El Rincón del Poeta

Antipoema
Receta para fritar un huevo
Giovanna Chadid

Primero: se debe atrapar a una gallina solitaria, huérfana o en su defecto antisocial.

Segundo: cuando se le tenga prisionera, deberá colgarse de las orejas (como no tiene ponerle unos ganchos) con un gancho de ropa para que no escape.


Tercero: hacerle cosquillas debajo de las alas es una buena técnica para que suelte el huevo, si no lo hace deberás amenazarla de muerte hasta que se rinda.


Cuarto: cantando villancicos creerá que es la madre de un huevo santo y te lo dará por el bien de la humanidad.


Quinto: en una sartén vierte aceite hasta que esté caliente.


Sexto: con mucho cuidado toma una puntilla y un martillo y ábrele un pequeño agujero en uno de los lados, para que no escape.


Cuando lo tengas prisionero tíralo sobre el sartén así grite, salpícale la cara con el aceite, no le des tregua y ríete en su cara.


Por último: cuando se transforme en otra cosa, menos en una célula viviente, cómelo, con confianza, que los sentimientos de culpa no te posean, y recuerda que si llegasen no dudes, solo eres un hipócrita. Al fin y al cabo era solo un ¡huevo!

No hay comentarios.

Con tecnología de Blogger.