#NoticiasFilbo: Jorge Eliécer Pardo, escritor de la Frágil memoria, presenta su tercera novela en la FILBo



En la Feria Internacional del Libro de Bogotá 2017, Cangrejo Editores presenta la tercera novela de ambicioso proyecto novelístico de Jorge Eliécer Pardo, El Quinteto de la frágil memoria. Se trata de Trashumantes de la guerra perdida, una historia profundamente humana donde la saga de los Guzmán recorre el país en busca de la esquiva felicidad en medio del conflicto armado colombiano. Relatos de la vida diaria de seres anónimos que divagan con la esperanza de la paz.

El telón de fondo de este libro es la Historia de Colombia. Hechos trascendentales, desde los años 20 hasta los 70 del siglo pasado, se mezclan con la cotidianidad de sus protagonistas y develan la modernidad del país.

No es una novela como las que se escribieron sobre la violencia. El autor abandona el lenguaje regional, fragmenta el tiempo en capítulos breves que tejen el magma llevando al lector a la última página, expectante por los acontecimientos, en una prosa ya identificable de Pardo, poética, erótica y épica.

Jorge Eliécer Pardo se atreve, como en El pianista que llegó de Hamburgo y La Baronesa del circo Atayde, sus obras anteriores, a mostrar seres paradigmáticos, en una asombrosa investigación que lo ubican en el género de la novela histórica de América Latina. Recuerda, Santo oficio de la memoria, de Mempo Giardinelli, La república de los sueños, de Nélida Piñón, Palinuro de México, de Fernando Del Paso y El hombre que amaba los perros, de Leonardo Padura.

Trashumantes de la guerra perdida es un libro que nos motivará a leerlo más de una vez por la acertada combinación entre literatura y realidad.




Los críticos han dicho


Académicos y estudiosos de la literatura latinoamericana afirman de las dos novelas anteriores de El Quinteto de la frágil memoria:


Berta Lucía Estrada, de la Universidad de La Sorbona: “El manejo del castellano de Jorge Eliécer Pardo en El pianista que llegó de Hamburgo y La baronesa del Circo Atayde es de una gran riqueza en todos los sentidos, gramatical, verbal, sintáctico. Si se habla de una fuerza descomunal en los libros de Pardo, es, precisamente, el lenguaje”.


“Diría que leer su obra es emprender una aventura a través del idioma; como si cada palabra, cada imagen, cada frase, fuese una nave que nos transporta al pasado, a mundos conocidos o imaginados, existentes o inexistentes, tangibles e intangibles. Pocas veces puede leerse una obra literaria con un manejo tan brillante de la lengua castellana; un lenguaje como pocas veces se encuentra en la literatura”.


El pianista que llegó de Hamburgo y La baronesa del Circo Atayde son una metáfora del eterno incendio en el que nuestras vidas se incineran a cada instante y de la incapacidad del ser humano de reconstruirse y reinventarse a sí mismo”.


El pianista que llegó de Hamburgo y La baronesa del Circo Atayde deberían ser lectura obligatoria en escuelas, colegios, universidades, empresas, partidos políticos, sindicatos; estoy segura de que aprenderíamos mucho sobre nuestra idiosincrasia y entenderíamos este remolino de violencia en el que hemos navegado por décadas”.


Cecilia Caicedo Jurado, Doctora en Filosofía y Letras de la Universidad Complutense de Madrid:

El pianista que llegó de Hamburgo tiene la virtud de testificar pero especialmente de revelar. Y eso hace Jorge Eliécer Pardo, revela el dolor íntimo, el peso de lo público que apabulla al sujeto individual. Y en esto tiene tradición su narrativa”.


El pianista que llegó de Hamburgo no es una novela de amor o desamor, este sentimiento relacionante de importancia en esta obra, funciona solo como intermediario para mostrar dos niveles: guerra-música”.


“Rebeca, La baronesa del Circo Atayde, que es simbiosis de ángel y demonio, no se expresa como dualidad porque las dos fuerzas aladas son unión, síntesis, y camino de expresión”.




“En La baronesa del Circo Atayde la metáfora del Ícaro herido, con la que se consolida el recuerdo retrospectivo del circo y la fiesta del vuelo y el trapecio finalmente conduce hacia una nueva relación: cofre-circo-silencio. Esto significa que ir tras las huellas de la caja de Pandora, es camino necesario para recordar con nostalgia pero con necesidad de construir futuro tanto en el escenario privado como en el público”.



Luz Mary Giraldo, Doctora en Literatura, docente de Universidad Nacional de Colombia: “Como en tantos autores contemporáneos, en El pianista que llegó de Hamburgo el arte es la única salida: en este caso la música que, contrario al amor y su muerte, acompaña. Es arte supremo, verdadera iniciación, fortaleza, redención, religión, es decir, en sentido estricto, religare, unión profunda, vibración del oído al corazón”.


“En La baronesa del Circo Atayde, una vez más, como designio fatídico, el amor se niega a dar plenitud a los sueños del personaje, mientras la historia sigue repitiendo situaciones, llamando a la memoria, destacando hechos irresueltos. De eso da cuenta Jorge Eliécer Pardo: salva del olvido el pasado, rescatándolo de las investigaciones y testimonios al tejerlo en sus ficciones y ponerlo como una sombra que siempre está ahí, activa, violenta, arbitraria y a veces fantasmal alrededor de las vivencias de unos y otros”.


Eugenia Muñoz, investigadora de Virginia Commonwealth University, Estados Unidos: “Jorge Eliécer Pardo en la novela El pianista que llegó de Hamburgo, ha creado su obra maestra. Es un trabajo de una gran envergadura literaria que contiene no solo diversidad de temáticas novelescas, técnicas y estructuras literarias desarrolladas paralelamente entre la no ficción y la ficción”.


“Carlos Arturo con María Rebeca, de La Baronesa del circo Atayde y, Hendrik con Matilde, de El pianista que llegó de Hamburgo, son historias de amor inicialmente logrado y pleno para después perderse sin remedio por la abrupta desaparición y separación, quedando presas del sufrimiento que los lleva a la degradación personal y síquica”.


Luis Carlos Muñoz Sarmiento, Académico y crítico literario: “La historia de El pianista que llegó de Hamburgo no da para cantos a la libertad, ni hay en ella posibilidades de redención o de espacio para la alegría y esto marca una radical diferencia con muchas de las historias asépticas que se promueven, desde la industria cultural, como ejemplos canónicos de la novela contemporánea de y sobre la Violencia. Término, a propósito, manejado de forma caprichosa no sólo desde la cultura oficial o desde la Academia, que casi siempre funciona como eco del establecimiento, sino desde la cultura que el sistema propone como la única válida, la que todos deben leer”.




Fotografías del autor por Mara (Marcela Sánchez)


No hay comentarios:

'; (function() { var dsq = document.createElement('script'); dsq.type = 'text/javascript'; dsq.async = true; dsq.src = '//' + disqus_shortname + '.disqus.com/embed.js'; (document.getElementsByTagName('head')[0] || document.getElementsByTagName('body')[0]).appendChild(dsq); })();
Con la tecnología de Blogger.