Header Ads

Del papel a la gran pantalla: historias que transformaron generaciones en la FILBo 2018

David Lloyd (V de Venganza), Irvine Welsh (Trainspotting) y Eduardo Sacheri (La pregunta de sus ojos) tienen algo en común: sus obras, verdaderos éxitos editoriales, han sido llevadas al cine, y estarán presentes en la edición 31 de la Feria Internacional del Libro de Bogotá, FILBo, evento organizado por Corferias y la Cámara Colombiana del Libro.


Los escenarios de un estado totalitario, el mundo de las adicciones y la búsqueda de justicia componen las obras cumbre de Lloyd, Welsh y Sacheri, tres autores, provenientes de diferentes entornos, cuyas obras han trascendido las páginas editoriales y se han hecho masivas a través del séptimo arte.

Los autores ofrecerán una conferencia en la que responderán a la pregunta: ¿Qué ganan y qué pierde un libro cuando es llevado al cine?


David Lloyd, el ilustrador


La contribución de David Lloyd (Inglaterra, 1950) en la novela gráfica de los años 80, V de Venganza fue más allá de las palabras y se centró en la ilustración como herramienta principal para retratar un mundo distópico, dominado por la propaganda política y la tecnología como método de vigilancia social. La sumisión, sentimiento que domina la vida de los habitantes de ese escenario, se ve irrumpida con la aparición de V, un terrorista cuya subversión y rebeldía ante ese ambiente desolador, crea una lucha entre la anarquía que motiva sus acciones y el fascismo exacerbado con el que ansía acabar.

En V de Venganza, Lloyd logró captar de forma tan vivida los matices de cada personaje, así como sus emociones más profundas, que su labor trascendió a las palabras del guión de la adaptación cinematográfica de 2006, protagonizada por Natalie Portman, Hugo Weaving y John Hurt, en el que tuvo participación directa al brindar su total apoyo a los productores del filme.




Los autores en la FILBo


Eduardo Sacheri participará en la mesa Entre la épica y la lírica: Grandes jugadas del fútbol, junto a Juan Gabriel Vásquez, Alberto Salcedo Ramos y Sergio Ocampo Madrid, el miércoles 18 de abril.

David Lloyd participará en la conversación V de Venganza con el escritor colombiano Alejandro Pino, el sábado 21 de abril.

Irivine Welsh ofrecerá la charla “Dilemas yonquis” el sábado 21 de abril, compartirá escenario con Jonathan Levi.


Irvine Welsh y las adicciones


Irvine Welsh, autor de Trainspotting, fotografía por Maria Teresa Slanzi.
Irvine Welsh, autor de Trainspotting, fotografía por Maria Teresa Slanzi.


Apasionado por el fútbol y la música punk, inmerso en la literatura desde hace 25 años con Trainspotting (1993), la novela que lo catapultó a la fama, la carrera de Irvine Welsh (Escocia, 1958) se ha sumergido en un mundo en el que la crudeza de las adicciones ha sido la principal protagonista. Su capacidad de abordar escenarios donde las drogas y el sexo repercuten en la vida de sus personajes de múltiples maneras, tanto positivas como negativas, ha cautivado a lectores de todo el mundo.

El también autor de Éxtasis, Acid House, Porno y La vida sexual de las gemelas siamesas, entre otros libros, ganó mayor notoriedad entre el público con las adaptaciones al cine de su novela Trainspotting, que se llevó a cabo en 1996 y su secuela basada en Porno, T2: Trainspotting, estrenada en 2016. 




Eduardo Sacheri


La pregunta de sus ojos, la primera novela de Eduardo Sacheri (Argentina, 1967) y su posterior adaptación a la pantalla grande, El secreto de sus ojos, en 2009 logró darle a Argentina su segundo Óscar, tras el triunfo de La historia oficial (1985), gracias a la mezcla de emociones como el amor, la pasión y la venganza en el marco común de un ideal tan puro como la justicia en todas sus letras y el deseo de su protagonista por saldar cuentas pendientes con el pasado, tanto en su deber profesional como en su sentir personal.

En la novela y su posterior filme, un hombre atormentado por un caso de hace 25 años decide escribir sobre él mismo, y mientras revive el pasado, afloran de nuevo sus sentimientos hacia una mujer que lo ha amado en silencio durante ese mismo lapso de tiempo.

Tanto la novela como la película demuestran que no hay limitaciones cuando se trata de plasmar emociones en el papel o en la pantalla: sufrir, amar, buscar aquello que se anhela por mucho tiempo, son algunos de los ejes temáticos de la historia. Dentro de una trama judicial, Sacheri demuestra que la vida se resume en una sola cosa: evolucionar a través de los deseos más profundos del ser humano.




Foto Irvine Welsh, autor de Trainspotting, por Maria Teresa Slanzi.

No hay comentarios.

Con tecnología de Blogger.