con el apoyo de entidades estatales y privadas. Tengamos la certeza de que si mejoramos nuestros niveles de lectura, el siglo agigantado que vivimos nos permitirá abordar el conocimiento, la ciencia, la tecnología, las autopistas de la información, con mayor placer, gusto, satisfacción.

Propendamos porque este año sea el de mostrar avances personales, profesionales, académicos, institucionales en lectura. Para tal fin, debemos pensar y reflexionar la lectura a partir de los diversos campos del conocimiento, dándole el privilegio de jalonar estos procesos a la literatura. Toda lectura imagina pero la literatura abre todos los vasos comunicantes que nos facilitan la conversación con el mundo. En consecuencia, planes, proyecto y programas se deben poner en marcha mirando hacia la transversalidad con el impulso dado por el campo de las humanidades. Ojalá que cada institución elabore su consigna para este año sobre la lectura. ¿Un ejemplo? ¿Cuántos libros leo?, Leer para ser mejor ciudadano, Oiga, mire, vea: leer es chévere, Compartamos la dicha de leer… Como dice Daniel Pennac, “ El verbo leer no tolera imperativo”.


Por: Armando Montealegre A. Autor de Juegos Comunicativos: estrategias para desarrollar la lectoescritura (Magisterio), Estrategias para desarrollar oralidad, lectura y escritura: relato de vida, yo te cuento, tú me cuentas (Magisterio).

Artículo tomado de http://www.magisterio.com.co

No hay comentarios:

'; (function() { var dsq = document.createElement('script'); dsq.type = 'text/javascript'; dsq.async = true; dsq.src = '//' + disqus_shortname + '.disqus.com/embed.js'; (document.getElementsByTagName('head')[0] || document.getElementsByTagName('body')[0]).appendChild(dsq); })();
Con la tecnología de Blogger.