Memoria de derrotas, la novela póstuma de Rafael Baena



Bogotá. El próximo miércoles 22 de febrero, Darío Jaramillo Agudelo y Margarita Valencia conversarán sobre la novela póstuma de Rafael Baena.

La cita es a las 7:00 p.m. en la Librería Lerner sede Norte (Carrera 11 # 93 A – 43, Bogotá).



Sinopsis


Marcelo es un reconocido editor que enfrenta una grave afección pulmonar. Eloísa, su exesposa, es ahora la mujer de Juan Eugenio Cavadía, un talentoso autor de novelas históricas al que Marcelo edita, pero sobre todo envidia por haberse quedado con la mujer a la que él todavía ama. De cara a la muerte, Marcelo sentirá la necesidad de escribir e iniciará una exploración alrededor de posibles argumentos para la que él aspira sea su gran obra, un testimonio del doloroso desarrollo de su enfermedad, de su pasado y de la cotidianidad de sus últimos días en compañía de los amigos, los hijos y los nietos. Memoria de derrotas, la novela póstuma de Rafael Baena, es un relato arriesgado y conmovedor que reconstruye las pasiones y los fantasmas de la vida de su autor.


Sobre la obra por Darío Jaramillo Agudelo


«No es una autobiografía, ni unas memorias, mucho menos un ensayo. Ni es un róman a clé, ni mucho menos una novela. Tampoco es una crónica, ni un reportaje, ni mucho menos un collage. Pero es todas esas cosas al tiempo. Y más.

Baena sabía que le quedaba poco tiempo y era como si matara esas horas prescindiendo de pudores y de circunloquios y decidiera contar su vida junto con lo que él se imaginaba que era su vida, sumando a la gente y la cultura que le tocó vivir. Y, ya que se iba, no tenía que ser complaciente, ni bien pensante, ni convencional. Podía decir lo que diera la puta gana. Y podía decirlo como le diera la gana, cambiando las cartas, escondiendo y revelando las cartas.

Lo notable, lo divertido, lo más brillantemente literario de todo ese juego, es el trastoque de las identidades, por ejemplo, y hay más, la más visible, la identidad de Marcelo, el personaje que tiene epoc y que espera la muerte: por esos datos muy obviamente, es el propio Baena, aunque por otros no lo sea. Pero al mismo tiempo, Juan Eugenio Cavadía, el tipo que más detesta ese ¿Baena?, el mismo que le quitó a su mujer, es un novelista que escribe novelas históricas y que, por esa misma razón, es un desdoblamiento, otra vez, del mismo Baena. Como ya lo había hecho en Siempre fue ahora o nunca. En otras palabras, esa aparentemente simple estructura pasa a ser una realidad ficcional en cuarta y hasta en quinta dimensión.

El hilo principal del libro póstumo de Baena es la historia de Marcelo, pero –con sentido lúdico- el autor intercala argumentos de novelas suyas que se quedaron entre el tintero y que cumplen el papel de moderadores de la intensidad del relato principal que está siempre mirando la muerte cara a cara; diferentes formas de amor, el amor a la nieta, el amor a sus mujeres, en fin, el amor como nombre impreciso del sexo. También hay sátira, y de la buena, la principal, quizás, al sistema de salud que le tocó padecer, una crítica que va más allá y que lo pone a uno a pensar en qué tan absurdas son las ideas de enfermedad, de medicina, de relación médico - paciente en la sociedad que nos tocó (sobre)vivir. Una apuesta literaria audaz, brillante, arriesgada, un libro que se devora».

No hay comentarios:

'; (function() { var dsq = document.createElement('script'); dsq.type = 'text/javascript'; dsq.async = true; dsq.src = '//' + disqus_shortname + '.disqus.com/embed.js'; (document.getElementsByTagName('head')[0] || document.getElementsByTagName('body')[0]).appendChild(dsq); })();
Con la tecnología de Blogger.