Amerindios en el épico cantar

Por: Ramiro Lagos


Bajo la luz conceptual de que la poesía está en todas partes, hasta en el penacho fogoso de los indios rebeldes, se me ocurrió escribir mi reciente poemario con el título de Amerindios en el épico cantar. Una de las motivaciones fue la investigación que hizo el académico Hector Orjuela, según la cual, el origen mítico de la literatura colombiana procede del perfil legendario de Yurupary, cuya imagen se enmarca en uno de mis cantos épicos. Y así, ya interesado en la literatura indígena a nivel nacional y continental, remarco lo que ya se sabe: que el tema precursor del indiginismo épico, se origina en la pluma del poeta español Alfonso de Ercilla, con su epopeya “La Araucana”. En sus octavas reales se destaca Caupolicán, titán de Indo-América, quien, también fue una inspiración de Rubén Darío y de Santos Chocano bajo “la marcha triunfal” del Modernismo literario.

En la época actual, sobre todo en Colombia la marcha épica del indigenismo reivindicatorio, quizás no sea el tema preferencial de los poetas nocturnales. Por lo tanto mi poemario “Amerindios en el épico cantar” se presenta como la expresión de una disidencia literaria libre, justiciera y revolucionaria que tuvo su comienzo cuando el vate antioqueño, Juvenal Herrera se hizo eco de mi poema “La Gaitana”, publicándolo en su Antología mundial de la poesía revolucionaria (1972). Valga aclarar que mi poema a “La Gaitana” me lo inspiró el poeta español Juan de Castellanos, quien describe a esta primera india guerrillera colombiana, comandando un ejército de 12.000 mujeres. Comanda ella desde la conquista también las fuentes indigenistas de la literatura colombiana en marcha épica. Pero no sólo a “La Gaitana” se le ve en la literatura colombiana levantando su revoltoso penacho revolucionario, hay más de 30 indios heroicos citados con nombres propios por el antropólogo colombiano Luis Duque Gomez, en su libro Introducción al pasado aborigen (1976). De ahí tomo datos, para inspirarme en las luchas heroicas de Tisquesusa, Chanchón, Guanenta y Pipatón, para continuar poniendo en marcha mis octavas reales y juglarías en todo el continente Indo-americano.



Así, Amerindos en el épico Cantar, libro presentado ya en España y en Colombia, aumenta su volumen destacando héroes indios de cada nacionalidad: en Cuba, el cacique Hatuey; en Santo Domingo, Huaracuyo; en Méjico, La Malinche con nuevo perfil; en el Ecuador, Rumuñahui; en el Perú, Tupac Amaru y Micaela Bastidas, en Bolivia, la Mujer Cóndor y Tupak Katary y en Argentina, la generala de América: Juana Azurduy.

Los cantos, finalmente se convierten en una epopeya indígena, que comienza con el enfrentamiento feroz entre hispanos y aztecas. Otra serán las batallas comandadas en la mitad del mundo por el cacique incaico Rumiñahui:

En la mitad del mundo se lucha cuerpo a cuerpo

contra los esclavistas, y dura es la pelea..

Rumiñahui, en vanguardia, comanda sus legiones,

como si fuera homérica, su real odisea.

No hay comentarios:

'; (function() { var dsq = document.createElement('script'); dsq.type = 'text/javascript'; dsq.async = true; dsq.src = '//' + disqus_shortname + '.disqus.com/embed.js'; (document.getElementsByTagName('head')[0] || document.getElementsByTagName('body')[0]).appendChild(dsq); })();
Con la tecnología de Blogger.