El clásico de Virginia Woolf en una edición ilustrada


En 1928, Virginia Woolf es invitada a dar una serie de charlas sobre las mujeres y la novela. Lejos de cualquier dogmatismo, planteó la cuestión desde un punto de vista realista y valiente. A la pregunta «¿Qué necesitan las mujeres para escribir buenas novelas?» solo cabía dar una respuesta: independencia económica y personal, es decir, una habitación propia. Hacía nueve años que se le había concedido el voto a la mujer y aún quedaba mucho camino por recorrer. Publicado originalmente hace casi un siglo, se ha convertido en un clásico contemporáneo de la literatura feminista.
 
Una habitación propia se ha convertido en un clásico contemporáneo gracias a las nuevas generaciones de lectoras, que siguen encontrando en sus páginas un texto lúcido y de absoluta vigencia sobre muchas de las dificultades a las que se enfrentan las mujeres hoy en día. A partir de la impecable traducción de Laura Pujol, la presente edición, revisada y prologada por Elena Medel y bellamente ilustrada por Sara Morante, está pensada para convertirse en la lectura más completa y definitiva del texto de Woolf que inspire a nuevas generaciones de lectoras, al menos, durante otros cien años.



"Una habitación propia recoge dos conferencias pronunciadas por Virginia Woolf durante el otoño de 1928, según la propuesta de varias sociedades estudiantiles de la Universidad de Cambridge: el 20 de octubre intervino en una actividad organizada por la Newnham Arts Society en el Newnham College, y el día 26 de ese mismo mes en otra que impulsó el club Odtaa en la sede del Girton College. Ambos eran colegios femeninos —el Girton fue el primero que admitió a mujeres, el Newnham el segundo—, fundados por mujeres que habían militado en el feminismo y el movimiento sufragista: la presencia de Virginia Woolf tenía mucho de ideológico, tanto por el contenido de sus intervenciones como por su peso simbólico como modelo —una mujer independiente y brillante, de éxito— para las alumnas. 
 
Ya con el título mítico de Una habitación propia, el libro se puso a la venta en Reino Unido el 24 de octubre de 1929, editado por Hogarth Press con un diseño de sobrecubierta de Vanessa Bell; en la misma fecha se distribuyó también en Estados Unidos por Harcourt, Brace & Co, aunque The Fountain Press se anticipó tres días con una edición de la obra limitada y numerada. La autora transformó en texto escrito para ser leído aquel(los) texto(s) escrito(s) para ser escuchado(s): la prosa de Una habitación propia conserva la energía de la voluntad oral, se recorre a un tempo distinto al de sus novelas, exhibiendo el mismo cuidado y la misma precisión".
 
Tomado del prólogo.



Virginia Woolf

Hija del conocido hombre de letras sir Leslie Stephen, Virginia Woolf nace en Londres el 25 de enero de 1882 y vive desde su infancia en un ambiente densamente literario. Al morir su padre, Virginia y su hermana Vanessa dejan el elegante barrio de Kensington y se trasladan al de Bloomsbury, más modesto y algo bohemio, que ha dado nombre al brillante grupo formado alrededor de las hermanas Stephen. En 1912 se casa con Leonard Woolf y juntos dirigen la editorial Hogarth Press. El 28 de marzo de 1941, la genial novelista sucumbe a la grave dolencia mental que la aqueja desde muchos años atrás y se suicida ahogándose en el río Ouse. Además de Las olas (1931), Virginia Woolf fue autora de novelas tan importantes como El cuarto de Jacob (1922), La señora Dalloway (1925), Al faro (1927), Orlando (1928), Los años (1937) y Entre actos (1941).


*Fotos libro por Libros & Letras

No hay comentarios.

Con tecnología de Blogger.