Mares e islas de Bogotá, un libro para recorrer la ciudad sin salir de casa



Mares e islas de Bogotá, navegar y derivar el Centro de la ciudad, fue el ganador de la beca biblioteca “Libro Infantil para recorrer el Centro”, del Programa Distrital de Estímulos de la Fundación Gilberto Alzate Avendaño FUGA, en 2019.


Si usted es un amante de la literatura, en especial de aquellas joyas que reposan en los anaqueles de las bibliotecas bajo el título de Libros raros y manuscritos, de seguro este ejemplar le llamará la atención. Mares e islas de Bogotá, navegar y derivar el Centro de la ciudad, es una provocación a mirar la capital y sus lugares de forma diferente cada vez. 

En esta obra, que no es nada convencional, el lector encontrará desafíos y retos para perderse y deambular entre tesoros urbanos. Con elementos como una pirinola, una bolsa porta tesoros, una ficha de hallazgos, tiza, venda cubreojos y un marco, Mares e islas de Bogotá invita a realizar un recorrido por el Centro, un espacio con mucha tradición y curiosos personajes. 

Con esta guía y una gran imaginación, usted podrá visitar una importante zona histórica sin necesidad de salir de su casa. Y si quiere armar plan, invite a su familia. Si ya conoce este sector, no se preocupe, de seguro encontrará información nueva que lo dejará con la boca abierta y redescubrirá este lugar.

¿Cuál es el único requisito para embarcarse en esta aventura? Ser un explorador en todo el sentido de la palabra, y para ello se deben tener características puntuales como una curiosidad sin fin, mirada aguda, oídos muy despiertos, intuición de pirata, pasión por conocer, espíritu de coleccionista, disposición para anotar hallazgos, desconfianza de mercader y pies fuertes. Póngase su traje y que empiece la acción.

El viaje inicia en la FUGA, en la calle 10 con tercera, y siguiendo atentamente las indicaciones y cumpliendo al pie de la letra cada uno de los retos, los aventureros avanzarán en su recorrido histórico por el Centro de Bogotá.

Los exploradores, como lo dice el nombre del libro, se toparán con islas, que es todo lo fijo, es decir edificios, casas, oficinas, fábricas y monumentos. También estarán en contacto con mares, que hace referencia a lo que navega y se mueve, como vendedores ambulantes, carros, motos, animales e incluso las hojas de los árboles.

Por muy experto que sea, es inevitable que se encuentre a la deriva que no es otra cosa que vagar sin rumbo fijo, al azar, como forma de descubrir otra ruta de navegación desconocida. 

Usted entrará en contacto con el patrimonio de Bogotá, que son las cosas y costumbres que por su valor y el aprecio que les tenemos, decidimos que son dignas de conservar para el futuro. Existe el patrimonio material (como las casas y calles), inmaterial (como las costumbres) y natural (como el paisaje de los cerros).

También descubrirá datos como que en la calle 10, donde está la FUGA, han vivido en distintas épocas, personajes relevantes en la historia y las artes del país como la bailarina Delia Zapata, el escritor Rafael Pombo, el lingüista Rufino Cuervo o la libertadora Manuelita Sáenz.

Embárquese en un viaje sin igual en su misma ciudad y demuestre qué tanta imaginación tiene para sortear el hecho de que físicamente no puede estar en el Centro, como lo plantea el libro. Busque nuevas alternativas y recurra a la imaginación o incluso a internet. Recuerde que #EsTiempoDeCrear.



Encuentre la versión digital de Mares e islas de Bogotá, navegar y derivar el Centro de la ciudad, aquí https://bit.ly/MaresEIslasFUGA


No hay comentarios.

Con tecnología de Blogger.