Header Ads

Ministerio de Cultura de Colombia

La Pereza: una editorial independiente que apuesta por el mercado colombiano

Desde este año la editorial latina empezó a distribuir en el país su catálogo conformado por voces consagradas de la literatura hispanoamericana y también dando espacio a las nuevos escritores.

Greity González, Jorge Volpi y Dago Sasiga.

Por: Dulce María Ramos

Autores como Rosa Montero, Sergio Ramírez y Jorge Volpi son algunos de los nombres que integran La Pereza Ediciones, editorial que inició hace seis años Greity González, licenciada en Historia del Arte por la Universidad de La Habana, y Dago Sasiga, poeta y promotor cultural nicaragüense apasionados por la literatura quienes se aventuraron en el reto de crear una editorial independiente.  Es así como La Pereza Ediciones se propuso difundir la literatura hispanoamericana en Estados Unidos y comenzar, a partir de este año, a expandir su mercado hacia Colombia y México.

Actualmente los títulos que se pueden conseguir en Colombia son Manifiesto y PostManifiesto de la Generación Crack; el libro póstumo de Facundo Cabral, En la soledad de un cielo muerto del escritor mexicano Laury Leite y En blanco, primer libro de relatos de la escritora puertorriqueña Consuelo Martínez-Reyes. Próximamente aparecerá la primera novela de la escritora colombiana Juana Restrepo.

-¿Cómo surgió el interés de crear esta editorial? ¿Cuál es la línea editorial? 
- Dago Sasiga: Sencillo, del papel fundamental que han jugado los libros en la vida de Greity y mía; siempre ha sido la literatura la que ha alumbrado las sombras a las cuales irremediablemente se tiene que enfrentar un ser humano.  Nuestra línea editorial abarca cualquier género, siempre que nosotros creamos poder ser capaces de encontrar un lector para el libro que decidamos publicar. Nosotros definimos a La Pereza como una casa editorial de autor; en otras palabras, intentamos que el autor que publica con nuestra editorial encuentre un hogar para su literatura, el hogar donde siempre quiera volver.
- ¿Cómo ven el papel de las editoriales independientes, especialmente en Estados Unidos?
- Greity González: Muy difícil. Creo que hace falta un buen canal de distribución para editoriales independientes, y sobre todo intentar motivar a nuevos lectores; ellos son el futuro, y aquí nosotros, los editores, debemos comprometernos con esa labor. En Estados Unidos mucho del ruido que se genera sobre la literatura proviene de "escritores", quienes leen a otros "escritores" de su generación, en paneles sobre "escritores" de su generación, en reseñas sobre los libros de sus amigos "escritores", y así. Es un círculo vicioso que alcanza muchas veces lo patético. Claro, hay sus excepciones. 
La esperanza en todo esto es que hay trabajo por hacer, y eso nos ilusiona.

-¿Por qué el interés de llegar al público colombiano y mexicano? ¿Cuáles son sus expectativas en estos mercados?
-DS: Creemos tener un catálogo que puede interesar mucho en ambos países. Contamos con autores mexicanos que son muy respetados y leídos en México como Mónica Lavín, Jorge Volpi, Luis Felipe Lomelí, Federico Vite; y jóvenes que han debutado con pie derecho en la literatura: Penélope Cordóva con un libro de cuentos; y Laury Leite con una novela que también será editada en inglés este año en nuestro sello Lazy. 
Y en Colombia tenemos a Rafael Reyes Ruíz. Pronto también, a Juana Restrepo, una joven autora a la que le publicaremos su primera novela. A eso le sumas el interés que puede generar Facundo Cabral, Ernesto Cardenal, Rosa Montero, la Generación del Crack, y muchos más que conforman nuestro catálogo.

-Todo editor antes ha sido un lector empedernido, ¿cuáles fueron las lecturas o autores que los acercaron a la literatura?
GG: Dago es un apasionado de Juan Rulfo, y de esa novela insuperable que es Pedro Páramo. Es su libro de cabecera. También de la obra de Gabriel García Márquez, fundamentalmente de sus relatos. A él le atrae el género del cuento. Ahora está leyendo la obra completa del argentino Roberto Arlt, un autor de culto que debería ser más estudiado. Por mi parte, por mi formación como historiadora del arte, es inevitable que piense siempre a través de corrientes o movimientos literarios. El naturalismo francés y el realismo ruso me han marcado: Zola, Dostoievski, Chejov.  Pero creo que la gran novela que marcó un antes y un después en mí, como ser pensante, es Madame Bovary, de Gustave Flaubert. De todas maneras, ambos no cesamos de leer nunca, y de leer de todo.    

-En su catálogo tienen autores consagrados como Jorge Volpi, Rosa Montero, Sergio Ramírez, por solo mencionar algunos, ¿cómo lograron tener a esos autores?
DS: Estoy convencido que ante nada por la generosidad de ellos, Sergio Ramírez fue el tercer autor en nuestro catálogo, Jorge Volpi el cuarto y Rosa Montero quinta. Un día tomé el teléfono y les expliqué nuestro proyecto, y creyeron en él. Para nosotros eso fue una señal, o quizás les daba buena espina que nuestro primer autor fuera Ernesto Cardenal, quien es para nosotros el faro de La Pereza.  


-¿Qué ha sido lo más difícil que han tenido que enfrentar como editorial independiente? 
GG: Las malas rachas económicas, siempre causadas por nosotros mismos; es decir, malas decisiones que hemos tomado, o riesgos literarios que no han resultado como creíamos. Nosotros nos hemos equivocado en muchos aspectos; pero lo importante, como todo en la vida, es tener el valor de seguir. Por eso, a más de seis años de fundada La Pereza Ediciones, me atrevería a decir que ya es casi imposible que nos detengamos, mientras existan libros por publicar y lectores para disfrutarlos.


No hay comentarios.

Con tecnología de Blogger.