Reseña. Camino a Trinidad (Pre-Textos) de José Andrés Rojo



Apuntes, d.j.a. / Gozar Leyendo de Luna Libros.

Por: Darío Jaramillo Agudelo



Ya es usual: en muchos libros es imposible distinguir si son ficción o crónica o memorias o biografías o autobiografías. El libro de José Andrés Rojo (español nacido en La Paz, Bolivia, 1958) es así. El telón de fondo es histórico: la Bolivia (y colateralmente la América Latina) de los años sesenta y setenta, la fiebre de los levantamientos armados, desde la guerrilla del Che y las posteriores insurrecciones, en especial la guerrilla de Teoponte: eran 67 ‘guerrilleros’, contra 1250 soldados “más los aviones que los bombardeaban (llegaron a hacerlo con napalm, como en Vietnam)”. Pongo entre comillas la palabra guerrilleros porque su entrenamiento era mínimo; eran más bien sacerdotes obsesos de la revolución, adolescentes mal armados enfermos de un optimismo suicida, ebrios con un discurso donde “había mucha solemnidad, claro, se trataba del futuro, de liberar cadenas, de transformar el mundo. Transitábamos por las palabras más altisonantes con una pasmosa familiaridad, sin el menor sentido del ridículo”. También en el fondo está Así hablaba Zaratustra. Nietzsche es lectura devota del narrador y protagonista durante la misma época en que estaba poseído por la fiebre ciega de la revolución armada. Al final, y por paradoja, de los textos de Nietzsche saldrían las críticas más feroces contra el sectarismo del redentor armado contra el estado en nombre del marxismo leninismo. El retrato que resulta de ahí es “esa extraña mezcla de idealismo y de ciega obcecación, de abierta generosidad y turbio resentimiento, de coraje suicida para redimir el mundo y de gesto puramente nihilista que se agita en sí mismo, cerrando cualquier posibilidad de futuro”.

Esos son los trasfondos. La historia que le da los visos de novela –y, no necesariamente, de ficción– es el relato que hace el narrador de lo sucedido veinte años después a uno de sus amigos de los tiempos de sarampión guerrillero.

No hay comentarios:

'; (function() { var dsq = document.createElement('script'); dsq.type = 'text/javascript'; dsq.async = true; dsq.src = '//' + disqus_shortname + '.disqus.com/embed.js'; (document.getElementsByTagName('head')[0] || document.getElementsByTagName('body')[0]).appendChild(dsq); })();
Con la tecnología de Blogger.