Resultados I Concurso de Cuento Mínimo - Libros y Letras

Boletín N° 5.373, Jueves 15 de Julio de 2010


Ganador 

Mágico 

El show de magia iba a iniciar. El mago se desconcentró y la audiencia desapareció. 

Autor: Andrés Felipe Paris 


Finalistas 

El último sobreviviente 

Luego de la hecatombe universal sólo un hombre sobrevivió a la gran matanza. Y ese hombre solitario balanceándose triste en su mecedora, contempla la desolación infinita y escucha el intenso silencio que ahora ocupa el mundo. Suena el teléfono. 

Autor: Jesús Alberto Sepúlveda 


Prueba de amor 

Cuando la gitana recibió la oreja en la casa pública número uno de la Rue du But d’Arles como muestra del amor de Van Gogh, después de un entendible desmayo, le aseguró a la policía que si de verdad la amara le hubiera enviado la mano que pinta girasoles. 

Autor:jcortes1869 


La última metáfora del poeta 

La bala le entró, profana, por la sien derecha; saliéndole, por la izquierda, convertida en un pájaro. 

Autor: Gabriel Bevilaqua 


Gótico 

Esta mañana sobrevoló la muerte en el piso superior. Arrastró los pies y se podó las alas. Era imposible dormir, como difícil escribir sin el papel delante. Agotado, tomé el ascensor y aceptando la convocatoria trasnochada toqué el timbre en el piso de arriba. Ella no atendió pese a mi insistencia. ¿A quién se le ocurre forzar a una dama de madrugada, cuando se tiene todo para perder? 
No volvió a hacer ruido en todo el día. Pero dudo si tomará a bien lo que escribo. Es probable que al leerlo golpee piso y cielorraso hasta enloquecerme. 

Autor: Carlos Enrique Cartolano 


Sesión redonda 

Hoy estuvimos tan lúcidos los dos. Yo, suelta, despierta, le saqué chispas al diván. Y él, tan elocuente, tan oportuno con sus intervenciones. Fue una sesión redonda. Salí del consultorio encantadísima. Creo que, al fin, yo lo dejé pensando a él. 

Autor: Raquel María Saralegui 


La cita 

La silueta de la mujer se recortaba detrás de los cristales, .Sus cabellos caían como cascada sobre sus hombros. Observaba caer la lluvia. El fulgor de los relámpagos se reflejaba en sus ojos color miel. Esa misma lluvia había ahogado su cita a ciegas. Y estaba triste. Además de sentirse sola, hubiese estado feliz de encontrarse con ese extraño, de compartir un café escuchando el sonido de su voz. Con la lluvia había perdido la oportunidad de tener a alguien a quien amar, y junto a ese amor tener también quien empujara su silla de ruedas.- 

Autor: Luciano Bentancor 


Soñar... 

Camilo, un vagabundo bogotano, rumiando su destino, busca abrigo cerca de las llantas humeantes que se retratan en el río Bogotá. Se envolvió en la cobija que lo acompañaba. Ya el sueño lo alejaba de la realidad. De repente una bella mujer se le acercó y lo invitó a pasar la noche en su casa. En la mansión, se sintió limpió y bien comido. La limpieza de la cama lo acogió. La dueña de la casa se le acercó: 
- ¿Está usted cómodo? 
- Sí, la cama es acogedora. 
- Usted necesita compañía. Córrase un poquito. 
Camilo se corrió, y cayó directo al río. 

Autor: Uriel Bautista Gambo 


O “La tragona” 

Allá, en el norte, donde viven los amos, justo en la ciudad de las letras; habitaban las vocales. Eran las más solicitadas en la nación del lenguaje. Dominaban y formaban cuanta palabra surgía. Eran imprescindibles, indispensables. La i se reía de la pobreza de otros, con su carcajadita ignominiosa; la e aparentaba soluciones que jamás llegaron; la a presidía la dictadura en el gobierno del alfabeto y la u engañaba a la población, con falsas esperanzas de desarrollo. De repente, la gorda o que no paraba de tragar, llegó y de una, se nos comió el cuento. 

Autor: Wilfrido Franco García 


Las anécdotas 

Aún se conserva la vieja casa donde se dieron cita las anécdotas que conforman el patrimonio retórico de la humanidad, una vez que el tiempo decidió reclutarlas para que sirvieran como testimonio de la inefable dicha, la trémula angustia y la lóbrega tristeza, con las cuales el Supremo quiso amasar la salud emocional de sus criaturas, todas ellas elaboradas con extracto de caprichosa imaginación, justamente para que el derrotero de la existencia no resultara constreñido por los rigores del aburrimiento. Ahí permanecerán esas anécdotas en franca promiscuidad, hasta que el silencio resuelva sepultarlas en la tumba del olvido. 

Autor: Mauricio Bernal 


Prefijos para el amor 

Ella insiste: “Lo nuestro no prosperará. En poco tiempo mi fealdad te resultará intolerable.” 
¿Fealdad? ¡Qué disparate! Es, a lo sumo, desbelleza. Enuncio, entonces, los postulados de una neoestética que resalten su ultraoriginalidad facial. 
Le declaro mi amor. Proclamo la llegada de la plusfelicidad. 
Ella, incrédula, pronostica que —en caso de no abandonarla—, le seré infiel. Combato su infraconfianza. Prometo no valerme de un viceamor, ironizando incluso con la posibilidad de ingerir una archidosis de comprimidos antitraición, infalibles ante superpasiones rupturistas. 
Aplicaré la micropercepción, la antinitidez, la subvisión de lo real. Todo, con tal de escaparle a la soledad. 

Autor: Fernando Figueras

4 comentarios:

  1. Creo que el cuento corto del sobreviviente esta mejor que el ganador, tiene mas elementos de fondo, mas estrutura de cuento, corto pero significativo.
    Fernanda. Gracias

    ResponderEliminar
  2. pienso que es justo el ganador

    ResponderEliminar
  3. Me encantó la sagacidad y creatividad del ganador.. Felicidades!.. a los finalistas "bien hecho".. Carmucha

    ResponderEliminar
  4. Me encantó "La última metáfora del poeta" y "Gótico". Felicidades también al ganador.

    ResponderEliminar

Con tecnología de Blogger.