Perros e hijos de perra de Pérez-Reverte

Tomado de Estandarte.com Arturo Pérez-Reverte reúne en Perros e hijos de perra (que llegará a las librerías a mediados de noviembre) textos en los que muestra su respeto por la lealtad, el coraje y la nobleza de los perros, en contraste con la “muchas veces ruin y miserable” condición humana. “He tenido cinco perros. No hay compañía más silenciosa y grata. No hay lealtad tan conmovedora como la de sus ojos atentos, sus lengüetazos y su trufa próxima y húmeda. Nada tan asombroso como la extrema perspicacia de un perro inteligente. No existe mejor alivio para la melancolía y la soledad que su compañía fiel, la seguridad de que moriría por ti, sacrificándose por una caricia o una palabra”, cuenta Arturo Pérez-Reverte en este libro perruno. 

Perros de presa educados para pelear; un chucho mexicano tuerto y digno; el Fifa brasileño que no era un asesino; Jenny y Boxer, las valientes mascotas de la Brigada Ligera; el chucho español, flaco y bastardo del cuadro de Ferrer-Dalmau; Sherlock, el teckel de pelo fuerte y sólidos silencios, o Sombra, el labrador negro que le esperaba después de regresar de territorio comanche son algunos de los protagonistas de los textos que componen Perros e hijos de perra, y que van desde la admiración por ellos hasta la indignación ante los que torturan, maltratan o abandonan. 

“Cuando desaparece un perro noble y valiente, el mundo se torna más oscuro. Más triste y más sucio”, sentencia Pérez-Reverte en este libro.

No hay comentarios.

Con tecnología de Blogger.