¿Cómo leen a Colombia los escritores extranjeros?

Juan Carlos Méndez Guédez. Foto: Raquel Méndez Roperti

Uno de los invitados a compartir su opinión es el escritor venezolano Juan Carlos Méndez Guédez, autor de La ola detenida,  El baile de Madame Kalalú, Una tarde con campanas El libro de Esther, entre otros libros.


"Antes de leer a Colombia la escuché, la bailé en mi infancia con las cumbias y porros de la Billo´s. Esa lectura melódica tuvo y tiene su continuidad; porque siguió acompañándome en las canciones del Binomio de Oro y ahora más recientemente en Carlos Vives".

"Pero la literatura no canta sino que cuenta, y suele contar heridas y contemplar el lugar penumbroso sobre los que las sociedades no suelen fijar sus miradas".

"La lectura de mi adolescencia fue Cien años de soledad, por lo que mi lectura inicial fue de asombro, de reconocimiento. Pero también estaba Álvaro Mutis, así que durante mucho tiempo sentí que Colombia era el lugar donde habitaba un ángel seductor y peligroso que tenía la facultad de decir a las personas cómo eran las vidas que no se habían atrevido a vivir".

"Esa lectura se ha complejizado con los años. Es el silencio con que Gilmer Mesa soslaya al carnicero de Medellín; es la risa y el desparpajo de Sergio Álvarez, o la lucidez de Juan Gabriel Vásquez y la transformación terrible de los cuentos de hadas que puedo intuir en Jorge Franco. Es también, la pasión por la memoria y los objetos en esas espléndidas novelas de Pedro Badrán. O la adolorida belleza de Piedad Bonnet cuando dice: “Nunca fue tan hermosa la mentira/ como en tu boca”…"

"¿Son ellos un modo de leer Colombia? No lo sé. Pero eso sólo lo puedo averiguar leyéndolos cada vez más. Leyendo cada vez más a una literatura que no deja de crecer, de multiplicarse, de enriquecerse".

No hay comentarios.

Con tecnología de Blogger.