“Kamikazes” independientes

Por: Francisco González/ Bogotá/ III Parte. 

Editorial Robot. No siempre la ilustración está puesta al servicio de la historia, a veces la ilustración constituye el todo de la narración. “Cómic y otras vainas” es el slogan que ampara a esta editorial que se presenta como la única especializada en cómic en Colombia, es decir, el cómic es el principio y el fin en esta oferta. Ni manga ni superhéroes, cómic de autor, propuestas propias con un estilo personal. Y para quien crea que se trata solo de dibujitos simples en un librito pequeño, ha de saberse que existe también un criterio de publicación: se busca una voz particular, un estilo propio y una historia bien contada en la que cada elemento cumpla una función específica. “El cómic tiene un lenguaje propio y responde a las necesidades de un lenguaje propio”, aquí el color es también un código de comunicación, un lenguaje; la imagen, su forma y su contenido, es la historia: “lo que hace que un cómic sea cómic es la yuxtaposición de la imagen”. Editorial Robot no propone su obra a un público de nicho, sino se abre a todo el que quiera explorar el mundo del cómic y encontrar otras formas de narrar, de contar y de presentar el mundo. 

Destiempo Libros. Con dos años en el mercado editorial, Destiempo Libros inicia su carrera con una traducción de versos ingleses del poeta Edward Lear. Esta editorial se plantea a sí misma como un espacio alternativo de publicación dedicado a recuperar la voz de autores cuya obra se ha visto rezagada por otras figuras de mayor resonancia, como el caso de Lear y su contemporáneo Lewis Carroll. Dirigida a universitarios, lectores con bagaje y apasionados de la literatura, Destiempo Libros se dedica a ser la voz de voces de otros tiempos. 

La Madriguera del Conejo. De la mano con las editoriales independientes camina otra figura que pretende ofrecer a los lectores un espacio no solo para comprar libros sino también para leerlos y disfrutar la oferta cultural del lugar. La Madriguera del Conejo, que cumple dos años en agosto, es una librería, fuera del marco de las librerías tradicionales que se limitan a ofrecer libros por montón, dedicándose en este caso a contar con una lista de títulos variados que responda a las necesidades de un público amplio interesado en literatura de calidad. Además de ofrecer publicaciones de las casas editoriales ya conocidas y consagradas en el mercado, La Madriguera sirve de salida a editoriales independientes que necesitan un punto de distribución. El beneficio que han encontrado las editoriales con esta librería es el de un trato directo: uno llama a la puerta y el otro responde directamente. 

La valija de fuego. Esta editorial que se inicia como librería hace cuatro años, y como editorial hace tres, empieza su trabajo de edición seleccionando material por afinidad de gustos, así, nace la Fanzinoteca de Rock. Como librería, apoya editoriales emergentes; como editorial, se enfoca en publicar lo que le da gusto, temas por los que siente agrado. Su colección literaria, Odian Editarnos, se propone como un trabajo editorial iconoclasta, dirigido a un público amplio interesado en propuestas alternativas. El primer libro de texto que publica la editorial es Doce pruebas de la inexistencia de Dios. Esta editorial, simpatizante de la libre difusión de la información, se sale del campo de los derechos de autor para inscribirse bajo el concepto editorial “creative commons” que apuesta, precisamente, por la libre circulación del conocimiento. 

Elibros Editorial. “Nuestros libros, electrónicos. Nuestra literatura, eléctrica”. En medio de un inmenso bosque de papel, Elibros Editorial ofrece, desde el 2011, un catálogo de libros electrónicos entre los que se cuenta literatura nacional e internacional, y en este momento se abre hacia el mercado infantil y juvenil con la convicción de que “los que van a ser lectores digitales todavía están chiquitos”. Elibros Editorial se une a las corrientes tecnológicas trabajando una propuesta que redefine los parámetros editoriales. Los libros electrónicos no acaban su proceso editorial cuando el editor los entrega, el mismo lector puede seleccionar y cambiar el formato de edición variando la fuente, el tamaño, el color, y con ello altera la forma final del libro. Esta editorial sabe que se encuentra en un proceso de construcción de mercado y le apuesta firmemente a la innovación que llega con los medios digitales y que amplía las posibilidades de la experiencia que vive el lector con el libro. 

Aquellos son los doce protagonistas de esta historia que se construye alrededor de amantes del libro. Kamikazes dispuestos a inmolarse en el universo de las grandes casas editoriales, se lanzan sin miedo, con la certeza de que bestias peligrosas habitan el mundo exterior y de que el mercado editorial no se salva de ellas, pero en la unión está la fuerza que necesitan no solo para sobrevivir, sino también para salir triunfantes de la batalla que luchan contra la oscura magia que les augura un pronto final. El libro no se acaba. El mercado editorial tiene aún mucho camino por recorrer y las editoriales independientes son, en este camino, una alternativa dirigida a un público cuyos ojos se ponen sobre horizontes inexplorados. Nuevas figuras de la narrativa nacional e internacional, poetas consagrados rezagados en el tiempo, novela gráfica, libros electrónicos, cómic o narrativa secuencial y una literatura infantil especializada y consciente de la complejidad de su joven público son, entre otras, las propuestas que traen las editoriales independientes a la FILBo 2013.

No hay comentarios.

Con tecnología de Blogger.