El escritor Federico Relimpio habla de Bajo su piel tatuada, su más reciente libro

Por: Libros y Letras.


El escritor español Federico Relimpio es médico y gracias a su profesión encontró la literatura: “Hace tiempo que me percaté de que cada paciente me traía su historia. Solo que me di cuenta de que, detrás, debajo y por todos los lados, había una historia personal subyacente”.

En el 2013 publica su primera novela, K.O.L. Líder de Opinión, en donde aborda de raíz varios males que aqueja la medicina contemporánea: la deshumanización, la pérdida de valores, la ambición desmedida, el cinismo y tantas otras cosas que hicieron de ella un lugar inhabitable.

Acaba de publicar su segunda novela titulada Bajo su piel tatuada, una obra cuyo trasfondo es una grave crisis económica, narra la historia de siete mujeres, ensambladas en un retablo contemporáneo, que tratarán de explicarnos los porqués de un cadáver que muestra las cicatrices íntimas de la juventud de una época extenuada.


- Usted es médico endocrino de profesión, ¿por qué decide sumergirse en la literatura?

La medicina te permite contactar con personas en un momento de fragilidad. Con un mínimo de sensibilidad, aflora ahí mucho más que la enfermedad física. O, mejor dicho, te das cuenta que la enfermedad física está en íntima relación con la del alma, y esta, con la social. La medicina - y más la medicina pública, que yo ejerzo -, te proporciona de un excelente lugar desde el que zambullirte en la condición humana.


- ¿Cómo le aporta la medicina a su obra literaria?

La buena práctica médica te obliga a escuchar con atención, y a estar atento a la expresión, a los signos de descuido personal, vestimenta, acompañante y un largo etcétera que habla por el paciente mucho más de lo que él quiera decir. Luego, a la hora de redactar una historia clínica o exponer el caso, te ves haciendo microrrelatos, sin querer. Si la historia tiene sus recovecos, o está entretejida de avatares, vas recogiendo los mimbres de algo más. Cuando pasas un par de décadas en el menester, eres un narrador, sin saberlo.


- Su primer libro Kol Lider de opinión, ¿es una crítica a la medicina?

Es eso en primer lugar, sin duda. Tras veinte años de profesión, yo tenía una visión muy crítica de las relaciones de los médicos con la Industria Farmacéutica. Yo mismo había tenido una experiencia como líder de opinión a sueldo de la Industria Farmacéutica, y tuve que abandonarlo, asqueado. Por otro lado, en todo el mundo, pero especialmente en mi entorno, el Servicio Andaluz de Salud inicia una serie de medidas de organización ("la gestión clínica") que nos hicieron insufrible el trabajo del día a día, y sin dejarnos prácticamente alzar una voz de protesta. Ese es el detonante para una vocación literaria que se había alimentado durante décadas. Sin embargo, subyacente había algo diferente. Al escribir, dibujaba los contextos en los que trabajaba. Una compañera que lo leyó recientemente me dijo, sorprendida, que creía que iba a encontrar solo una crítica al sistema, y se encontró con una novela social, llena de matices.


- Su más reciente obra, Bajo su piel tatuada, aborda un tema diferente, cuéntenos de esta novela y cómo la concibió.
Como le acabo de comentar, KOL Líder de Opinión está llena de matices sociales. A mucha gente le gustó este aspecto, y me lo dijeron. Yo mismo me encontré a gusto en esto. Nada más finalizar mi primera obra, pensé que ya estaba bien de mirarse el ombligo profesionalmente. Quería centrarme en analizar a las personas para las que trabajaba en el día a día, y que me comunican todo lo que he expresado en párrafos anteriores. Y me encontré una sociedad desgarrada, en crisis, sometida a sistema político hipócrita y cruel. Se merecía su relato y su voz. Había que exponer este relato oculto Bajo su piel tatuada.



- ¿Qué tan universal es el tema que aborda?

En el momento en que dejas que la realidad fluya por tu teclado, y la mezclas con tus lecturas previas, te das cuenta que el pálpito de la vida ha sido la constante de los clásicos que me inspiraron. Por mi obra verán un entorno de pobreza y de dignidad. De lucha, fuera o dentro de los límites de la Ley. De desesperanza profunda. De lucha también contra los límites que te impone un cuerpo feo. Pasión sexual. Amor, verdadero amor. Y el deseo de redención de la propia condición. Y la venganza, como no. Pasiones humanas, todas, en un entorno desdichado.


-¿Quiénes deberían leer Bajo su piel tatuada?

Cualquier persona dotada de sensibilidad e interés por su mundo inmediato, a dos calles. Cualquier persona que quiere comprender los dramas sordos que se desarrollan en su vecindario. Gente interesada en el mundo en el que vive, en las gentes y las pasiones que las avivan o las consumen. Personas con voluntad de ver en cada convecino algo más que una existencia coetánea, sino algo próximo. Incluso íntimo.


- ¿Cómo la ha recibido el público?

Bueno, la obra acaba de salir. Tengo algunas reacciones de gente conocida. Alguna recogida en mi página web. Les puedo destacar las palabras de Keren Turmo:



Bajo su piel tatuada, atrapa al lector con sus verdades. El misterio con el que comienza te lleva a querer saber más sobre la novela y en consecuencia devorar las páginas por las verdades de los relatos de cada mujer."



O, también, las de Ángela Barquero:

"He leído el libro Bajo su piel tatuada: magnífico (sinceramente: me lo he bebido entre dos tardes y un retacillo de mañana). A ver: me parece una novela redonda, que capta el interés con mucha habilidad y que no se puede dejar hasta terminarla, es una novela madura."



- ¿Le interesa conquistar a los lectores latinoamericanos?

Latinoamérica está en mis lecturas desde la primera juventud hasta las que tengo previstas para este verano. Desde mis residentes que vinieron de allá a completar formación médica. Una de ellas, de Ecuador, fue crucial en lo que será mi tercera novela, para darle el dialecto guayaco a un personaje inmigrado de allá. Y otra residente, que acaba de terminar, me ha proporcionado el esqueleto para la cuarta novela a través de la historia de su familia. Fue a otra más de allá que le definí mi peculiar idea de patria: el conjunto de personas que pensasen, soñasen y amasen en Español. Con ello se lo digo todo.

No hay comentarios:

'; (function() { var dsq = document.createElement('script'); dsq.type = 'text/javascript'; dsq.async = true; dsq.src = '//' + disqus_shortname + '.disqus.com/embed.js'; (document.getElementsByTagName('head')[0] || document.getElementsByTagName('body')[0]).appendChild(dsq); })();
Con la tecnología de Blogger.