Tus ​besos son mi memoria. ​Ciclo de poesía celeste​



La Delegación en Sevilla de la Asociación Colegial de Escritores de España, sección autónoma de Andalucía, ACE-Andalucía en colaboración con La Carbonería, organiza Tus besos son mi memoria. Ciclo de poesía celeste, durante los días 9, 16 y 23 de marzo de 2017, a partir de las 20h en La Carbonería, c/ Céspedes, 21. Sevilla.

Este acto se enmarca dentro de la Programación de Primavera 2017 “Espacios de pensamiento y literatura” de la Delegación en Sevilla de la Asociación Colegial de Escritores de España, sección autónoma de Andalucía, ACE-Andalucía.​​

Tus besos son mi memoria. Ciclo de Poesía Celeste consta de tres jornadas poéticas con el siguiente calendario:


9 de marzo. María José Collado y Manuel Senra.

16 de marzo. Ana Isabel Alvea Sánchez y Pedro Luis Ibáñez Lérida.

23 de marzo. Antonia María Carrascal y Tomás Sánchez Rubio.



El acto será presentado por Juan Clemente Sánchez.



Pensamiento y palabra poética se verán complementados con la interpretación al piano de Mariano Alda.

Con este Ciclo la Asociación Colegial de Escritores de España, sección autónoma de Andalucía, ACE-Andalucía reivindica del olvido la figura literaria de Pedro Manuel Sánchez Melendo



Señala Pedro Luis Ibáñez Lérida sobre el autor:

“ (…) no tenía oficio ni beneficio, salvo el de la escritura que no le procuraba ningún ingreso económico. Más bien lo contrario. Era hijo del éxodo rural. Su familia emigró a la ciudad de Sevilla desde la población cordobesa de Villa del Río. A comienzos de los setenta, la tercera parte de la población vivía en las ciudades de más de 100.000 habitantes. Se dedicaba a consumir su libertad en las bibliotecas. Era un lector voraz. Huía de los “apósitos literarios” como él definía a quienes se revestían de la elegante superchería cultural para granjearse el favor de la nueva hornada política y sus intereses alejados de lo que sentenciara María Zambrano, “La cultura es el despertar del hombre”. España en 1977 regresaba de los tonos grises que había expandido la dictadura a través del NODO, y cantaba “todo es de color” en las voces gitanas de Lole y Manuel. Su trayectoria fue apenas un fulgor pero lo suficientemente intenso para rememorar la peculiar formulación literaria, impregnada de insaciable sensibilidad. Así, en uno de aquellos “manuales de nostalgia” como él mismo gustaba nombrar a las revistas –el azar me las descubrió, ajadas por el tiempo y la humedad, en una antigua librería de lance en el barrio de Triana ya desaparecida- y que conservo en la cajita de plata de las emociones antiguas que aún respiro, escribe: “En mi existencia, tejado agrietado de dos aguas, el huerto de tu casa crece en esa pequeña hendidura que la ausencia forjó de luz. Allí todo es azul y mi conciencia se pierde. Dejo de tener pasado. Tus besos son mi memoria”. Sutil elegancia del suicida, que se vistió de gala para saltar al vacío desde el cuerpo de campanas de la Giralda donde reza esta inscripción, "Turris Fortissima Nomen DNI. Proverb. 18". Era el verano de 1979. Su muerte, una anotación en el periódico local cuando aún, como los atraques de los barcos en el muelle, se nombraban a los muertos con nombre y apellidos.



La hermosa obra pictórica Paisaje azul, de Marc Chagal fechada en 1949, ilustra el cartel de la convocatoria.

www.aceandalucia.org

No hay comentarios:

'; (function() { var dsq = document.createElement('script'); dsq.type = 'text/javascript'; dsq.async = true; dsq.src = '//' + disqus_shortname + '.disqus.com/embed.js'; (document.getElementsByTagName('head')[0] || document.getElementsByTagName('body')[0]).appendChild(dsq); })();
Con la tecnología de Blogger.