Entrevista con Danilo Guío sobre su primer libro “En la montaña solo estábamos nosotros”

Entrevista con Danilo Guío sobre su primer libro “En la montaña solo estábamos nosotros”

Por: Natalia Escallón Liévano / Bogotá.


Danilo Guío nos cuenta acerca de su primera novela En la montaña solo estábamos nosotros.

Con un gran amor por la literatura desde pequeño, logró terminar este manuscrito como la culminación de muchos años de estar escribiendo relatos e historias en cuadernos. Hoy tenemos la oportunidad de leer su obra y deleitarnos con la belleza de su narrativa.


Cuéntanos sobre tu libro

La historia sucede en el campo, en el Departamento de Boyacá, aunque en el libro nunca digo en qué parte de Colombia ocurre, pero se intuye por la narración. Igual, es el lector el que pone el pueblo que le recuerda a su familia, sus orígenes y abuelos. Es en la década de los 50, porque está basado en la infancia de mi papá y mis tíos cuando vivían en el campo. Hay cosas que son crudas cuando se vive en el campo, porque es un lugar muy difícil y más en esa época. Y aunque no hablo del conflicto, porque ya se ha hablado mucho y afortunadamente a mi familia no le tocó directamente; pero sí hay cosas del conflicto que más o menos se tocan por los laditos.

Es inevitable poner partes crudas aunque toca matizarlas y mostrarlas suaves, porque toda la historia está narrada por un niño, el menor de la familia; que al ser el menor tiene la gran ventaja de poder verlos a todos y que nadie lo mire a él. Pero hay muchas cosas que él no entiende, no tiene las herramientas ni la experiencia para interpretar, entonces lo hace a su modo, como un niño. Hay cosas que entiende al revés y eso le da un toque de humor al relato que es lo que a muchos lectores les ha gustado, la inocencia del narrador.


¿Por qué un niño?

Sinceramente cuando empecé a escribirlo es la voz que me salió y se me facilitaba por lo que he dicho anteriormente. Esa voz inocente que ayuda a que el lector sea quien entienda qué es lo que está pasando y que no se lo den todo masticado ni tan literal ni tan exacto sino otro tipo de narraciones que el lector tiene que interpretar qué es lo que está pasando realmente. 


¿Todo esto se puede leer como un homenaje a tu familia?

Sí, aunque el conflicto central es ficción pura, hay muchas anécdotas de mi familia que están ahí y, claro, mis tíos cuando lo leen se ríen, se ponen rojos porque son sus travesuras de niños. Uno crece escuchando todo eso y lo quise plasmar. Es parte del proceso lo que le da color a la historia.

Yo escribo desde muy chiquito pero en cuadernos como para mí; y cuando decidí tomarme más en serio esto de escribir, no es fácil que alguien además de la familia, que todo le parece espectacular y maravilloso, le interese

Entrevista con Danilo Guío sobre su primer libro “En la montaña solo estábamos nosotros”



Háblanos de la experiencia de ser escritor, ¿cómo fue ese proceso?

Yo todavía no me la creo, todavía estoy en la nube porque es un anhelo de toda la vida. Yo escribo desde muy chiquito pero en cuadernos como para mí; y cuando decidí tomarme más en serio esto de escribir, no es fácil que alguien además de la familia, que todo le parece espectacular y maravilloso, le interese. No ha sido fácil encontrar quién leyera mis historias, pero cuando llegó fue muy gratificante. Que una persona externa diga esto es bueno, queremos publicarlo y que más personas lo lean es una sensación muy bonita. Y cuando lectores que no conozco se acercan y me dicen “qué libro tan chévere, me gustó, me hizo reír, me hizo llorar” eso es lo que me llena. Contar historias que a la gente le gusten. 


¿Qué sentiste ese primer día cuando viste el libro en las vitrinas de las librerías?

A mí se me aguaron los ojos, porque era un sueño hecho realidad. Ver mi nombre bajo el título del libro que escribí es una sensación muy bonita, algo puramente emotivo y una sensación de logro.

Toda la vida quise escribir novela, tengo muchos cuentos escritos pero escribir un buen cuento es algo muy difícil. La novela también pero permite componer las cargas por el camino


¿Cuánto tiempo te llevó escribir el libro?

Escribir el manuscrito me tomó un mes. La disciplina es escribir mínimo 1000 palabras diarias durante 30 días. Así lo hice. Había días que salían 2000 palabras pero otros solo 800. Pero al final de los 30 días hay un manuscrito con un volumen considerable. Después de ese mes se corrige porque ese primer escrito no es publicable, es apenas un esqueleto. Entre correcciones y correcciones más el mes que me tomó escribirlo yo creo que fueron dos años de trabajo no continuos, lo trabajaba, lo corregía y lo dejaba descansar un tiempo. Porque de lo contrario uno no ve sus errores. Lo dejaba descansar y a los dos meses volvía y lo sacaba y encontraba cosas nuevas. Más o menos a ese ritmo fueron dos años.


¿Qué es lo más difícil al escribir un libro?

La disciplina. Ideas todos las tenemos, historias también, pero sentarse a escribirlas y pulirlas lo suficiente para llegar a tener un libro requiere de trabajo y esfuerzo. Y esa es la parte difícil.


¿Qué fue lo que más te gustó de haberlo escrito?

La sensación de haberlo logrado; el día 30 que puse el punto final y escribí “fin”. No tengo ni idea que vaya a pasar con ese texto pero escribí una novela. Más de 30.000 palabras, nunca pensé que fuera a hacerlo. Darme cuenta que sí tengo la disciplina y poder sacar esa historia que como decía es un homenaje a mi familia, y me daba vueltas y vueltas en la cabeza y ahora que salió tengo nuevas ideas. Esa historia estaba haciéndome ruido y necesitaba salir. Fue liberador.


¿Qué buscas lograr a través de tus letras?

Entretener, conmover. Que se rían, que lloren, pero sobretodo que pasen un buen rato leyendo.


¿Cómo ves a Colombia para los escritores nuevos?

Creo que hay una explosión bien interesante de editoriales independientes que se fijan mucho en los nuevos escritores; y veo que se les están abriendo campo a las voces nuevas en las editoriales tradicionales. En los últimos días he asistido a varios lanzamientos de libros de personas de mi edad y menores y es maravilloso ver que tanta gente está escribiendo y que hay espacio para todos, hay un interés, supongo que hay un mercado si no, no habría ese interés, y sobretodo pienso que es el momento de las escritoras jóvenes, de las mujeres. La voz de la mujer en una época fue ignorada y hoy hay escritoras muy buenas que valen la pena leer.


¿Por qué elegiste la novela para tu primer libro?

Toda la vida quise escribir novela, tengo muchos cuentos escritos pero escribir un buen cuento es algo muy difícil. La novela también pero permite componer las cargas por el camino. Si el cuento empieza mal no hay forma de rescatarlo, con la novela el lector tiene un poco más de paciencia. Por otro lado la historia que conté no daba para un cuento. Tenía que ser algo más largo, más elaborado.

Entrevista con Danilo Guío sobre su primer libro “En la montaña solo estábamos nosotros”



¿Cuál va a ser tu próximo libro?

Tengo uno en correcciones que tiene un estilo completamente diferente al primero, porque también quería sacarme esa voz, ese narrador, entonces quería narrar algo urbano.


¿Qué le dirías a las personas que quieren leer tu libro?

Que se arriesguen, que se van a divertir un montón, porque es una historia muy sencilla pero es algo que como colombianos a muchos nos ha tocado porque es el origen de muchas personas que hoy viven en Bogotá, entonces se pueden sentir identificados.


Natalia Escallón Liévano

*NATALIA ESCALLÓN.

Fotógrafa, artista y galerista promotora de la cultura en Bogotá y anfitriona de varios eventos culturales. Directora del proyecto Arte Latente a través del cual se busca crear espacios en donde se comparta el arte y se la trate como una actividad cotidiana entendiendo y disfrutando de todos los beneficios que trae como ser más observadores. Leer más AQUÍ
Sígala en 
Facebook: Natalia Escallón Lievano Instagram: @nataliaescallonlievano

No hay comentarios:

Con la tecnología de Blogger.