Gente normal de Sally Rooney


Por: Pablo Concha*

La escritora irlandesa Sally Rooney, autora de la aclamada novela Conversaciones entre amigos (Literatura Random House, 2017), nos presenta en su nueva obra, Gente normal, una historia de amor que se desarrolla a lo largo de cuatro años, entre enero de 2011, cuando los personajes están terminando la secundaria, y febrero de 2015, ya muy cerca de concluir la universidad. El escenario es Carricklea, una pequeña ciudad de Irlanda, cerca de la capital, Dublín. Connell y Marianne siempre están cruzándose en la vida del otro. La experiencia de estar juntos en el último año de secundaria, aunque de forma oculta y sin reconocerlo públicamente, y soportando la carga de ansiedad y humillación que eso implicaba, logró sellar un vínculo más duradero y especial que con cualquier otra persona que fueron conociendo y amando en el camino. Los personajes siempre se preguntan y analizan cómo sería su vida ahora, de no haber tenido los malentendidos o desavenencias que por algún motivo les acontecieron. En retrospectiva, siempre les asombra darse cuenta de los errores cometidos y su incapacidad para comunicarse claramente, además de la carga de las palabras no dichas y los sentimientos no comprendidos e incapaces de pronunciarse. Es el miedo al qué dirán, a mantener una posición de popularidad y el descubrimiento tardío y avasallante de lo intrascendente y absurdo que eso resulta… El poco impacto que tiene en la vida real. Marianne se pregunta: “¿Es el mundo un lugar tan malvado que el amor es indistinguible de las más abyectas y abusivas formas de violencia?”.

Gente normal es una novela que avanza a través de diálogos precisos, ligeramente irónicos y directos, acompañados por descripciones simples y una narración efectiva y carente de trucos. Varios meses transcurren entre cada capítulo, pero Rooney va llenando los vacíos con pequeños flashbacks que muestran el progreso de las vidas de Marianne y Connell y cómo siempre intersectan sus rumbos. Debajo de la historia de amor hay temas que subyacen y se tocan en la medida en que afectan las situaciones presentes de los personajes: el abuso físico de un progenitor, la depresión, el bullying, la diferencia de clases sociales, el masoquismo sexual, la dinámica de poder en las relaciones, la incertidumbre e indiferencia respecto al futuro laboral.

Marianne quisiera ser normal, pero no sabe ni entiende lo que eso significa. En el colegio era odiada y se burlaban de ella a pesar de ser rica y vivir en una mansión. Connell era popular, delantero del equipo de fútbol y alguien que le caía bien a todos; sin embargo, era de una clase social baja y no tenía una relación estrecha con ningún compañero y sus interacciones con las chicas lo dejaban exhausto y sintiéndose horrible. En la universidad se invierten los roles: Marianne es popular, escuchada y buscada por muchos hombres, y Connell es el introspectivo que no encaja y se siente alienado. Sin importar lo que pase, sus caminos confluyen y discurren paralelos por tramos extensos. La experiencia de estar juntos siempre es superior y diferente a cuando están con otra gente. Para decirlo claramente, son dos personas que se hacen bien la una a la otra. No obstante, parece que buscaban algo imposible, como reflexiona en cierto momento el narrador del libro refiriéndose a Connell: “Solo quería ser normal, esconder las partes de sí mismo que le resultaban vergonzosas o confusas”. 


Más de la mitad del libro transcurre en el Trinity College de Dublín, donde la propia Sally Rooney estudió Literatura en el año 2010 y de donde sin duda proceden muchas de las impresiones y sensaciones del lugar narradas en la novela y extraídas de su experiencia personal. Además de los diálogos fluidos e ingeniosos, es interesante la manera en que se retrata el dolor emocional y cómo este se transforma en una necesidad de experimentar dolor físico, todo esto mostrado sin ninguna teatralidad o sentimentalismo. La escritora lo expresa claramente mediante una reflexión que hace Marianne en una ocasión: “Si daba la impresión de que la gente hacía cosas sin sentido ante el dolor, era solo porque la vida humana carecía de sentido, y esa era la verdad que revelaba el dolor”.

Gente normal fue seleccionado en la lista de finalistas para el prestigioso premio Man Booker en 2018 y ha sido un éxito de ventas en EE.UU. y Reino Unido. Desde este mes se puede conseguir en Colombia en todas las librerías. Se recomienda estar atentos a la evolución y nuevas historias por venir de esta escritora. 


*Pablo Concha.  Es un escritor colombiano, autor del libro de cuentos de terror Otra Luz y colaborador literario en Libros & Letras y otros medios culturales.

No hay comentarios.

Con tecnología de Blogger.