"Catavientos de El Pajal", poema ganador del concurso de relato y poesía creativa Libros & Letras




"Catavientos de El Pajal", del poeta Saúl Antonio Munevar Martinez, resultó ganador en la categoría de poesía del Primer concurso de relato y poesía creativa Libros & Letras que a continuación publicamos. 



Catavientos de El Pajal

A Segundo Martínez, abuelo

—Abuelo —le susurro.
Háblame una vez más sobre la tierra fundada por pájaros
y bautizada en la grafía con nombre de nido.
Pero el hombre continúa la labor inconclusa de la niñez,
en posición de sembrador de arroz
aprieta cada alfiler con cabeza de pluma
y los clava bajo las uñas de sus pies.
«Hacía mucho viento en la montaña aquel día», dice.
Y le agrega a su voz: «Las plumas son los nervios del viento».
— Abuelo —le susurro. Recorramos juntos el rastro
de los indios papagayeros señalado en la cordillera
por el canto de los emplumados.
Pero sus ojos córvidos parpadean poco para no perderse de nada,
su respuesta es tan larga y silenciosa que pierde el afuera.

—Abuelo —le susurro. Háblame de los seres livianos
que te enseñaron a guardar vientos dentro de las cañas
y las frutas secas. Pero el abuelo termina de sembrarse
y sus huesos suenan cuando la pose endereza.
«Regresaré con la cuarta luna de los emigrantes hacia el sur».

2

Abuelo hace una ocarina con la junta de sus manos
y se dispone a hacer la oración del viento:
Entona entre los dedos una melodía,
regalo de bienvenida bajo un cobertizo de paja
cuando nació por segunda vez entre las piernas de una india.
Ora hasta que se le acaban los pulmones.

Su corazón es un huevo cinerario de fuego.
Su pecho de cuerdas reventadas es una coraza liviana
de nueve cuartos para el amor,
con muchas urnas quebradas por los golpes de la orfandad.
Pega sus ojos contra la ventana:
«Hay que hacer la voluntad de las torcazas
que se estrellan contra El Ojo de Buey Blanco»

Toce con fuerza y todo el cuerpo le suena.
«Guagua», dice mientras me abraza.
«Cuando un hombre muere, deja ver que le faltan alas.
Y cuando cae, deja ver que le falta una sombra;
esa es la más terrible desnudez.»



Saúl Antonio Munevar Martínez. Poeta de Dagua. Estudiante de la Licenciatura en Literatura de la Universidad del Valle. Ganador de varios concursos de poesía a nivel nacional. Sus poemas han aparecido en varias revistas impresas y/o virtuales. Maneja un blog donde aparece parte de su trabajo:
trendepapagayos.blogspot.com. En su fanpage en el que como Tren de papagayos aparece parte de su trabajo publicado.


No hay comentarios.

Con tecnología de Blogger.